Japonismo: filosofía nipona para occidentales estresados. EFE/ Everett Kennedy BrownJaponismo: filosofía nipona para occidentales estresados. EFE/ Everett Kennedy Brown

Japonismo: filosofía japonesa para los tiempos modernos

“Ikigai”, “wabi-sabi” o “kaizen” son mucho más que palabras con sonoridad bonita y significados inspiradores: son conceptos japoneses llenos de filosofía.

Madrid, jun 2018 (EFE).- La compleja filosofía japonesa siempre ha sido muy atractiva para el mundo occidental. Ahora, en la era de las redes sociales y la vida acelerada, una bloguera anglo-japonesa ha recuperado esta cultura milenaria para enseñarnos a cuidar el corazón y el cuerpo y mejorar nuestros hábitos al estilo nipón.

Erin Niimi Longhurst es hija de padre británico y madre japonesa, por lo que creció entre el frenesí occidental y la contemplación oriental. Fue ya en la edad adulta cuando se dio cuenta de hasta qué punto las enseñanzas de sus abuelos maternos le habían ayudado a crecer como persona y enfrentarse a momentos importantes.

Eso fue lo que llevó a esta bloguera especializada en estilo de vida y viajes a escribir “Japonismo. El arte de alcanzar una vida plena” (Cúpula). Un libro que acaba de llegar a España y que recopila algunos de los principios de la filosofía vital japonesa que tan útiles le han sido a ella para limpiar la mente, organizarse y “perseverar ante los desafíos”.

Japonismo para principiantes

Japonismo: filosofía nipona para occidentales estresados. EFE/ Everett Kennedy Brown

Todo ese conocimiento afecta a tres aspectos: “kokoro”, el cuidado del corazón y la mente; “karada”, que hace referencia a nuestro cuerpo y cómo nos relacionamos con el entorno; y, finalmente, “shukanka” orientado a aplicar todos los principios anteriores al día a día y hacer de ellos una rutina muy conveniente.

Cuestiones que recuerdan la importancia de cuidar la mente en un momento en el que parece que mantener el exterior intacto es lo único que cuenta para prosperar.  Sin embargo, esto no implica que el fondo prime sobre la forma. La clave está en la armonía.

Esa misma filosofía estética se refleja en la apariencia del propio libro, ilustrado con los dibujos del artista japonés Ryo Takemasa y aderezado con imágenes sencillas pero muy atractivas en las que aparecen estampas de paisajes, rincones de ciudades e incluso la propia autora, quien prepara menús de sushi o un auténtico té matcha (con receta incluida).

Frente al afán por lo superficial, Niimi propone dedicar parte de nuestro tiempo a reflexionar sobre cuestiones como el “ikigai”, el propósito que nos hace levantarnos cada mañana y nos mueve a tomar decisiones. Y aunque encontrar nuestra “razón de ser” suene a tópico de charla motivacional, el planteamiento nipón demuestra que es prácticamente una cuestión de salud cardiovascular.

En el diccionario japonés hay tres palabras para referirse al corazón: “shinzou” (el músculo), “ha-to” (el corazón enamorado de cada San Valentín) y “kokoro” (algo así como la conciencia, una combinación de la mente, el alma y el corazón físico).

Alimentar el “kokoro” es fundamental para tener una vida plena y equilibrada, y la mejor manera de hacerlo es a través de la búsqueda y práctica del “ikigai”, que consiste en algo tan simple y a la vez tan difícil como encontrar aquello que nos hace felices y convertirlo en un modo de vida. Para unos será trabajar, para otros, cuidar de sus hijos. Todas las motivaciones son válidas.

El cuerpo, un lugar de culto

Si bien la cultura nipona se suele identificar con el trabajo, el “ikigai” no es el único factor a tener en cuenta para estar en forma por dentro y por fuera. Por eso, Niimi también se adentra en el cuidado del cuerpo a través de otra de las bases de su cultura materna: la interacción con la naturaleza.

El “ikebana” o arte de los arreglos florales es, posiblemente, junto con la ceremonia del té, una de las prácticas japonesas más conocidas. Ahora, occidente empieza a engancharse a otro de los métodos para conectar con el entorno: los “shinrin-yoku” o baños de bosque, un término acuñado por el ministro japonés de Agricultura en la década de 1980.

Tanto los paseos bajo los árboles como los arreglos florales están orientados a lograr el “kachou fuugetsu”, otro de esos mágicos conceptos orientales que, como explica la autora, se refiere a “aprender sobre uno mismo mediante la vivencia de la belleza de la naturaleza”.

japonismo libro

Japonismo: filosofía nipona para occidentales estresados. EFE/ Kimimasa Mayama

La efectividad de estas acciones no reside en salir a pasear o preparar un ramo bonito, sino en hacerlo con plena conciencia de cada uno de los elementos que están presentes en ese momento. En el bosque, no hay nada como hacer una pausa para observar el “komorebi”, que describe los rayos de luz que se cuelan entre el follaje.

Lo mismo ocurre durante el “ikebana”, que poco tiene que ver con juntar unas cuantas flores bonitas. Hay que respetar la proporción establecida de los tres tallos que componen el ramo y tener en cuenta el mensaje que transmite cada especie. Las campanillas muestran gratitud, las hortensias, orgullo, por lo que cada arreglo cuenta una historia distinta sobre su autor.

El hábito de ser feliz

La ceremonia del té o la caligrafía japonesa son otras de las numerosas actividades tradicionales que contrarrestan el frenesí contemporáneo. Y también guardan una estrecha relación con “shukanka”, la formación del hábito.

Niimi explica que, durante su infancia, aprender la escritura nipona era su mayor tortura. Sin embargo, la práctica constante del “kakijun” (el orden de los trazos de los caracteres) acabó siéndole de gran utilidad para entrenar su disciplina y su fuerza de voluntad, que son las bases del “shukanka”.

japonismo

Japonismo: filosofía nipona para occidentales estresados. EFE/Kiyoshi Ota

Adoptar hábitos beneficiosos para nuestro cuerpo y nuestra mente e integrarlos por completo en la rutina no es tarea fácil, pero, como demuestra la filosofía japonesa, es un esfuerzo que merece la pena.

Hacer listas o planificar de antemano con un calendario ayuda a hacer el proceso más llevadero. Cuando las fuerzas flaqueen, uno siempre puede encontrar la inspiración en conceptos como “kaizen” (cambiar siempre hacia mejor a base de pequeños gestos) o en los muchos proverbios japoneses que se cuelan entre las páginas, como “trabaja en ti mismo, encuéntrate a ti mismo”. EFE

Tagged with: , ,
Posted in Tendencias

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasbanner_EFEtur300x125
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies