• El Roscón de Reyes es uno de los dulces más típicos de la Navidad. EFE/ John Riley El Roscón de Reyes es uno de los dulces más típicos de la Navidad. EFE/ John Riley
  • Este dulce navideño data del s.II a.C y tiene un origen pagano.EFE/Marta Pérez
  • mas infodetalle de un roscón de reyesPor segundo año consecutivo, esconden un diamante en un roscón de reyesAlmendras, azúcar y fruta escarchada decoran este dulce navideño.EFE/ Paco Campos
El Roscón de Reyes es uno de los dulces más típicos de la Navidad. EFE/ John Riley Este dulce navideño data del s.II a.C y tiene un origen pagano.EFE/Marta PérezAlmendras, azúcar  y fruta escarchada decoran este dulce navideño.EFE/ Paco Campos
Día de Reyes

El cuarto rey de la Navidad

No hace magia más allá del paladar de quién lo consume pero también trae alegrías, sobre todo a los golosos que esperan durante todo el año a que llegue este día para poder disfrutar del Roscón de Reyes

Madrid (EFE).- No hace magia más allá del paladar de quién lo consume pero también trae alegrías, sobre todo a los golosos que esperan durante todo el año a que llegue este día. El Roscón de Reyes, uno de los dulces más tradicionales y con más éxito de la Navidad, es uno de los protagonistas del día 6 de enero.

Sin embargo, aunque hoy en día el roscón forme parte de las celebraciones navideñas, su origen no tiene ninguna relación con el nacimiento de Jesús y la llegada de los Reyes Magos al Portal de Belén, si no que, como sucede con muchas otras celebraciones religiosas, tiene una ascendencia pagana.

Origen pagano

La harina, el huevo y el agua de azahar son algunos de los ingredientes principales de un buen roscón. EFE/ John Riley

La harina, el huevo y el agua de azahar son algunos de los ingredientes principales de un buen roscón. EFE/ John Riley

El nacimiento de este dulce data del siglo II a.C, cuando a mediados del mes de diciembre, y tras la finalización de los trabajos en el campo, se realizaban durante una semana “las Saturnales”, unas celebraciones en las que se festejaba la finalización del periodo más oscuro del año y el inicio de la luz.

Para estos festejos se elaboraban unas tortas redondas hechas con higos, dátiles y miel, que se compartían entre plebeyos y esclavos. Se cree que en el siglo III d.C. se comenzó a introducir un haba seca ya que se la consideraba un símbolo de prosperidad. El que se encontraba con esta legumbre en su porción, se le auguraba buena fortuna durante el resto del año.

Con el paso del tiempo, cuando la religión cristiana se impuso como la oficial en el Imperio Romano, las celebraciones paganas terminaron por desaparecer. Sin embargo, algunas costumbres como la de la de este dulce que contenía una habichuela dentro permanecieron. Uno de los lugares donde esta tradición quedó muy arraigada fue Francia.

Quién encontrase el haba en el roscón poseía el título de “tonto del haba” durante todo el día, dando origen así al actual apelativo de “tontolaba”

En este país, las familias aristocráticas se reunían para comerlo y, quién descubría la judía en su porción, se convertía en el “rey del haba” (Roi de la fave). Según se cree, en el s.XVIII, las ganas de contentar al pequeño rey Luis XV hicieron que el cocinero de palacio sustituyera el haba por una moneda de oro dentro del dulce, cambiando así la tradición y haciendo el premio mucho más deseable.

En España, fue el rey Felipe V quien introdujo la idea de una moneda como premio en el roscón. Así, el que encontrase el preciado premio se convertía en “rey por un día”, y el desafortunado que hallase el haba en el roscón poseía el título de “tonto del haba” durante esa jornada, dando origen así al actual apelativo de “tontolaba”.

Cada año más innovadores

Los ingredientes del hoy conocido como Roscón de Reyes han cambiado y la

Proceso de elaboración de roscones de reyes, cada año más innovadores. EFE/ Viviana Ávila

Proceso de elaboración de roscones de reyes, en el que cada año se incorporan nuevos ingredientes. EFE/ Viviana Ávila

moneda, hoy en día se ha sustituido por una pequeña figura de cerámica. Además, la tradición que caracteriza a este dulce se impregna cada vez más de innovación, y actualmente no es raro encontrar roscones salados o incluso con sabor a mojito como el que ofrece el establecimiento “La Rosconada” de Madrid.

A los ingredientes básicos, azúcar, mantequilla, levadura, huevo, agua de azahar y ralladura de cítricos, se suman ahora otros como el ron o el gin-tonic. También se pueden encontrar otros que sustituyen la tradicional nata del relleno por fresas ácidas bañadas en cava, tiramisú o incluso champiñones y setas. Lo que sí se mantiene, es la tradición que une a este bollo con el día de Reyes.

Si se quiere tener garantía de que Los Reyes Magos van a dejar una buena cantidad de regalos en casa, es fundamental seguir tres pasos: portarse bien durante el año, dejar los zapatos limpios por la noche y lo más importante, servir una buena porción de roscón para que Sus Majestades repongan fuerzas.

Si anoche se siguieron estos pasos, la mañana de hoy estará caracterizada por la alegría de los niños, y no tan niños, de la casa y los papeles de regalo inundando el salón. Si no, puede que algún que otro saco de carbón se cuele entre los obsequios. EFE

Tagged with:
Posted in Gourmet

Efe Estilo en Twitter
EFEturbanner_practica-español-300x125EFEempresas
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies