La canciller alemana ha vuelto a ganar las elecciones y ha repetido collar-amuleto

Angela Merkel, los dos “looks” de la victoria

Con las americanas de tres botones “made in Merkel” y sus sobrios pantalones y calzado, la canciller “pretende enfatizar su discurso político por encima de su vestuario”

Ángela Merkel utilizó un sobrio marrón para ir a votar y celebró la victoria de azul intenso.EFE/EPA/MICHAEL KAPPELER

Angela Merkel utilizó un sobrio marrón para ir a votar y celebró la victoria de azul intenso.EFE/EPA/MICHAEL KAPPELER

Madrid, (EFE).- La canciller alemana ha batido todos los pronósticos al conseguir en las elecciones del domingo 22 de septiembre su mejor resultado electoral. Cuatro años por delante en los que continuará fiel a su estilo sobrio, de traje pantalón, con un corte recto y masculino, en el que el color y algunos mínimos complementos son el único aderezo.

La periodista Patrycia Centeno, ha escrito el ensayo “Política y Moda” (ed. Península), explica que, sin embargo, “su estilo no ha sido siempre el mismo, ha tenido una evolución”, comenta a Efe Estilo.

“Pocos recuerdan a una Angela Merkel de faldas largas y pelo más oscuro. Las mechas rubias no las llevaba y después de ganar las elecciones también cambió su maquillaje”, relata Centeno, una transformación que tenía como objetivo suavizar su imagen “algo corpulenta”.

“Su estilo no ha sido siempre el mismo, ha tenido una evolución”

“Todas las miradas se centraban en ella y muchas de las críticas tenían como objetivo su indumentaria”. Algo que resolvió, según Centeno, “utilizando el traje pantalón con el que se siente más cómoda y segura”, quien añade que “no presta mucha atención a su imagen” y que tan solo los collares aportan un añadido diferente”.

Collar-amuleto

Cuando se dieron a conocer los resultados electorales, lucía su collar de conchas “un amuleto que más tarde cambió”.

Centeno recuerda que “durante el debate electoral llevaba uno con la bandera alemana” y hace referencia a que el azul de su chaqueta era una manera de diferenciarse de su máximo oponente del partido socialdemócrata, “que durante toda la campaña utilizó de manera recurrente una corbata roja”.

“Angela Merkel abandonó el intento de feminizar su vestuario tras lucir un generoso escote y ser muy criticada”

La periodista indica que las críticas hacia su imagen han sido constantes, “algo con lo que conviven a diario las mujeres que se dedican a la política.

Incluso en los actos oficiales de gala Merkel no se deja llevar. EFE/Tobias Hase

Incluso en los actos oficiales de gala Merkel no se deja llevar. EFE/Tobias Hase

“Angela Merkel abandonó el intento de feminizar su vestuario tras lucir un generoso escote y ser muy criticada, con ese papel tan difícil, se decantó por el traje masculino, creado por hombres y para hombres, en vez de enfatizar su propia personalidad de mujer”, indica Centeno.

Con las americanas de tres botones “made in Merkel” y sus sobrios pantalones y calzado, la canciller “pretende enfatizar su discurso político por encima de su vestuario”, algo que Centeno comprende en su actual situación, aunque le sugiere que utilice prendas menos ajustadas.

Esta periodista distingue entre el vestuario de “mujer política”, “en el que lo más importante es su lenguaje verbal y las soluciones que pueda aportar para el país”, y la ropa de “primera dama”, que debe representar a su país con su propia imagen “y que raras veces toma la palabra”.

Un compatriota suyo, Karl Lagerfeld, el llamado “kaiser” de la moda, no ha podido resistirse y se muestra dispuesto a darle algunos consejos, ya que considera debería vestirse “a la medida de sus especiales proporciones”.

Karl Lagerfeld se ha  sumado a las críticas a Merkel por su manera de vestir

En el semanario “Focus” hizo referencia al traje que Merkel llevó durante la visita a Berlín del presidente estadounidense, Barack Obama.

Merkel utiliza el mismo corte en sus chaquetas, diseño de una creadora alemana.EFE/Frank Rumpenhorst

Merkel utiliza el mismo corte en sus chaquetas, diseño de una creadora alemana.EFE/Frank Rumpenhorst

“Las proporciones eran malas, lo mismo que el corte. El pantalón era demasiado largo”, afirma el diseñador.

Pero las prendas no son el único objetivo. Abandonando su habitual sobriedad, el colorido naranja y la firma a la que pertenecía un bolso naranja que lució en el Bundestag, hace dos años, arrastró una oleada de críticas por su precio y su color. Algo que ella explicó de una forma sencilla y extraoficial: “Es primavera y a todos nos gusta un poco más de color”. EFE

Posted in Personajes

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasEfe salud
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies