• mas infoCarmen Martínez Bordiú, cumple 65 años, una vida agridulce, de rosas y espinas, pero muy vivida.EFECarmen Martínez Bordiú, cumple 65 años, una vida agridulce, de rosas y espinas, pero muy vivida.EFECarmen Martínez Bordiú, cumple 65 años, una vida agridulce, de rosas y espinas, pero muy vivida.EFE
  • mas infoCarmen Martínez Bordiú con dos hijos, Francisco y Luis Alfonso.EFECarmen Martínez Bordiú con dos hijos, Francisco y Luis Alfonso.EFE
Carmen Martínez Bordiú, cumple 65 años, una vida agridulce, de rosas y espinas, pero muy vivida.EFECarmen Martínez Bordiú con dos hijos, Francisco y Luis Alfonso.EFE

Carmen Martínez Bordiú y el marcapasos de su vida, el amor

Carmen Martínez Bordiú, la nieta mayor del general Franco y protagonista durante más cuarenta años de las páginas de la prensa rosa, cumple 65 años, una vida agridulce, de rosas y espinas, pero muy vivida.

 

La “nietísima”, como también es conocida en los ámbitos sociales, se define como una persona “perfeccionista y curiosa de la vida”, contaba a EFE en una entrevista, en la que también desvelo que “como buena piscis soy enamoradiza y fantasiosa”.

El amor es el marcapasos de su vida, una vida que disfruta como se le antoja, como quiere, como desea. “No sigo las reglas establecidas, tengo un fondo bastante profundo de las cosas y me considero una persona más espiritual que religiosa”, aseguró.

En su vida ha habido muchos y grandes amores, algunos desvelados en el programa de Bertín Osborne, “En tu casa o en la mía”, donde Carmen Martínez Bordiú dijo “a los 60 años me sentí realmente enamorada”. Un amor que descubrió con su última pareja, Luis Miguel Rodríguez, con el que mantuvo una relación que duró dos años.

Martínez Bordiú se refirió al empresario como el hombre de su vida, destacándole por encima de Alfonso de Borbón y el anticuario francés Jean-Marie Rossi, que son los padres de sus hijos.

“Rossi dice que no me hace caso y que me da caña y que eso es lo que me pone. Dice que, si hubiera sido le típico normal, me hubiera aburrido enseguida. A lo mejor es eso, yo qué sé”, añadió en la entrevista.

Carmen Martínez Bordiú, a los 21 años contrajo matrimonio con Alfonso de Borbón, nieto del rey Alfonso XIII y duque de Cádiz, catorce años mayor que ella.

Carmen Martínez Bordiú, a los 21 años contrajo matrimonio con Alfonso de Borbón, nieto del rey Alfonso XIII y duque de Cádiz, catorce años mayor que ella.

Harta de oír y leer cosas que escriben los demás sobre su propia vida sin conocerla, sin saber cómo piensa o lo que siente, Carmen Martínez Bordiú, decidió escribir sus memorias “Cumple años, gana vida”.

Pese a nacer en un palacio, concretamente en el del Pardo, el 26 de febrero de 1951, Martínez Bordiú quiso desde muy pequeña tener una vida sin corsés, quería ser la protagonista de su destino y evitar que nadie la dirigiera.

Recibió una educación muy rígida, “acorde con los valores de su familia”, contaba Carmen Martínez-Bordiú, quien recuerda la figura de su padre, el Marqués de Villaverde, como una persona “muy estricta”. De niña le admiraba, pero la autoridad que ejercía sobre mí hizo que nos distanciáramos”.

Carmen Martínez Bordiú con su hijo Luis Alfonso de Borbón, el día que este contrajo matrimonio con Margarita Vargas.

Carmen Martínez Bordiú con su hijo Luis Alfonso de Borbón, el día que este contrajo matrimonio con Margarita Vargas.

Con la única intención de salir de casa, Carmen Martínez Bordiú, a los 21 años contrajo matrimonio con Alfonso de Borbón, nieto del rey Alfonso XIII y duque de Cádiz, catorce años mayor que ella, un enlace del que nacieron dos hijos, Francisco y Luis Alfonso.

Tras separarse en 1979, Carmen Martínez Bordiú se trasladó a París donde se casó con el anticuario parisiense Jean Marie Rosie, con el que tuvo una hija, Marie Cynthia.

Como madre reconoce que ha “sufrido mucho”: “La separación de mis hijos cuando estuve en París, la muerte de mi hijo Fran y el distanciamiento con Alfonso -enumera- son heridas que nunca cicatrizan (…) El dolor que sentía me dejó seca”.

Carmen Martínez Bordiú contaba que “estaba en Francia cuando me llamó el Rey, y me dijo que mis hijos habían tenido un accidente”, explica sobre el momento en que se enteró.

En sus memorias expresa con naturalidad, que “se puede tener relaciones sexuales con una persona pensando que te estás tomando un bocadillo y, si te gusta, repites”; ya que para ella “el sexo es tan natural como la vida misma”. EFE

 

Posted in Personajes

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasEfe salud
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies