Cicatrices, el segundo libro de Ángel Zero

Cicatrices, el segundo libro de Ángel Zero

El escritor e instagramer Ángel Zero ha lanzado su segundo libro, Cicatrices (Planeta), un recopilatorio de poemas en verso libre, llenos de sentimentalismo

Madrid, nov, 2017 (EFE).- El escritor e instagramer Ángel Zero ha lanzado su segundo libro, Cicatrices (Planeta), un recopilatorio de poemas en verso libre, definido por el autor como “146 heridas de guerra, arañazos, llagas y cánticos” hacia el amor y llenos de “sentimentalismo” porque no hay que dejar de querer a las huellas de la vida.

angel zero

Cicatrices, el segundo libro de Ángel Zero. EFE/ Planeta

Cicatrices, el segundo libro de Ángel Zero

“Qué bonitas son- al menos para mí- las cicatrices nos recuerdan algo que hemos vivido. Esa persona, sí, esa. Yo miro mis cicatrices y me río, porque no hay ninguna de la que pueda decir: Me arrepiento de lo que hice”, afirma con pasión el autor de “Ella”.

En una entrevista a Efe Estilo, el poeta se ha definido a sí mismo como escritor iceberg y poeta cercano porque escribe “muchísimo” para él, pero, en proporción, publica “muy poquito”.

“Como toda persona me enfrento a miedos y preocupaciones que a veces no soy capaz de mostrar al mundo”, afirma pero añade, sin embargo: “Quiero que la gente lea mis poemas y saque enseñanzas útiles que poder aplicar a sus vidas”.

 

 

Una pasión que descubrió en el instituto

angelzero

EFE/ Ángel Zero Instagram

Zero dedica todo su tiempo a escribir, una pasión que descubrió a muy temprana edad: “Empecé a escribir en una clase de ética del instituto, el profesor nos pedía una reflexión semanal, y ahí me di cuenta de que eso era lo que me gustaba hacer”.

Una pasión que nació de un estímulo académico y que le llevó a juntarse con “un grupo de amigos de clase” con el que comenzó a escribir novelas, que hoy, si las encontrase, “seguro que pensaría que son un desastre increíble”, cuenta con humor.

Tras el éxito de su primer libro “Ella” (2016), el autor ha publicado “Cicatrices”, un libro que representa la vida sentimental del joven escritor bajo un título “muy sencillo que recoge una fuerza increíble”, explica.

“Mucha gente pregunta por qué son 146 cicatrices y no 147, no sé, no puedo dar una respuesta lógica, podría haber incluido 4 o 5 más pero, una vez leído, pensé que era tal y como lo quería”, confiesa el autor de 29 años.

Amad vuestras cicatrices

angel zero

EFE/ Ángel Zero Instagram

El libro comienza con un “prólogo muy especial” escrito por el cantante y rapero Rayden, quien define a Ángel Zero como un “súper héroe que se muere por vivir”.

Un prólogo realista que muestra “tanto lo malo como lo bueno”, por ello, pensó en su “admirado” Rayden porque sabía que “hiciera lo que hiciese”, encajaría “perfectamente tanto con su persona como con su libro”.

De todas las cicatrices que ha publicado, Zero ha admitido que, si tuviese que elegir la que más le ha marcado, diría, sin duda, la número diecinueve: “Es un poema escrito a mi abuelo paterno que ya no está aquí, ese poema también conmemora a mi abuela materna porque lo escribí cuando enfermó y me di cuenta de que podía perderla”.

CICATRIZ 19:

Abuelo, ojalá estas palabras arrancadas del corazón, porque hoy no las pude guardar, no fueran necesarias. Ojalá tú aquí. Y tu risa, la picaresca de tu amor y cada uno de tus consejos.

Hoy no le quiero escribir a Ella. Hoy no quiero pensar en ninguna mujer que me sacó una sonrisa o me lastimó el corazón.

Hoy, en este océano de mirada, he vuelto a pensar en ti.

Miro la pantalla del móvil con el mismo silencio que me envolvió en dolor en nuestro último abrazo. Hoy de nada me han servido todas las corazas que me pongo encima, que toda muralla se ha vuelto de aire para que tu ausencia la destruya a su antojo.

Hoy no pienso en los regalos, ni en el árbol de Navidad, ni en el nuevo año. Retrocedo en el tiempo para ponerme de nuevo junto a ti.

Para recordar todas las visitas a Gijón, para recordar tus bromas sobre que los chinos no tienen cementerios y tu más que sensata duda: ¿Qué nos darán de comer?.

Hoy he viajado a ese rincón de la mente, donde cada vez que uno viaja, sabe que se le va a romper el alma en mil pedazos, porque la distancia no entiende de abrazos.

Me faltan tus brazos salvando mi vida, me falta tu voz calmando mis días, me faltas TÚ, y con eso, todo.

Pero, ¿sabes qué pienso?

Pienso que, al final, siempre sonrío.

Sonrío porque, aún perdiéndote, he tenido la suerte de haberte tenido, la suerte de haber sido feliz. Eso es lo que me queda.

Eso es muchas veces todo. Así que, de verdad, créeme cuando te digo que nos volveremos a ver.

TE LO PROMETO.

 

La vida es autodidacta

angel zero

EFE/ Ángel Zero Instagram

El autor, que intenta siempre añadir “un punto de positividad en todo mar de lágrimas“, ha contado, que, de todas las enseñanzas que la vida le ha podido mostrar, se queda con dos, que considera más importantes.

“La primera, valorar a las personas, la vida para mí siempre es autodidacta, soy un ignorante y aún me queda mucho por aprender, pero quizá una de las cosas mas importantes que me ha enseñado es a valorar a las personas para no tener que arrepentirme cuando las pierdes”, confiesa Zero.

Su segundo aprendizaje importante ha sido “aprender a reír, a pesar de lo difíciles que sean las situaciones, a pesar de que a veces creamos que la risa no se encuentre dentro de nuestra ecuación, creo que reír es tan imprescindible como respirar”, ha afirmado con rotundidad.

 

Soy un niño que salta en la cama con 29 años

angel zero

Zero afirma que nunca se desprende de su niño interior. EFE/ Ángel Zero

Además de reír, el autor nunca olvida llevar consigo a su niño interior. “Sé que madurar es necesario, pero también lo es aprender a disfrutar con nuestro niño interior, tenerlo presente, que se quede con nosotros. Muchas veces pensamos que eso no es posible, la lógica nos dice que es un error escuchar a ese pequeño, pero, él es la sal de la vida, y yo nunca comería patatas fritas que no llevasen sal”, explica.

Para Zero, los finales son la parte fundamental de cada una de sus piezas, por ello, en “Cicatrices” dedica un apartado que ha llamado “Bonus. Mis humildes consejos”, que él califica de “pequeñas pinceladas de sabiduría poética” entre las cuales, ha querido remarcar la penúltima, por ser una de las frases que más le gustan del libro.

“No os quedéis con ninguna duda que no podáis matar, antes de que os mate a vosotros”.

Un libro que nace de muchas noches de inspiración, porque Zero es “muy dado al insomnio”, un hábito que combina con mucho café, y que lleva “el silencio y la luna por musa”, concluye.EFE

Tagged with: ,
Posted in Personajes

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasEfe salud