La escritora dirige una escuela 'on line'

Carmen Posadas, una profesora de lujo

Carmen Posadas dirige talleres de escritura en España y Francia mientras se enfrenta a su próxima novela

Madrid,  (EFE).- Nacer en viernes 13 ha inmunizado a Carmen Posadas contra la mala suerte. La ganadora del premio Planeta por “Pequeñas infamias” (1998) ha sabido siempre cómo sacarle una sonrisa a la vida y a su profesión, de la que se ha convertido en profesora de lujo.

dentroTrabaja en su siguiente novela, para la que aún no tiene título, y al mismo tiempo dirige junto a su hermano, Gervasio Posadas, la escuela de escritura “on line” yoquieroescribir.com.

Un proyecto que comenzó hace tres años en España y que ahora ha exportado a Francia.

“La idea le surgió a mi hermano. Ambos nos dimos cuenta de que había un interés creciente de la gente por escribir. A muchas personas le ilusiona, independientemente de que su profesión habitual sea la de fontanero o abogado”, señala la autora de “La bella Otero”.

A partir de ese momento, percibieron que muchos de los cursos que se impartían eran dirigidos por escritores a los que no les “ha ido muy bien en la profesión”, algo que Carmen Posadas considera fundamental para impartir una disciplina.

Trucos literarios

“Además, lo que contaban ni yo misma lo entendía”, comenta entre sonrisas. Realiza una similitud entre sus colegas y los cocineros “nunca te quieren contar la receta”, y fue a partir de ese momento cuando decidió contar los “trucos de la cocina literaria”.

Carmen Posadas y su hermano Gervasio Posadas dirigen yoquieroescribir.com

Carmen Posadas y su hermano Gervasio Posadas dirigen yoquieroescribir.com

Explica que para ser escritor no es indispensable tener estudios superiores ni una gran experiencia vital, basta con tener una “gran curiosidad” y ser un gran lector. Por ello, asegura que el curso enseña a leer como un escritor para descifrar por qué se utiliza una palabra y no otra o por qué un personaje tiene un nombre y no otro.

Recuerda la “suerte” que tuvo al encontrar el taller de literatura de Mario Merlino cuando comenzó a escribir. “Un gran escritor” argentino, un descubrimiento para ella.

“Como en cualquier otra profesión tienes que tener un cierto talento innato, pero hay una parte de oficio que se puede aprender, y eso es lo que queremos enseñar”, comenta.

Una experiencia por la que han guiado, hasta ahora, a 3.000 alumnos, de los 13 a los 80, algunos de los cuales ya han publicado su primera novela o cuento, después de haber seguido los cursos en red de escritura creativa, poesía, guiones, autobiografía o narrativa para niños.

“Como en cualquier otra profesión tienes que tener un cierto talento innato”

“Cualquiera puede ser escritor”, sentencia, y más, después del triunfo de “50 sombras de Grey”, que se ha convertido en un “fenómeno mundial” que no hay que desdeñar, pero de escasa calidad, dice.

Alumnos de Bélgica, Latinoamérica o incluso Estados Unidos forman parte de este grupo heterogéneo en red.

“La falta de tiempo lo condiciona todo”, dice mientras explica que de las tutorías de los cursos se encargan autores con obra publicada y con vocación docente.

Asegura que le gusta poder “compartir” su experiencia con otras personas que están empezando, porque sabe lo difícil que resulta adentrarse en una profesión en la que muchas de las cosas que se cuentan son “leyenda urbana”.

“Me maquillo para escribir”

Viajera incansable, reconoce que le gusta prestar atención a su imagen, sin cometer los excesos que a veces el paso del tiempo impone a las mujeres. Está considerada como una de las mujeres más elegantes, aunque en escasas ocasiones acude a eventos públicos.

A los 16 años se operó la nariz y no oculta que cuida su imagen.

“Mi hija Sofía se dedica a la medicina estética y me he hecho algunos tratamientos con ella, aunque poco invasivos, pero que sirven para mantenerse y funcionan muy bien. Yo se lo recomiendo a todo el mundo”, cuenta sin rubor.

No oculta su edad. “Yo prefiero que digan que estoy muy bien para mi edad, a oír que estoy muy mal para la edad que tengo”.

“Yo prefiero que digan que estoy muy bien para mi edad, a oír que estoy muy mal para la edad que tengo”

Sentarse frente a la pantalla del ordenador por la mañana y observar su reflejo puede ser “aterrador”, dice a carcajadas. “Así que yo me maquillo de arriba a abajo aunque esté en casa trabajando sola”.

Trabajar en familia no le resulta ningún problema. Ha escrito un libro con su hija y otro con su hermano, algo que justifica al vivir siempre fuera de su país. “Somos muy tribu y como hemos vivido siempre fuera nos volvemos mucho hacia la familia”.

Hace un tiempo la familia se ha ampliado con dos nietos, de 6 y 3 años, a los que además de leerles los cuentos tradicionales rememora sus comienzos en el mundo literario infantil inventándose aventuras de dinosaurios, las favoritas de los pequeños, dice. EFE

 

Tagged with:
Posted in Personajes

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasEfe salud
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies