Ni hombros al aire ni cuello chimenea, los patrones navideños de Burda han vuelto a marcar tendencia. EFE/Imagen cedida por:  Nota BeneNi hombros al aire ni cuello chimenea, los patrones navideños de Burda han vuelto a marcar tendencia. EFE/Imagen cedida por: Nota Bene

Los jerséis de Burda, la nueva prenda “it” de la Navidad

¿Te gusta la Navidad? Demuéstralo con tu armario, porque los jerséis de Burda que hacían las abuelas cada fin de año han vuelto, y marcan tendencia.

Madrid, dic 2017 (EFE).- Los diseños de la revista de patrones Burda, con los que hace años las abuelas torturaban (con amor) a sus nietos, se han convertido en el objeto de deseo de “fashionistas” y es el nuevo “must have” de Navidad, haciendo de cenefas, renos y copos de nieve la decoración estrella, también en formato jersey.

Hace apenas un par de años, salir a la calle con esos jerséis de lana confeccionados por las abuelas cada Navidad para abrigar a sus nietos, se consideraba un gesto heroico. Ahora, “influencers” de todo el mundo parecen haberse aliado para convertir en la nueva obsesión estilística a estas prendas, que en los años 50 alcanzaron la fama entre las páginas de la revista Burda.

Desde las cenefas invernales importadas de la escocesa y fría Isla Fair hasta los estampados de estrellas, pasando por los dibujos de Papá Noel y los Reyes Magos, la moda tiene su propio microcosmos de motivos navideños, y esta temporada todos son válidos para trasladar el espíritu festivo al “street style”, y con mucho orgullo.

Los jerséis de Burda de las abuelas marcan tendencia

A pesar de la variedad, el rey indiscutible de esta tendencia sigue siendo la versión original del jersey navideño: aquel tejido en lana gorda (eso sí, que no pique, a poder ser), con motivos geométricos, copos de nieve y siluetas de renos de estilo nórdico.

Incluso dentro de esta categoría, hay formatos para todos los gustos.

Los modelos más clásicos mantienen los estampados llamativos, en colores como verde pino, azules oscuros pero brillantes y rojos vivos, suavizados con toques de blancos. Jerséis algo más recargados y cuajados de detalles, que siguen siendo aptos solo para los armarios más atrevidos.

jerseis navidad

Ni hombros al aire ni cuello chimenea, los patrones navideños de Burda han vuelto a marcar tendencia. EFE/Imagen cedida por: Nota Bene

Por otro lado, esos diseños conviven con versiones sofisticadas, decoradas por cenefas más discretas y en tonos apagados que respetan una sola gama de color, como granates, y verdes o azules profundos. Una opción más democrática y apta para todos los estilos, y que casa tanto con un pantalón vaquero como con una falda midi plisada.

Quienes quieran celebrar la Navidad también desde su vestuario pero aún no se atrevan a seguir el ejemplo de las “influencers” con ese estilo “granny”, pueden optar por otras versiones de estos jerséis, que van de lo casual a lo puramente humorístico.

Jerséis con espíritu festivo para vestirse de Navidad

Ni hombros al aire ni cuello chimenea, los patrones navideños de Burda han vuelto a marcar tendencia. EFE/Imagen cedida por: Nota Bene

Quizás la opción más asequible de toda esta tendencia son las prendas estrelladas, una versión juvenil y desenfadada, perfecta para citas informales. Además, el estampado de estrellas siempre se cuela en alguna colección de pasarela, lo que supone una excusa perfecta para rentabilizar estos jerséis el resto del año.

De nuevo, en la variedad está el gusto, y aunque una prenda con estrellas no sea nada nuevo, hay opciones que se salen de la norma. Y es que frente al jersey de toda la vida, estampado con pequeños astros, aparecen otros llenos de texturas gracias a lentejuelas y tejidos gruesos, o incluso con estela.

Lo mismo ocurre con otros motivos más navideños, como abetos decorados con borlas en 3D, o paquetes de regalo cuyos lazos se salen de la prenda.

Por último, hay un pequeño grupo de valientes que, por darle un toque divertido a las fechas, ya se atrevían a llevar los jerséis navideños antes de que fuera digno. Y puesto que lo que antes era un signo de humor ahora se ha convertido en una insignia “fashionista”, hay que buscar nuevas maneras de reírse un poco de la Navidad.

De nuevo, los jerséis tienen la clave, con diseños que están a medio camino entre la ropa atrevida y el disfraz, como aquellos que emulan un traje de Papá Noel, o los que están estampados con el cuerpo de un duende, al que solo le falta la cabeza del portador para estar completo.

Tampoco faltan las prendas verdes llenas de pompones que imitan a un árbol de navidad, o incluso aquellas hechas con el mismo espumillón con el que se decoran los abetos, una forma muy divertida de trasladar al armario el espíritu del cambio de año, y de tener contentas a las abuelas. EFE

Tagged with: ,
Posted in Moda

Efe Estilo en Twitter
EFEEMPRESASEFEturPractica españolEFEagro