• mas infoColección creada por Art comes first y The IOU Project/Imagen cedida ambas firmas/EFEColección creada por Art comes first y The IOU Project/Imagen cedida ambas firmas/EFEColección creada por Art comes first y The IOU Project/Imagen cedida ambas firmas/EFE
Colección creada por Art comes first y The IOU Project/Imagen cedida ambas firmas/EFE

Diseño español: apostar por el lujo para sobrevivir

Solo las firmas de diseño de moda español que han apostado por el lujo, la calidad artesana y el diseño han sobrevivido productos que son muy apreciados en ferias como Pitti UOmo

Florencia,  jun (EFE).- Con la llegada del “made in China” y la crisis, muchas firmas españolas decidieron competir bajando precios, y calidad. La mayor parte de ellas han desaparecido, solo aquellas que apostaron por el camino del lujo, la calidad artesana y el diseño, han sobrevivido a un entorno ferozmente competitivo.

Colección creada por Art comes first y The IOU Project/Imagen cedida ambas firmas/EFE

Colección creada por Art comes first y The IOU Project/Imagen cedida ambas firmas/EFE

Zampiere, una firma de zapato ubicada en Zaragoza, es un caso de éxito: con la llegada del producto asiático al mercado español, mandaron a sus trabajadores a aprender las mejores técnicas artesanas en Italia, la meca del sector, y apostaron por un producto de gama alta, cuyo precio no baja de 200 euros.

Salida internacional

Ahora venden en una veintena países, la mayor parte en Japón, Korea, China o Hong Kong. “Cuando vimos que las zapaterías de toda la vida comenzaron a cerrar, nos dimos cuenta que el camino era la calidad”, relata a Efe Estilo Lourdes Gracia Miñana, tercera generación al frente de la empresa familiar.

Zampiere, una firma de zapato ubicada en Zaragoza. Zampiere/EFE

Zampiere, una firma de zapato ubicada en Zaragoza. Zampiere/EFE

Especializados en acabados y teñido a mano de zapatos de hombre, la firma zaragozana compra las mejores pieles y suelas en Italia, para luego ensamblarlas en España, en una fabrica que da empleo a una treintena de artesanos.

Éxito en el exterior

Sus productos son muy apreciados en ferias como Pitti Uomo (Florecia), la más importante del sector de moda masculina, a la que acuden compradores de tiendas y grandes almacenes de todo el mundo.

No son los únicos representantes españoles, Knitbrary, una empresa de dos jóvenes coruñeses, tuvo claro desde el principio, que la calidad era el pasaporte para conquistar el mercado extranjero, y decidieron apostar por las prendas de punto, tejidas y teñidas a mano, con técnicas tradicionales.

Técnicas tradicionales

“Nuestro objetivo es hacer un archivo de calidades y técnicas de tejido tradicional”, señala Pedro Castellanos, cuyas diseños de “baby” alpaca hecha en Perú hace que cada prenda supere los 500 euros, o la vicuña, el “oro de los Andes”, que eleva el precio de un jersey a los 3.500.

Diseño de Knitbrary. /Cedida/EFE

Diseño de Knitbrary. /Cedida/EFE

Los pedidos se hacen bajo demanda, y están hechos como si fueran piezas únicas, incluso llevan un número de edición. “Cada pieza tiene pequeños defectos propios del proceso artesanal, incluso se pueden apreciar las diferentes tensiones de cada tejedora”, señala este emprendedor gallego.

A pesar de lo especial de su producto, les está costando entrar en el mercado español; su mercado más importante es Japón, seguido de Francia, Austria, Suecia y Noruega.

En esta misma línea de apuesta por la calidad, pero combinada con el respecto a los artesanos que intervienen en el proceso de cada prenda se encuentra el proyecto de IOU Project, de la española Kavita Parmar.

“Un producto no es solo un producto, detrás, hay una historia, hay personas, no es algo de usar y tirar”, recuerda esta emprendedora, que ha ideado un software para mostrar al consumidor final quién es el artesano en India que ha tejido la tela de la prenda que ha comprado, y qué persona en España, Italia o Portugal, ha cosido cada pespunte de la pieza.

Con su proyecto, que acumula una larga lista de premios internacionales, visita desde hace cuatro temporadas la feria de moda italiana, en busca de un comprador internacional que valora más que nunca, la calidad artesanal y el compromiso social.

“Yo no visto ropa, yo visto cultura y eso es cada día más importante para la gente”, argumenta. EFE

Tagged with:
Posted in Moda

Efe Estilo en Twitter
EFEEMPRESASEFEturPractica españolEFEagro
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies