• mas infoEFE/ MARÍA ZUILEFE/ MARÍA ZUILEFE/ MARÍA ZUIL
  • mas infoEFE/ MARÍA ZUILEFE/ MARÍA ZUILEFE/ MARÍA ZUIL
  • mas infoHaus Schwarzenberg/ EFE/ MARÍA ZUILHaus Schwarzenberg/ EFE/ MARÍA ZUILHaus Schwarzenberg/ EFE/ MARÍA ZUIL
  • Haus Schwarzenberg/EFE MARIA ZUILHaus Schwarzenberg/EFE MARIA ZUIL
  • Revaler Strasse/ EFE MARÍA ZUILRevaler Strasse/ EFE MARÍA ZUIL
EFE/ MARÍA ZUILEFE/ MARÍA ZUILHaus Schwarzenberg/ EFE/ MARÍA ZUILHaus Schwarzenberg/EFE MARIA ZUILRevaler Strasse/ EFE MARÍA ZUIL
Nuestra bloguera en la capital alemana, María Zuil

Berlín, el arte al aire libre

Banksy, Shepard Fairey (Obey) o Invader (Space Invaders) son algunos de los que han plasmado su firma en las paredes de la capital alemana

Berlín (EFE).- Hay una forma de arte que no se ve en los museos, ni se enmarca, ni se custodia con alarmas, sino que es libre, gratuita y aparece de la noche a la mañana en cualquier rincón: el arte urbano.

Y en esto Berlín es uno de los mejores exponentes del mundo, ya que la ciudad es en si misma una galería al aire libre donde los artistas encuentran el lienzo perfecto en sus amplios espacios, fachadas vacías y zonas a medio restaurar.

Revaler Strasse. EFE/ MARÍA ZUIL

Revaler Strasse. EFE/ MARÍA ZUIL

Nombres conocidos como Banksy, Shepard Fairey (Obey) o Invader (Space Invaders) son algunos de los que han plasmado su firma en las paredes de la capital alemana, pero también infinidad de artistas desconocidos dejan su huella día a día en esta ciudad en continuo movimiento.

Estas piezas de arte constituyen ya en sí mismas un icono de la capital alemana, y son aprovechadas por las oficinas de turismo que organizan recorridos para enseñar la ciudad a través del escaparte del arte underground.

Más de un centenar de murales

El ejemplo por excelencia, que plaga las postales de la capital y no falta en ninguno de estos tours, son las pinturas de la East Side Gallery, el mayor tramo que se conserva del muro que dividió la ciudad durante casi 30 años.

Haus Schwarzenberg/ EFE MARÍA ZUIL

Haus Schwarzenberg/ EFE MARÍA ZUIL

En total 103 murales pueblan más de un kilómetro a lo largo del Río Spree con el fin de recordar los años de Guerra Fría que sufrió la capital alemana.

Algunas son ya todo un símbolo de la ciudad, como el beso entre Honecker y Breznev pintado por Dimitri Vrubel, las cabezas de colores de Thierry Noir o el Trabant de Birgit Kinder.

El arte por los rincones

Pero si se callejea un poco más allá de las paradas obligatorias del manual del turista, enseguida se observa que esta forma de arte es recurrente en toda la capital y todo rincón parece susceptible de convertirse en una pequeña pieza de arte urbano.

Desde papeleras, vallas o pivotes a las paredes vacías del hueco de un edificio demolido, el límite lo pone la propia imaginación, a veces desafiando las leyes de la gravedad y la legalidad.

La zona de la Revaler Strasse en Friedrichshain, antigua zona de almacenamiento de trenes, es ahora una calle plagada de pinturas en las fachadas de sus patios en ruinas, que por las noches acogen sesiones de música electrónica y mercadillos los domingos.

Al otro lado del Río Spree, adentrándose en el barrio de Kreuzberg puede encontrarse el gran mural del artista italiano Blu, y cerca de allí, el gigantesco astronauta de Victor Ash sobrevuela la calle Mariannenstrasse.

 

Pero en ocasiones las obras carecen de autor conocido, como en el pasaje de Haus Schwarzenberg, en el barrio de Mitte, donde multitud de pequeñas piezas forman un collage de pinturas, plantillas y pegatinas que los visitantes pueden contemplar mientras toman algo en una de las terrazas que pueblan la calle. EFE

 

 

 

Tagged with:
Posted in Blogs

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies