• Una modelo asiste a una sesión de maquillaje. EFE/I.PUna modelo asiste a una sesión de maquillaje. EFE/I.P
  • Una peluquera da los últimos retoques a una modelo antes del desfile de Roberto Torretta. EFE/I.P
  • Sombras, colorete, rímel y lapiz de ojos en las mesas del "backstage". EFE/I.P
  • Un maquillador aplica "gloss" en los labios de una modelo. EFE/I.P
Una modelo asiste a una sesión de maquillaje. EFE/I.PUna peluquera da los últimos retoques a una modelo antes del desfile de Roberto Torretta. EFE/I.PSombras, colorete, rímel y lapiz de ojos en las mesas del "backstage". EFE/I.PUn maquillador aplica "gloss" en los labios de una modelo. EFE/I.P
La trastienda de la Semana de la Moda madrileña

Las bambalinas de Madrid Fashion Week

Las modelos de Cibeles se preparan en el “backstage”, donde asisten a sesiones de peluquería y de maquillaje minutos antes de los desfiles

Madrid,  (EFE).- Los bastidores de Madrid Fashion Week se llenan estos días de maquilladores, peluqueros y modelos para formar un equipo único con un primordial objetivo, encaminado a conseguir el “look” que, con solo unos minutos de antelación, proponen los diseñadores para acompañar sus vestidos.

Una peluquera retoca a una modelo antes del desfile de Roberto Torretta. EFE/I.P

Una peluquera retoca a una modelo antes del desfile de Roberto Torretta. EFE/I.P

El “backstage” de Cibeles es una habitación espaciosa donde las modelos se someten a las sesiones de maquillaje y peluquería que pretenden fijar un estilismo “acorde” con la colección que presenta minutos después el diseñador en la pasarela. Una maquilladora española explica que “los nervios” son la tónica estos días en la sala de estilismos pero, al final, “todo sale perfecto”.

Entre espejos y focos

“Los diseñadores han pedido estilismos muy naturales y frescos para esta edición”, dice el subdirector de maquillaje, José Belmonte

Las chicas aguantan con estoicismo las horas frente al espejo iluminado con focos y se entretienen como pueden, mientras los mejores profesionales, venidos de todo el mundo, las convierten en auténticas “top model“. Sombras multicolores, colorete, rímel y hasta pestañas postizas aguardan en las plagadas mesas hasta que los estilistas deciden qué tonos van mejor según la ocasión.

El subdirector de maquillaje del “backstage”, José Belmonte, afirma que la imagen que buscan la mayoría de diseñadores en esta edición de Madrid Fashion Week prefiere la “naturalidad” y la “frescura”. “Invertimos diez minutos en cada modelo”, asegura Belmonte, así que la rapidez y el estrés forman parte del juego.

La paleta de colores es inmensa para conseguir distintos estilismos. EFE/I.P

La paleta de colores es inmensa para conseguir distintos estilismos. EFE/I.P

El ruido de los secadores ahoga algunas voces que reclaman este u otro lápiz de ojos y, tras una estantería repleta de botellas de agua, modelos de 22 nacionalidades leen el periódico, escuchan música o atienden las instrucciones de los peluqueros que no dan tregua a los cabellos a base de lacas y espumas.

“Las chicas son todas muy guapas”, advierte Belmonte, aunque es cierto que, después de prestarse a estas sesiones en las que se trabaja “con los mejores materiales”, salen mucho “más bellas”.

Colecciones que inspiran “looks”

“Ser modelo no es tan sacrificado, solo se necesita algo de dieta, ejercicio y seguridad en una misma”, explica una modelo

Los diseñadores reclaman estilismos coherentes con las colecciones que suben a la pasarela y son fieles a su estilo. La colorista Ágatha Ruiz de la Prada, por ejemplo, lleva tonos más especiales y llamativos, mientras que otros como el argentino Roberto Torretta piden potenciar los ojos con colores oscuros.

Los modelos aguantan con estoicismo las sesiones de maquillaje y peluquería. EFE/I.P

Los modelos aguantan con estoicismo las sesiones de maquillaje y peluquería. EFE/I.P

Modelos holandesas, alemanas, españolas, brasileñas, ucranianas e inglesas, entre otras nacionalidades, son las protagonistas estos días entre las bambalinas de la pasarela madrileña. Carla, mitad española mitad inglesa, fija su mirada azul frente al espejo y, de Madrid Fashion Week, destaca el ambiente “familiar y cercano” que le hace sentirse “como en casa”.

Una dieta saludable, algo de ejercicio y, sobre todo, mucha confianza en una misma son las “únicas claves” para triunfar en este mundillo, asegura. “No es tan duro ser modelo como la gente cree, toda profesión requiere cierto sacrificio”, añade.

Kristina procede de Lituania y, tras desfilar en Nueva York y Londres, llega a Madrid por primera vez. Una agenda muy concurrida le ha impedido conocer la capital, pero piensa hacerlo una vez que termine “el estrés” de estos días, dice a Efe Estilo.

“El cuarto trasero de la pasarela”, como llama un peluquero a este “backstage”, seguirá funcionando a pleno gas hasta hoy, día en que se clausura esta 58 edición. EFE.

Tagged with: , , ,
Posted in Belleza     Moda

Efe Estilo en Twitter
EFEempresasEfe saludbanner_practica-español-300x125
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies