• Candela posa junto a sus padres y miembros de la banda Candela posa junto a sus padres y miembros de la banda "Candela y los Supremos". Foto cedida por el grupo.
  • Candela y sus padres o lo que es lo mismo: "Candela y los Supremos". Supremos
Candela posa junto a sus padres y miembros de la banda Candela y sus padres o lo que es lo mismo: "Candela y los Supremos". Supremos
Tiene la ilusión de que Diego el Cigala haga una versión de "El Cangrejo perplejo"

Candela, la niña que ha conquistado la música

Aunque el próximo 10 de agosto Candela y su banda, “Candela y Los Supremos”, se codee en el escenario con Diego el Cigala y Julieta Venegas, esta pequeña de ocho años tiene claro que de mayor será cantante “sólo” los fines de semana y festivos

Madrid (EFE).- Aunque el próximo 10 de agosto Candela y su banda, “Candela y Los Supremos”, se codee en el escenario con Diego el Cigala y Julieta Venegas, esta pequeña de ocho años tiene claro que de mayor será cantante “sólo” los fines de semana y festivos.

Lo que no tiene tan claro es qué hará de lunes a viernes, por eso, esta pizpireta cantante dice estar “opcional” y “dudativa”.  El particular uso de dos palabras que, pese a que una de ellas ni siquiera está recogida en el diccionario de la RAE, toman todo el significado cuando pasa a relatar toda la lista de profesiones que querría ejercer en el futuro.

“Lo que yo tengo planeado es ser cantante el sábado, domingo y días de fiesta, y, de lunes a viernes, por ejemplo, abogada”

“Médico, oculista, abogada, veterinaria y cantante. Lo que yo tengo planeado es ser cantante el sábado, domingo y días de fiesta, y, de lunes a viernes, por ejemplo, abogada. Iré ensayando mientras que voy en el coche al trabajo”, expresa con desparpajo mientras que, junto a sus padres, ensaya algunas de las canciones de su disco “Animaladas” durante su viaje a Valencia huyendo del calor de Madrid.

Los estilismos de Candela

CANDELA Y LOS SUPREMOS

Candela posa junto a sus padres y miembros de la banda “Candela y los Supremos”. Fotografía cedida por el grupo.

Y es que a Candela es muy calurosa y prefiere el invierno. Eso sí, como buena líder de una banda de éxito gracias a temas como “El desalojo del piojo”, conoce bien las herramientas a utilizar para combatir la canícula estival que se sufre en los escenarios.

“Cantar en agosto lo llevo bien porque me pongo vestiditos de verano para que pase un poquito el aire”, relata mientras regala risas a Efe Estilo a través del teléfono.

Como niña que es, y eso no se puede olvidar nunca, Candela aún no decide al cien por cien sus estilismos, por mucho calor o frío que haga.

Asunto meteorológicos aparte, sus gustos de vestuario, aunque ya están marcados por su personalidad, siempre se someten a un consenso con su madre, Judit Saladrigas.

“Los elegimos las dos porque, si a mi madre le gusta un vestido y a mi no, pues lo descartamos pero, por ejemplo, tengo uno amarillo con estrellitas en color negro que me gusta y a mamá también, así que casi siempre nos ponemos ese”, comenta en ese plural mayestático que usa esta diminuta cantante de personalidad arrolladora.

Saladrigas, quien en la banda se encarga de hacer los coros y dar vida a los animales de las canciones de Candela, refuerza la opinión de su hija al afirmar que elegir los estilismos de la niña es un ejercicio con ausencia de “remoloneo”.

“A ella siempre le gustan las cosas de colores pero participamos todos. Tenemos bastante criterio, no remoloneamos”, apunta.

“Ni el negro, ni el gris, ni el blanco. A Candela le gusta el “púrpura, el amarillo, el morado, el verde o el azul”

Ni el negro, ni el gris, ni el blanco. A Candela le gusta el “púrpura, el amarillo, el morado, el verde o el azul” y, por eso, transmite alegría cuando, casi con palabras atropelladas, cuenta que su papá, Eduardo Nebot, le ha comprado un vestido rosa clarito con palmeras “súper chulo”.

Y no es de extrañar que haya palmeras en ese vestido porque Nebot, ex miembro de la banda “Mamut” y responsable de las melodías y el bajo del grupo, es un fan absoluto de las camisas hawaianas.

Gusto por lo “indie”

Responsable es también este padre, junto a su mujer, de que a Candela le guste la llamada música “indie”, o independiente. Un estilo musical que no quiere que se le “salga”.

CANDELA Y LOS SUPREMOS

Ilustración del disco “Animaladas”

“A veces me gustaría cantar otro tipo de música, pero muy pocas veces, porque no quiero que se me salga esta música que me gusta tanto a mi”, afirma Candela, fan total de grupos como Manos de Topo, La Bienquerida o La Buena Vida.

El flamenco es uno de los géneros que la familia Nebot-Saladrigas está investigando dada la gran afición que el “pater familia” tiene hacia este patrimonio cultural inmaterial de la humanidad de la UNESCO.

El Cangrejo perplejo

Tanto es así que, para el concierto en la fiestas mayores de Gijón, donde coincidirán con Diego El Cigala, Nebot tiene la “ilusión” de que el cantaor haga una versión con Candela de “El Cangrejo perplejo”.

Tema que, de conseguir “la hazaña”, se pasará a llamar “El Cigala perplejo”. “A mi el flamenco me encanta y ver a Candela cantando con El Cigala me puede hacer estar riendo tres años”, concluye.

Flamenco, indie, hip hop o pop, la cuestión es que Candela es una estrella, pero no por el éxito de su banda sino por el simple hecho de ser una niña que brilla con luz propia.EFE

Tagged with:
Posted in Personajes

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasEfe salud
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies