EFE/Mario GuzmánEFE/Mario Guzmán

Tarot por skype o lectura de líneas de la mano por ordenador

“El futuro no está escrito”, aventura una tarotista mientras destapa las cartas que supuestamente desvelan el porvenir laboral de una de las visitantes de la XVI Feria esotérica de Madrid, que se celebra desde hoy en el invernadero de la estación de Atocha

Madrid (EFE).- Allí, alrededor de un centenar de profesionales de la ‘ciencia del destino’ atienden a quienes creen que las cartas o las líneas de su mano les harán saber lo que, por definición, no pueden conocer: el futuro.

En opinión de Rosa Espacios, directora de la feria, “la gente cree que, como antiguamente, hay charlatanes, sin conocimiento, ni estudios”, sin embargo hoy es posible encontrar a “profesionales como médicos o abogados” entre los videntes, mediums, tarotistas y vendedores que participan en la muestra, a la que el año pasado acudieron unas 25.000 personas según sus organizadores.

Unas manos maduras agarran una bola de cristal para leer el futuro

EFE/Mario Guzmán

Es el caso de Elizabeth Brito, abogada de formación y médium de vocación, que asegura que poco después de la muerte de Jorge Luis Borges logró poner en contacto al escritor argentino con su esposa, María Kodama.

 El más allá

Casi treinta años después, Brito dice no recordar exactamente que le transmitió el autor de la “Historia Universal de la Infamia” y en cualquier caso asegura que este tipo de contactos “son muy privados” y que “dejan mucha paz y refuerzan” a los vivos.

Preguntada sobre qué es lo que le dicen desde el ‘más allá’, Brito ha asegurado que uno de los mensajes que más recibe en sus supuestos contactos es que “la vida es un regalo y no sabemos vivirla”, y zanja: “La hemos complicado”.

En el estand contiguo, uno de los cincuenta que acoge esta feria, el visitante que quiera entender qué significan los surcos de su mano puede comprobar que las nuevas tecnologías también han afectado a las artes esotéricas.

Leer el futuro on line

Ahora es posible ‘leer’ las líneas de la mano gracias a un programa informático de quiromancia ideado por un belga o realizar una tirada de cartas del tarot a través de skipe, un programa de videollamadas que se usa a través del ordenador o el teléfono móvil.

Por 10 euros se puede formular una sola pregunta a las cartas, por 20 las que desee el cliente y por 30 una sesión privada con un vidente en esta feria esotérica, donde se venden amuletos hindúes o tibetanos, mandalas, incienso, piezas de organite o se ‘cocinan’ pociones de alquimia.

“Lo que más viene a buscar la gente son los minerales, como la pirra para atraer el dinero”, ha explicado Espacios.

La directora de la feria, enfermera de profesión, cuenta que su trabajo en el ámbito esotérico es el de ser “consejeros espirituales y ayudar a la gente, no asustarla”.

Los viajeros que recalen en Atocha y quienes confíen en videntes para aclarar su incierto futuro podrán tentar a la suerte hasta el próximo 15 de marzo, día en el que culminará esta XVI edición. EFE

 

 

 

Tagged with:
Posted in Tendencias

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasbanner_EFEtur300x125
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies