La nueva colección de Aristocrazy nace prácticamente de la naturaleza. EFE/Instagram: @aristocrazyLa nueva colección de Aristocrazy nace prácticamente de la naturaleza. EFE/Instagram: @aristocrazy

Joyas diseñadas por la naturaleza, lo último de Aristocrazy

La firma de joyería Aristocrazy reniega del diseñador omnipotente y todopoderoso que toma todas las decisiones. Ahora, la moda la dicta la naturaleza.

Madrid, jun 2018 (EFE).- Ya sea en moda, decoración o accesorios, el diseñador siempre es el autor omnipotente de la obra. Ahora, Aristocrazy deja ese privilegio en manos de la naturaleza y el libre albedrío gracias a la cera fundida, que crea formas sin restricciones de las que nacen joyas perfectamente imperfectas.

La cera siempre ha sido la base de la joyería tradicional: el diseño se talla en este material maleable y, después, se cubre con el metal elegido para la pieza. Pero, a pesar de su importancia, el mérito final de este trabajo tan escultórico recae enteramente en el diseñador y el artesano.

Esto es lo que ha llevado a Aristocrazy a dar a la cera el reconocimiento que merece, convirtiéndola en la diseñadora de su nueva colección: Miké.

Oda a la naturaleza creativa, por Aristocrazy

“Muchas veces el material nos ofrece formas en las que podemos descubrir la belleza a través de la experimentación”, explica a EFE una de las diseñadoras de la firma, que ha alterado el proceso tradicional. Ahora, la cera no se talla, sino que se derrite y se deja fluir libremente por distintas superficies para que genere formas nuevas, orgánicas y únicas.

Tras probar con papel, superficies rugosas o incluso agua, la plata de ley ha sido el metal elegido para materializar los designios de la cera. Pendientes en forma de lágrimas imperfectas, aros llenos de ramas y anillos y pendientes de diseños irregulares componen esta atractiva colección, mucho más “libre y conceptual” que la joyería nacida de la mano del hombre.

aristocrazy

Un curioso par de pendientes de la colección Miké. EFE/Imagen cedida por: Aristocrazy

Estos adornos atípicos, bañados en oro amarillo de 18 kilates, han encontrado su pareja perfecta en las perlas barrocas, cuyo característico blanco irisado crea pequeñas sombras sobre su superficie informe.

“Estas perlas han estado relegadas muchísimo tiempo porque a la gente le atraía más la perla redondeada y lisa”, señalan desde la firma, que ha aprovechado el regreso de esta variante más singular para representar mejor el concepto de la colección.

Igual que cada perla nace con una forma única, cada vez que la cera se vierte sobre el metal crea una pieza irrepetible, lo que hace que las joyas creen parejas asimétricas, como los pendientes. Una tendencia muy en boga que da lugar a composiciones arquitectónicas y armoniosas, y demuestra que la joyería, al igual que la moda, bebe ya de la calle.

Joyas inspiradas en la calle

Esa inspiración en el “street style” se evidencia en otra de las novedades, la línea Goldie, la primera apuesta de la firma por trabajar el oro sin diamantes y que se presenta como una colección de “básicos de armario”.

Piezas discretas, de corte minimalista y con formatos juveniles, como una gargantilla con pequeñas estrellas, un colgante con rombos o pequeños aros con burbujas, que son aptas para las 24 horas del día. Otra de las tendencias actuales que ha hecho que la joyería deje de ser un objeto de lujo reservado a ocasiones especiales, para convertirla en un accesorio básico.

aristocrazy nueva coleccion

Un curioso par de pendientes de la colección Miké. EFE/Imagen cedida por: Aristocrazy

“Son piezas que no te quitas nunca”, explican desde la casa, la firma joven de Suárez, que también ha querido enfocarse al sector de los piercings con un sistema que hace que cada pendiente sirva para todos los agujeros de la oreja.

“Muchas veces el material nos ofrece formas en las que podemos descubrir la belleza a través de la experimentación”, explican desde Aristocrazy

En ese interés por responder a las exigencias del “street style”, Aristocrazy también ha innovado sus líneas anteriores, como Ina, una colección de anillos en plata y oro con gemas de distintos colores. Diseños delicados que no solo combinan entre sí para adornar varios dedos, sino que, además, son apilables.

Cada pieza está ideada para poder combinarse con las demás en un solo dedo, creando nuevas joyas personalizadas con mayor o menor protagonismo. Y es que da igual que tengan perlas o gemas o que sean piezas minimalistas. Está claro que las joyas son el nuevo básico de armario. EFE

Tagged with: , ,
Posted in Moda

Efe Estilo en Twitter
EFEEMPRESASEFEturPractica españolEFEagro
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies