Cada vez son más las mujeres que no renuncian a sus líneas de expresiónCada vez son más las mujeres que no renuncian a sus líneas de expresión
Los pequeños defectos avalan que la belleza no es perfecta

La belleza también es imperfecta

Cada vez son más las mujeres que no renuncian a sus líneas de expresión, a sus pecas y a pequeños defectos que avalan que la belleza no siempre es perfecta

Madrid,  (EFE).- Cada vez son más las mujeres que no renuncian a sus líneas de expresión, a sus pecas y a pequeños defectos que avalan que la belleza también es imperfecta.

En cuestiones de belleza y estética, el género humano sueña y desea con poner freno al paso del tiempo, pero no a cualquier precio. Los pequeños retoques han ganado la batalla al bisturí, son más reales y naturales. Ahora, prima la frescura, los rostros con expresividad y sobre todo con vida.

Lejos quedaron aquellos rostros hieráticos producto de la silicona y el exceso de botox, apunta la doctora Josefina Royo

“Lejos quedaron aquellos rostros hieráticos producto de la silicona y el exceso de botox”, apunta la doctora Josefina Royo, del Instituto Médico Láser, partidaria de “la corrección parcial controlada, técnica que evita la voracidad correctiva a fuerza de transigir con los defectos que gustas, que resultan simpáticos”.

Fruto del perfeccionamiento de la medicina estética, “la corrección parcial controlada es un procedimiento estratégico y selectivo que se encarga de eliminar los estigmas de crispación o cansancio y renuncia a borrar los signos correspondientes a la alegría y la felicidad, presente incluso en los rostros más jóvenes”, dice la doctora Royo.

Líneas de expresión

Las líneas de expresión, también llamadas arrugas dinámicas, surgen cuando se fruncen los músculos suprayacentes y desaparecen cuando se relajan. “Hoy, la mayoría de ellas se borran con infiltraciones de botox, técnica cada vez más depurada por la medicina estética”, explica la doctora Gemma Pérez Sevilla.

La corrección parcial controlada persigue un óvalo facial natural con una movilidad homogénea

La corrección parcial controlada persigue un óvalo facial natural con una movilidad homogénea, de tal manera que se infiltra arruga si, arruga no y se dejan algunas sin tratar con el fin de conseguir un resultado fresco y natural.

PECAS SI, MANCHAS NO

Como el melasma, las efélides, llamadas vulgarmente pecas, son acúmulos de melanina sin incremento de melanocitos, propias de una piel con menor capital solar, bien sea por capricho de la genética o por abusar del sol sin la protección adecuada.

Sea como sea, las pecas se perciben como un signo simpático de juventud, tal es así que en la década de los sesenta las mujeres se las pintaban sobre los pómulos y la nariz.

Lamentablemente, con el paso del tiempo se confunden con los lentigos, que aparecen de forma precoz y con mayor densidad en los cutis con escaso capital solar.

“Bajo la fórmula de la corrección parcial controlada, se trata de borrar las manchas sin eliminar las pecas”, explica la doctora Paloma Cornejo de la unidad de dermatología del Instituto Médico Láser.

Marcada por la risa

Hasta ahora, las arrugas del surco nasogeniano se rellenaban por sistema sin tener en cuenta que en muchas ocasiones esas arrugas resultaban bellas, favorecedoras y de gran personalidad.

Distinta al hundimiento producido por la caída del triángulo graso centro-facial y malar, esta arruga de la risa se debe al movimiento continuado de los músculos cigomático y risorio, cuya disposición y potencia produce una fractura cutánea a ambos lados de la comisura de los labios.

“Existe una técnica que levanta óptimamente el resto de la arruga hasta la comisura sin necesidad de tocarla”, explica la doctora Almudena Royo, quien asegura que este retoque elimina el gesto de cansancio asociado al envejecimiento. EFE.

Posted in Belleza

Efe Estilo en Twitter
EFEempresasEfe saludbanner_practica-español-300x125
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies