EFE/KIKO HUESCAEFE/KIKO HUESCA

Jesucristo Superstar, más allá del credo

Un musical que ha triunfado en Broadway y que ahora llega a Madrid, donde podrá verse hasta el 13 de mayo en su formato original en inglés con sobretítulos en castellano

Madrid, 3 may (EFE).- El actor Ted Neeley ha interpretado durante “casi toda su vida” a Jesucristo en el musical “Jesucristo Superstar”, un icono que podrá verse en versión original en el Teatro de la Luz de Gran Vía y que, según dice a Efe, “es algo mucho más que una creencia religiosa” y “engancha por su música”, añade.

Neeley (Texas, 1943) lleva “casi toda la vida” dando vida a un Jesús de Nazareth, en la famosa ópera rock compuesta por Andrew Lloyd Webber con letra de Tim Rice.

Un musical que ha triunfado en Broadway y que ahora llega a Madrid, donde podrá verse hasta el 13 de mayo en su formato original en inglés con sobretítulos en castellano, de la mano de la productora LETSGO y Show Bees y bajo la dirección de Masimo Romeo Piparo.

“El papel de Jesucristo ha sido el más importante de mi carrera”, asegura Neeley, que en un principio, según relata, tenía la intención de “presentarse a la audición de Judas”, ya que era muy amigo del director del musical en Broadway, Tom O’Horgan, con quien trabajó durante años en “Hair”.

Un musical que ha triunfado en Broadway y que ahora llega a Madrid, donde podrá verse hasta el 13 de mayo en su formato original en inglés con sobretítulos en castellano

“Hice la audición para Judas y una vez acabé el director me abrazó y me dijo que estaba bien pero que quería que volviera al día siguiente e interpretase otro papel. Tenía que ser Jesús, pensé”.

El actor reconoce que alcanzó la fama gracias a O’Horgan, que “vio algo en mí que ni yo mismo reconocía” y por ello siempre estará agradecido, dice, porque “sin él no estaría donde estoy ahora”, añade.

De esta forma, tras presentarse al montaje de Broadway, Neeley se hizo con el papel en 1971 y su popularidad aumentó cuando en 1973 retomó el mismo papel en la versión cinematográfica dirigida por Norman Jewison, que se estrenó en 1973.

jesucristo superstar

EFE/KIKO HUESCA

 

“A lo largo de los años me he dado cuenta de que lo más importante es tener confianza en ti mismo”, asegura el actor, que opina que es difícil interpretar un papel sobre el que “todo el mundo tiene una opinión” y que “todo el mundo conoce” porque las criticas son enormes.

Cuando la obra se estrenó en 1971, causó mucha polémica, debido a que ciertos sectores de la población identificaban la obra como un sacrilegio y según cuenta el actor, “había protestas todas las noches en Broadway”

Neeley asegura que al principio estaba aterrado y que empezó a ganar más confianza en su interpretación cuando entendió la “esencia del personaje” y su relación con el público: “Quería hacer todo lo posible por representar la esencia espiritual de Jesucristo y descubrí que hay muchas personas que creen y otras muchas que no creen y que yo como actor debía abrazar ambos lados”, explica.

Cuando la obra se estrenó en 1971, causó mucha polémica, debido a que ciertos sectores de la población identificaban la obra como un sacrilegio y según cuenta el actor, “había protestas todas las noches en Broadway”.

Jesucristo Superstar, toda una vida de espectáculo

“En una ocasión me dirigí a una de esas personas que protestaban, cuenta el actor, que escuchó sus reclamos y le invitó al espectáculo para que opinara “después de haberlo visto” y no basándose solo en el título, o el hecho de que Jesús cantara con una banda de rock.

“Cuando la función acabó me dijo que le encantaba, que era fantástico y trajo a más amigos a las funciones. Todos los que protestaron al principio se convirtieron en fans”, asegura Neeley, que además afirma que “Jesucristo Superstar” engancha a la gente “por su música”.

“Mucha de la gente que viene dice que recuerda haber visto la película en su infancia y que la ha visto muchas más veces. Es algo que se está transmitiendo de generación en generación”

“Mucha de la gente que viene dice que recuerda haber visto la película en su infancia y que la ha visto muchas más veces. Es algo que se está transmitiendo de generación en generación e incluso en las iglesias tanto la película como algunas canciones se utilizan para enseñar a los niños”, afirma el actor.

Un actor que lleva décadas interpretando al mismo personaje, ahora con algunos años más, por el que ganó una nominación al Globo de Oro en 1973 y del que dice “no aburrirse” porque “le encanta la conexión que se crea con el público”, concluye. EFE

Tagged with: , ,
Posted in Personajes

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasEfe salud