• mas infoLos blogueros crean pasarelas alternativas donde lucirse con ropas prestadasEFE Los blogueros crean pasarelas alternativas donde lucirse con ropas prestadasEFE Los blogueros crean pasarelas alternativas donde lucirse con ropas prestadas
  • mas infoLos blogueros crean pasarelas alternativas donde lucirse con ropas prestadasLos blogueros crean pasarelas alternativas donde lucirse con ropas prestadasEFE Los blogueros crean pasarelas alternativas donde lucirse con ropas prestadas
EFE Los blogueros crean pasarelas alternativas donde lucirse con ropas prestadasEFE Los blogueros crean pasarelas alternativas donde lucirse con ropas prestadas

Pasarelas de blogueros en ropas prestadas

El “street-style” o estilo de la calle ha perdido su esencia y se ha convertido en una secuencia recauchutada de modelos y disfraces de marca, realizados con el propósito de captar la atención de cientos de fotógrafos, en una improvisada pasarela a las puertas de los verdaderos templos de la moda

Sao Paulo, 2 dic (EFE).- La creación del concepto “street style” ya viene de atrás, pero fue el fotógrafo de la calle, Scott Shuman con su página web The Sartorialist, el primero que en 2005 tuvo la original idea de colocar imágenes de ciudadanos de a pie con estilos únicos, que regalaban una estética espontánea a la vida cotidiana. Sin embargo, mucho ha ocurrido y mucho se ha desvirtuado desde entonces.

Los blogueros crean pasarelas alternativas donde lucirse con ropas prestadas

EFE

Si esta idea tuvo y tiene sentido, es porque, gracias a estos pioneros de las instantáneas en las redes, se podían compartir las modas y gustos de ciudadanos comunes en lugares tan distantes como Nueva York, Londres o Milán, naturales epicentros de moda y creatividad. O sea, el “estilo de la calle” en su esencia.

La gente real y el prestado

Según el antropólogo Brent Luvaas, también creador de la página de estilo Urban Fields, “es en el 2009 cuando el estilo de la calle se convierte en el estilo de la semana de la moda”. Este es el año de la catarsis “callejera” entre blogueros, estilistas aficionados y fotógrafos que, al unísono y sin quedar de antemano (esto es sorprendente), produjeron repentinas convocatorias extra-oficiales a las afueras de los pabellones de desfiles, en las que comenzó a triunfar el mundo del selfie y del yo.

Gentes, muchas de ellas con ropas y accesorios prestados (por marcas y diseñadores) que desde entonces vienen haciendo “el paseíllo torero”, embutidos en modeletes montados y pensados de forma estrambóticamente forzada, para participar en este artificial desfile secundario, que no representa, ni un poco, el estilo de “la gente real”.

Los blogueros crean pasarelas alternativas donde lucirse con ropas prestadas

EFE

En un golpe de estado (también sin organizar) contra los consagrados críticos de moda, que discretamente y de negro (las “black crows” de Susy Menkes) han participado durante años en los mayores eventos de moda, estos “nuevos arribistas” con blog e Instagram de última hora, han usurpado la merecida popularidad mediática de entendidos y editores.

Gran parte de estos “advenedizos de la moda”, son “amateurs” del diseño, las técnicas de costura o los materiales y tejidos, sin embargo son formadores indocumentados de opinión y permiten, no solo dar consejos sobre tendencias (a miles de seguidores que los encuentran irresistibles), sino que han vampirizado en parte también, el espectáculo de creatividad y esfuerzo innovador de los que crean y trabajan: los diseñadores.

¿Bloguero, modelo, estilista y entendido?

Ropas y accesorios gratis podrían contentar a estos grupos, incluso alguna instantánea aquí y allá, sin embargo la ambición es tal que se fabrican un espectáculo a medida para poder participar de algo que no les pertenece, en el que cada uno se convierte en modelo, estilista y entendido, todo al mismo tiempo y en un instante fugaz, moviéndose entre la farsa y la prosopopeya. ¡El no va más!

Los blogueros crean pasarelas alternativas donde lucirse con ropas prestadas

EFE

Nuevas ideas se necesitan para ultrapasar este estado de “espectáculo circense”, como lo ha denominado la consagrada analista de moda Susy Menkes. Podría ser quizás otra pasarela adyacente de “pan y circo”, tipo Gran Hermano, con entrada cobrada (¿porqué no?), en la que se sucedan desfiles de provocaciones y montajes imitados frente a las cámara. El “quién da más” de la moda clonada para amateurs con aspiraciones.

Los blogueros crean pasarelas alternativas donde lucirse con ropas prestadas

EFE

Los verdaderos entendidos, los que diferencian la seda del polyester, los formados en las facultades de moda y periodismo, podrían entonces volver de nuevo sus miradas al escenario interior y un tanto secreto de las pasarelas de moda, donde se encuentran las genuinas ideas y el trabajo de la ropa, todo producido y organizado por auténticos profesionales.EFE

 

 

 

 

 

 

 

Tagged with:
Posted in Blogs

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies