PORTADA DE PAPER CON KIM KARDASHIANPORTADA DE PAPER CON KIM KARDASHIAN
El ritmo del #belfie en 2014

Adiós al año triunfal del trasero generoso

A la espera de que Naciones Unidas se pronuncie y lo admita, 2014 se ha convertido en el año internacional del culo grande, según afirman expertos, periodistas de tendencias y dj oficiales

Madrid (EFE).- El culo, del latín ´culus´, ha estado sobre expuesto en las redes sociales y en los medios de comunicación. La industria musical y de entretenimiento ha encontrado en el trasero el último filón para vender sus melodías, sus divas y otras propuestas quirúrgicas.

El acontecimiento que, sin duda, ha marcado este fenómeno ha sido la aparición de la “auto famosa” Kim Kardashian en la portada de la revista Paper del mes de noviembre.

Nuestro bloguero, Juan Carlos Gomi

Nuestro bloguero, Juan Carlos Gomi

Con sus enormes posaderas al descubierto, reinterpretando una antigua fotografía de Jean Paul Goude (que se prestó a este montaje), Kim consiguió “Romper Internet”, que era la etiqueta que acompañaba a la revista y el objetivo de esta celebración del pompis gigante.

Un redondo trending topic

Este redondo ‘trending topic’ global, ha contado con cómplices musicales de primer orden.

Uno de ellos es la rapera Nicki Minaj que ha desbancado por amplitud y volumen a la reina de la provocación Miley Cyrus. Su tarjeta de visita definitiva ha sido el videoclip “Anaconda”, lanzado a finales de agosto, que supone todo un homenaje a las posaderas en su más escandalosa expresión.

 

Si hace años, los Jackson hicieron popular la canción “Échale la culpa al Boggie”, la explosión del gusto por la curva trasera tiene una responsable: el “twerking”, un baile que consiste en agitar las nalgas, con alegría, moviéndose a un ritmo sincopado.

La exdisney Miley ya escandalizó a medio mundo en la gala de entrega de los premios MTV de 2013 cuando practicó este baile con el cantante Robin Thicke (el machomán de las modelos desnudas del clip “Blurred Lines”). Evidentemente, este año ha sido Nicki quien ha presentado la gala MTV Europe y ha participado, sobradamente, en su versión USA.

Las posaderas, objeto de culto

El culo como objeto de culto en la escena musical ha despertado envidas, celos y respuestas contundentes. Durante años, Jennifer Lopez, que aseguró su trasero en 4,5 millones de dólares en 2012, era la virtud voluptuosa de la mujer latina frente a la palidez recatada de la chica rubia anglosajona como Taylor Swift.

Este año, al ver su trono ninguneado, se alió con la excelsa Iggy Azlea y lanzaron el explícito videoclip “Booty”. Después de verlo puede que no recuerdes la melodía pero seguro que no olvidarás (en tu vida) los golpes del doble “pandero” que aparece en las imágenes.

 

El uso provocador del trasero no ha escapado a parodias salvajes – Major Lazer con “Bubble Butt”– o a simpáticas interpretaciones de éxito tipo “All About That Bass” de una principiante como Meghan Trainor.

Incluso, en el último vídeo de Beyoncé -7/11- algún espabilado puede intuir que, cuando la gran dama del R&B sale bailando en bragas baratas del Primark, está defendiendo su poderoso pompis frente a otras imitaciones de segunda fila.

 

Es más: casi todas las divas del planeta pop han usado la inclinación de la parte de atrás para sus vídeos, sus cuentas de Instagram (haciendo selfies del trasero, también conocidos como belfies), o sus falsos debates en Twitter.

Gluteoplastia y derivados

Sin duda, la designación de las grandes posaderas como nuevo objeto de fetiche tiene mucho que ver con el creciente negocio relacionado con “el culo al alza”. La gluteoplastia, las bragas con relleno y la gimnasia para nalgas son algunas de las ramas de esta nueva economía que mira para atrás sin complejos y con ganas de escándalo.

 

Tagged with:
Posted in Tendencias

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasbanner_EFEtur300x125
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies