Ágatha Ruíz de la Prada y su hija Cósima Ramírez. CEDIDA POR PELONIOÁgatha Ruíz de la Prada y su hija Cósima Ramírez. CEDIDA POR PELONIO

Las claves del imperio Agatha Ruiz de la Prada

Ágatha Ruíz de la Prada y su hija Cósima Ramírez explican cómo el papel de la mujer es cada día más relevante y trascendental

Madrid, ene (EFE).- La mujer que hay detrás de la firma Agatha Ruiz de la Prada comenzó a sonar con fuerza en el Madrid de la Movida en la década de los 80, “gracias al esfuerzo y a la dedicación”, dos factores que han conseguido que la madrileña se haya convertido en una de las diseñadoras más longevas de la industria española, con un universo propio que excede el ámbito de la moda, y con una de las mayores proyecciones internacionales, ahora enfocada al mercado en línea, en ofrecer licencias y localizarse en tiendas multimarca.

Las creaciones del imperio más colorista de la moda española están ceñidas al arte y a la industria. La creadora ha hecho que sus piezas escultóricas visiten museos y galerías de todo el mundo. Y el universo Ágatha se ha extendido a ámbitos como la decoración o la papelería. Además, ha colaborado con diferentes empresas y organismos oficiales en la creación de uniformes, vestuario y escenografías para espectáculos de teatro, ópera y danza.  La empresaria ha ideado hasta luces de Navidad o parques infantiles.

“Color, optimismo y alegría” son, según la creadora, algunos de los mensajes que los diseños de la firma transmiten cuando pisan una pasarela, unos lemas que han acompañado a Ágatha Ruíz de la Prada desde sus inicios hasta la actualidad.

Un imperio lleno de color

“Siempre me ha gustado romper las reglas, aunque haya gente que vea demasiados contrastes de colores en mis creaciones, no tendría ningún sentido que hiciese desfiles con piezas en color negro y beige, perdería el sello de identidad que me ha convertido en lo que soy ahora”.

En el universo Agatha, que no solo abarca moda, sino también decoración, papelería y accesorios,  tienen cabida todo tipo de formas: los lunares, las estrellas, las rayas y los corazones.

imperio agatha ruiz la prada

Agatha Ruiz de la Prada y Cósima Ramirez en el stand de Mercedes Benz. EFE/Pelonio Press

Fue a los 20 años cuando la diseñadora desfiló por primera vez, una fecha que recuerda con “mucha emoción”, aunque, según la madrileña, “no fue fácil conseguir el equipo que se necesita para organizar una pasarela” debido al “poco poder adquisitivo” con el que contaba en los años 80.

Hoy, la firma Agatha Ruiz de la Prada no solo cuenta con su fundadora, sino que su hija, Cósima Ramírez, directora de Relaciones Internacionales de la marca, crece y evoluciona poco a poco dentro de la empresa, siendo el pasado 25 de enero la primera vez que madre e hija, desfilaron juntas en la pasarela de Mercedes-Benz Fashion Week Madrid.

Renovarse o morir es un lema que Ruíz de la Prada tiene presente en cuanto a moda se refiere, puesto que para la diseñadora “la Alta Costura murió hace ya mucho tiempo y hoy es la moda ‘low cost’ la que mueve la industria textil. “La moda se está reinventando constantemente, no se sabe lo que va a pasar en un futuro, por eso hay que estar preparado para cualquier giro inesperado”, asegura la madrileña.

Madre e hija, uña y carne

Cósima Ramirez, por su parte, hace mención a la “slow fashion”, un movimiento contrario a la “fast fashion” que propone una moda sostenible y artesanal, heredera de la cultura de nuestro país. Y es que, para la heredera “es una pena el poco valor que se le da a la ropa que compramos”, y expone como alternativa “diseñar prendas más especiales que duren toda la vida”.

Una alternativa que ha tenido como resultado la primera colaboración de Agatha Ruiz de la Prada con ES Fascinante, una comunidad que promueve el talento creativo de España a través de una magazine y tienda “online” multimarca: las “Zapatillas Cósmicas”, presentadas en el desfile de  otoño-invierno 2019 de Agatha Ruiz de la Prada en Mercedes-Benz Fashion Week Madrid.

imperio agatha ruiz la prada

Zapatillas Cósmicas, la colaboración de Agatha Ruiz de la Prada y ES Fascinante. EFE

En esta ocasión, Ágatha Ruiz de la Prada y Cósima Ramirez no solo han dejado huella en la pasarela, sino que han protagonizado “She’s Mercedes Fashion Talks”, una cita con la moda para conectar e inspirar a las mujeres, donde madre e hija han recalcado “la importancia del papel de la mujer en el mundo de la moda”.

A pesar de que de pequeña quería ser pintora, Ágatha Ruiz de la Prada se dio cuenta durante la adolescencia que, lo que realmente le apasionaba, “era ir bien vestida”. Hoy, lleva casi 30 años al frente de su firma homónima y, tras preguntarle cómo es el día a día de una diseñadora, tiene clara la respuesta: “si quieres ser feliz todos los días de tu vida, sé diseñadora de moda”. A diferencia de su hija, a la que llama en modo cariñoso “ratón”, que asegura que actualmente “no es buen momento para comenzar en este mundo”.  EFE