• mas infoDiseño de Yves Saint LaurentDiseño de Yves Saint LaurentDiseño de Yves Saint Laurent
  • mas infoEl hombre de esmoquin/ CEDIDA POR ARMANIvestidos para cenarEl hombre de esmoquin/ CEDIDA POR ARMANI
  • mas infoLaetitia Casta /EFE /Matteo BazziLaetitia Casta /EFE /Matteo BazziLaetitia Casta /EFE /Matteo Bazzi
Diseño de Yves Saint LaurentEl hombre de esmoquin/ CEDIDA POR ARMANILaetitia Casta /EFE /Matteo Bazzi

El esmoquin, infalible en Navidad

El esmoquin se convierte en una prenda imprescindible que transmite elegancia y sensualidad

Madrid (EFE).- Esta Navidad, el esmoquin se convierte en una prenda imprescindible que transmite elegancia y sensualidad. Creado por el sastre británico Henry Poole para ataviar a los caballeros del siglo XIX que asistían a cenas en las que se permitía fumar (“smoke”), esta prensa vive una auténtica revolución, con distintas variedades.

“Prenda masculina de etiqueta, de menos ceremonia que el frac, a modo de chaqueta sin faldones”, así define el Diccionario de la Real Academia Española al esmoquin, prenda unisex que ahora resulta perfecta para asistir a fiestas familiares, bailes, cócteles y actos sociales de cierta relevancia.

Es evidente que el esmoquin se ha relajado bastante y ha perdido la rigidez de antaño. Los hombres optan por combinarlo con camiseta o con camisa sin corbata, y las mujeres tienen potestad para lucirlo sobre la piel desnuda o sobre una delicada lencería, aunque otras prefieren conjuntarlo con vaqueros desgatados, camisetas o minifaldas.

 Se reinventa en forma de levita

Es más, esta temporada se reinventa en forma de levita o vestido cruzado con coquetas asimetrías, como se ha podido ver en las colecciones de las pasarelas internacionales. Son muchas las firmas que han decidido incluirlo en sus colecciones, eso sí, con interpretaciones atrevidas y sexys.

Doña Letizia vestida con esmoquin levita/ EFE/ Ballesteros

Doña Letizia vestida con esmoquin levita/ EFE/ Ballesteros

El diseñador Hedi Slimane para la firma Saint Laurent le da una vuelta de tuerca y lo presenta con notas roqueras y con un estampado de mil rayas. Celine lo declina y lo expone a modo de vestido sin mangas, y Narciso Rodríguez lo sube a la pasarela en su expresión “minimal”.

Por su parte, Hermes actualiza el esmoquin, tiñéndolo en blanco y adornándolo con una corbata metalizada. Más femenino resulta el modelo que propone la firma Valentino, realzado con una pechera bordada.

 Haciendo memoria

La casa inglesa Henry Poole&Co fue la encargada de cortar un esmoquin para un jovencísimo Eduardo VII, príncipe de Gales, el cual fue la primera persona en lucirlo en público.

Este traje, generalmente negro para los días más fríos y blanco para las noches veraniegas, se compone de chaqueta con solapas de satén acabadas en pico y uno o dos botones para cerrarla, pantalón recto con cinta lateral de satén a juego con las solapas, camisa blanca, pajarita o corbata, chaleco y fajín.

En femenino

Cuando Yves Saint Laurent presentó el esmoquin femenino en su taller de la avenida Marceau de París, el público que asistió se sorprendió: era la primera vez que esta prenda masculina mostraba su lado más sexy y sensual. “A partir de ese día, la sociedad tomó conciencia de que la mujer adquiría poder”, explica Pierre Bergé, pareja y colaborador del diseñador.

Nieves Álvarez con esmoquin blanco/ EFE Ballesteros

Nieves Álvarez con esmoquin blanco/ EFE Ballesteros

“Si la moda solo sirve para vestir a mujeres ricas, me retiro”, dijo Yves Saint Laurent cuando presentó el esmoquin, prenda que rápidamente la mujer introdujo en su armario y utilizó como arma de seducción y poderío. “Saint Laurent lo propuso para la noche como una alternativa inesperada al vestido corto negro y al manido largo”, dice Bergé.

A pesar de la reticencia inicial que mostró la sociedad, Bianca Jagger, Laurent Bacall y Catherine Deneuve no dudaron en lucirlo, era la prenda que abanderaba la libertad y la independencia femenina.

 Malerne Dietrich, Diane Keton, Joan Crawford o Faye Dunaway fueron algunas de las actrices que también se sumaron a la moda de lucir esmoquin.

 La princesa Lady Di sorprendió con un modelo en blanco y negro, adornado con una hermosa pajarita, en el concierto de Genesis en 1984, firmado por la diseñadora Margaret Howell.

Parece que el esmoquin, también llamado “tuxedo”, es una prenda que no pasa de moda, cada día se viste más y se reinterpreta con la única intención de estar a la moda.EFE

 

 

Tagged with: ,
Posted in Moda

Efe Estilo en Twitter
EFEEMPRESASEFEturPractica españolEFEagro
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies