La activista Josephine Witt arroja papeles a Mario Draghi.EFE/ Boris RoesslerLa activista Josephine Witt arroja papeles a Mario Draghi.EFE/ Boris Roessler
Moda íntima

Un tanga díscolo

Un tanga azul marino acaparó ayer la atención de las redes sociales y las portadas de los medios cuando se asomó sobre la cintura de los pantalones de una activista que arrojaba panfletos y confeti a Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo. ¿Tanga sí o tanga no? La polémica está servida

Madrid, abr (EFE).- La dicotomía braga o tanga es, junto a si la tortilla de patatas debe o no llevar cebolla, un clásico de las discusiones. Sus defensores, hombres y mujeres, le atribuyen las cualidades de comodidad y sensación de libertad; mientras que sus detractores dicen que el tanga ni tapa, ni sujeta, ni cubre, y si no se marca es, precisamente, porque prácticamente no existe.

El tanga, que ha eclipsado la protesta de la activista de Femen contra Draghi -y que las redes sociales han encumbrado como protagonista, alabándolo y diabolizándolo a partes iguales- ha superado la función para la que estaba creado: modelar una determinada parte de la anatomía.

Riqueza interior

El tanga está recomendado para llevar “con pantalones ceñidos, mallas, vaqueros ajustados, prendas deportivas elásticas, faldas largas y vestidos estrechos, pero siempre ocultando la parte superior y procurando que no se transparenten y que no se marquen sus lazos, puntillas ni bodoques”, explica Arancha Felipes, “coaching” de imagen.

Draghi se sobresaltó ante el "ataque". EFE/ Boris Roessler

Draghi se sobresaltó ante el “ataque”. EFE/ Boris Roessler

Felipes recuerda que, hoy en día, además del tanga existen alternativas como las fajas reductoras de medio cuerpo, las famosas “Spanx” que visten las celebridades “hasta para ir a la compra”, prendas que también evitan el efecto “gomas marcadas” y que ayudan a moldear el cuerpo y aparentar una talla menos.

Pero que se vea la faja tampoco es el “súmmum” de la elegancia, así que, con culotte, tanga o braga, la experta en imagen recomienda “fervientemente” el uso de cinturones.

Si las cinturas de los pantalones bajan, el cinto es, valga la redundancia, el único “cinturón de seguridad” al que asirnos si queremos evitar exponer las prendas interiores en público.

La experta recomienda el uso de este tipo de ropa interior para “evitar que las prendas ajustadas de composición elástica marquen las gomas de otras prendas más grandes y con más tejido”, lo que, a su juicio, denota “falta de cuidado estético”.

Un poco de historia

La versión más extendida dice que el nombre de la discutida prenda, que en España adopta el género masculino y en Latinoamérica el femenino, proviene del atuendo que las indígenas tupí brasileñas se colocaban para taparse la zona genital, aunque hay otras versiones que atribuyen el origen a una abreviatura de la región africana de Tanganica.

Sea como fuere, y dejando las tribus a un lado, el renacer de esta escueta prenda se vivió en los primeros año del siglo XXI, cuando las ventas de tangas subían como la espuma y las tiras de la prenda escalaban en las caderas de las jóvenes que lo lucían expuesto con vaqueros de tiro bajo, un estilo popularizado por las cantantes de pop.

Un lustro después, cuando las cinturas de las prendas comenzaron a subir y las ventas del tanga se estabilizaron, quedó relegado a acompañar a las prendas más ajustadas.

Hoy, el tanga está plenamente integrado en la vestimenta diaria, adolescentes y mujeres más que maduras usan la prenda que vela, en principio, por favorecer ese lugar donde la espalda pierde su casto nombre, salvo cuando, díscolo, asoma.EFE

Tagged with:
Posted in Moda

Efe Estilo en Twitter
EFEEMPRESASEFEturPractica españolEFEagro
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies