Ya no están de moda las figuras andróginas de los últimos tiempos.Ya no están de moda las figuras andróginas de los últimos tiempos.
Cincelado, redondo y elevado

Glúteos a golpe de cincel

Esculpir un aspecto más sexy, un deseo que puede hacerse realidad gracias a técnicas de última generación

Madrid (EFE).- Reconciliadas con las curvas, las mujeres quieren lucir glúteos firmes, redondos y elevados, un deseo que se puede hacer realidad gracias a técnicas de última generación con las que se esculpe un aspecto más sexy.

“El trasero es el nuevo epicentro de la belleza”

Scartlett Johanson, Kate Winslet, Salma Hayek, Penélope Cruz, Jennifer López o Tara Lyn son algunas de las “celebrities” que reivindican las siluetas y los glúteos redondos, definidos y bien altos. “El trasero es el nuevo epicentro de la belleza”, explica la doctora Paula Rosso, de la clínica corporal M+C.

Ya no están de moda las figuras andróginas de los últimos tiempos, hoy el nuevo canon de belleza requiere curvas atractivas y sensuales. “Desde hace un par de años, las mujeres han dejado de sentir sus curvas como un enemigo, las aceptas y solicitan fórmulas para moldearlas”, comenta Rosso.

Ahora se busca un cuerpo con formas y de aspecto saludable. “Si hasta hace poco eran los senos el principal emblema de la feminidad, a día de hoy es el trasero el protagonista principal”, señala la doctora Rosso.

Pero es imposible lucir unas buenas nalgas sin contar con una cintura bien definida y unas caderas controladas. “Trasero, caderas y cintura están estrechamente relacionados, la buena o mala forma de unas incide directamente en el buen o mal estado del otro”, puntualiza Roos.

De ahí, que si se desea conseguir una figura de reloj de arena, con todas las curvas en su sitio y prestando mayor atención a las nalgas, se debe tener en cuenta que unos buenos glúteos empiezan en la cintura.

Una de las causas por las que la cintura pierde su forma, es por la acumulación de grasa en flancos y final de la espalda, grasa, que una vez instalada repercute en la caída de los glúteos, “que, además de padecer el paso del tiempo, también sufren los estragos de los cambios hormonales, la celulitis, la retención del líquido, el embarazo y el sedentarismo, además de la flacidez.

Según la doctora Rosso para marcar cintura, tensar y elevar glúteos y compactar la grasa de las caderas, recomienda un protocolo dual con corrientes interferenciales moldeadoras y radiofrecuencia médica.

“Este binomio de ultima generación resta centímetros, tonifica el músculo y tensa la piel, además de reducir la retención de líquidos y estimular el sistema linfático” dice Rosso.

TALLADO A MEDIDA

“El efecto de nalgas respingonas se consigue aumentando el volumen de la zona media”

El doctor Javier Moreno Moraga, del Instituto Médico Láser,  realiza la remodelación de las nalgas con una lipotransferencia que consiste en extraer la grasa donde sobra e inyectarla donde falta. Una técnica que pasa por tres fases: Tallado en alas de gaviota, eliminación de la banda subglútea y aumento del volumen medial.

En la primera fase se realiza un tallado sobre la zona en la que el tanga se apoya, donde se elimina una porción variable de tejido graso con la forma del característico triángulo. “Esta eliminación de volumen no solo se lleva a cabo en la rabadilla, sino que abarca la zona sacra lateral, justo sobre el glúteo”, asegura Moreno.

El aspecto sexy se consigue por contraposición a las curvas de la cadera y la cintura aporta una proyección más elevada y redondeada del glúteo.

En la segunda fase se elimina la banana subglútea, una maniobra que resulta imprescindible para mejorar el aspecto atlético del trasero. “Se trata de eliminar toda la grasa que se sitúa al final del pliegue glúteo, justo al comienzo de los músculos”, explica el doctor, quien asegura que con esta maniobra se “alarga la longitud óptica de las piernas, aportando un aspecto más esbelto de la retaguardia”.

En la tercera y última fase, se trabaja el volumen. “El efecto de nalgas respingonas se consigue aumentando el volumen de la zona media”, concluye Moreno, quien asegura que el postoperatorio tan solo requiere llevar una faja durante siete días. EFE

Posted in Belleza

Efe Estilo en Twitter
EFEempresasEfe saludbanner_practica-español-300x125
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies