TOLEDO, 01/12/2015.- Los chefs con Estrella Michelín Pepe Rodríguez (El Bohio), Manuel de la Osa (Las Rejas), Iván Cerdeño (El Carmen de MontesióTOLEDO, 01/12/2015.- Los chefs con Estrella Michelín Pepe Rodríguez (El Bohio), Manuel de la Osa (Las Rejas), Iván Cerdeño (El Carmen de Montesión) -en la foto-, Fran Martinez (Maralba) y Carlos Huerta (Tierra de Torrico) se unen para presentar el menú realizado con productos Tello y que se distribuirá en Navidades entre los más necesitados. EFE/Ismael Herrero

Toledo, Capital Española de la Gastronomía

La monumental ciudad de Toledo se estrena como Capital Española de la Gastronomía 2016 y abre sus puertas a visitantes de todo el mundo con una oferta gastronómica afamada por sus platos tradicionales, los productos de caza, el mazapán, sus aceites y vinos.

Toledo,  ene (EFE).- La Ciudad de las Tres Culturas, que este año también celebra el trigésimo aniversario de su declaración como Patrimonio de la Humanidad, tiene por delante 365 días en los que sumará la cocina a sus propuestas culturales y patrimoniales.

Para recorrer Toledo y visitar sus monumentos y museos, hay que callejear por un laberinto de calles estrechas y empinadas que abren el apetito de los visitantes, tal y como apunta en una entrevista con la Agencia Efe el marqués de Griñón, Carlos Falcó, vicepresidente de la Real Academia Española de la Gastronomía.

Los chefs con Estrella Michelín Pepe Rodríguez (El Bohio), Manuel de la Osa (Las Rejas), Iván Cerdeño (El Carmen de Montesión), Fran Martinez (Maralba) y Carlos Huerta (Tierra de Torrico) se unen para presentar el menú realizado con productos Tello y que se distribuirá en Navidades entre los más necesitados. EFE/Ismael Herrero

Los chefs con Estrella Michelín Pepe Rodríguez (El Bohio), Manuel de la Osa (Las Rejas), Iván Cerdeño (El Carmen de Montesión), Fran Martinez (Maralba) y Carlos Huerta (Tierra de Torrico) se unen para presentar el menú realizado con productos Tello y que se distribuirá en Navidades entre los más necesitados. EFE/Ismael Herrero
EFE/Ismael Herrero

“Uno visita la Catedral de Toledo o el Puente de San Martín y luego tiene que pararse a comer. Que la gastronomía esté a la altura de lo que hemos visto es algo muy enriquecedor para la ciudad y para los turistas que van a volver más y con mejor impresión si la experiencia gastronómica es muy buena”, expone Falcó, muy comprometido con esta celebración.

La ciudad de Toledo recibió tres millones de turistas el pasado año, siendo referente mundial del turismo interior, y su objetivo es incrementar esta cifra en 2016, superando, incluso, los buenos datos logrados en el Año Greco celebrado en 2014.

Gastronomía propia

El marqués de Griñón destaca que la provincia toledana, al igual que el resto de la región, tiene “una gastronomía propia” y, como ejemplo, cita los productos de caza de los Montes de Toledo: la perdiz, el conejo, la liebre, el ciervo, el jabalí o el corzo.

A este conjunto añade los vinos, sector en el que Castilla-La Mancha es líder de producción a nivel nacional y está mejorando su calidad, así como el aceite de oliva, la miel de la Alcarria o el azafrán.

A la calidad de la materia prima hay que sumar el trabajo de los restauradores, algo que para Falcó es “esencial”, por ello les anima “a reforzar esa oferta gastronómica” y que “animen a los visitantes a disfrutar de todo lo que puede ofrecer esta ciudad maravillosa”.

Una ciudad que recuerda que fue capital de España y que es conocida como la Ciudad de las Tres Culturas, lo que también queda plasmado en su gastronomía.

De hecho, cuando el marqués de Griñón habla de su plato favorito de la gastronomía toledana cita un plato judío, la adafina, un cocido de garbanzos con carne de cordero que se elabora en una olla de barro y que algunos cocineros toledanos “lo saben hacer muy bien, incluso con un toque de modernidad”, afirma.

También incluye entre sus platos predilectos un producto humilde, las gachas, y hace una aportación más suntuosa, el ciervo. Sin olvidar los quesos, el aceite de oliva o las legumbres. Y un buen vino, como los que elabora en su finca de Malpica (Toledo).

A ello, suma “toda la repostería toledana, que es maravillosa” y, en especial, el mazapán, un dulce tradicionalmente toledano hecho a base de azúcar y almendra.

Carlos Falcó también se lanza a hacer otras propuestas para la ciudad de Toledo en 2016 como el hermanamiento de la capital castellanomanchega con Florencia, también ciudad Patrimonio de la Humanidad que atrae a millones de turistas por su riqueza olivarera y oleica.

Y la invitación este año a la ciudad de Carlos Petrini, fundador del movimiento internacional Slow Food, por su defensa de una gastronomía respetuosa con el ecosistema, la biodiversidad culinaria y la preservación de miles de plantas y animales en peligro de extinción.

“Estas dos propuestas son resultado de un reciente viaje a Italia y ya están en marcha. Pero podemos estar abiertos a muchas más”, asevera Falcó.

Todo ello, con el objetivo de convertir la ciudad de Toledo en un referente mundial en 2016 y que su designación como Capital Gastronómica Española sea un éxito. EFE

 

 

Tagged with: ,
Posted in Gourmet

Efe Estilo en Twitter
EFEturbanner_practica-español-300x125EFEempresas
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies