La moda se va de crucero con una pasarela que se presenta siempre en primavera. EFELa moda se va de crucero con una pasarela que se presenta siempre en primavera. EFE

La moda se va de crucero

La moda se va de crucero con una pasarela que se presenta siempre en primavera y que en su origen tenía como finalidad proponer una serie de prendas de entretiempo a la aristocracia que, en barco, escapaban del frío

Madrid, (EFE).- En el milimetrado y sosegado ecosistema del mundo del lujo, donde cada lanzamiento está enmarcado en una hermética estrategia empresarial y cada novedad debe vibrar al compás de un vetusto legado histórico, un elemento extraño se hace hueco con fuerza: las colecciones crucero.La moda se va de crucero con una pasarela que se presenta siempre en primavera y que en su origen tenía como finalidad proponer una serie de prendas de entretiempo a la aristocracia que, en barco, escapaban del frío invierno europeo en busca de zonas más cálida.

moda crucero Chanel

Moda crucero con Chanel abordo de “La Pausa”

Este mes de mayo se han visto las nuevas colecciones crucero para el año 2019, una de las últimas ha sido la de Louis Vuitton que se celebró en la Fundación Maeght, espacio privado de arte moderno y contemporáneo fundado en Francia por Marguerite y Aimé Maeght en 1964.
Este apasionante espacio se convirtió en una improvisada pasarela para la mítica casa francesa, ahora a los mandos de Nicolás Ghesquire, presentara su colección crucero 2019.

 

Moda crucero con Chanel abordo de “La Pausa”

La última colección crucero de Chanel tuvo su puesta en escena en un barco, concretamente en el transatlántico, La Pausa, que atracó en el Grand Palais de París.
Las cruceristas de Chanel vistieron con el mítico “tweed” en tonos claros como el rosa, beige, blanco, beige y azul cielo, un tejido que alumbraba vestidos, minifaldas, chaquetas y pantalones rectos, una propuesta cómoda y ligera.
Se vieron camisas blancas de gran volumen y pantalones marineros, además de prendas acolchadas, chaquetas cortas, largos midi y énfasis en la cintura, todo ello aderezado con perlas, camelias, collares largos y fabulosas boinas adornadas con el logo de la casa.
En Ibiza, presentó su colección crucero Custo Barcelona, en la que destacaban los vestidos en múltiples versiones- cortos y midi, amplios o entallados – todos en la clave más nocturna y desenfadada, ideal para las noches más cálidas.

Alvarno, fima compuesta por Arnaud Maillard y Álvaro Castejón, está teñida en azul marino con apuntes potentes de color fucsia, un luminoso naranja y pinceladas de negro

Se vieron distintos volúmenes, ajustados o más holgados, construidos a base de múltiples cortes de tejidos como las sedas muy finas, jaquards de punto, nylon tornasolado e incluso tejidos calados.
El brillo muy presente es también un punto clave de la propuesta y se encuentra en tejidos y elementos metálicos en tonos oro, plata o cobre, que animan los looks más nocturnos, pero también los que pueden combinarse sin problemas para el día a día.

moda crucero Alvarno

Alvarno presentó su colección crucero en Ibiza. EFE

Para su última colección crucero, Jorge Vázquez ha optado por una estética setentera en la que ha predominado la estampación del tema selva, en pañuelos, en bordados o vestidos.
Como siempre tejidos nobles como el lino, el algodón o la seda. “Es una de las colecciones más comerciales que hemos hecho hasta el momento y estará en tiendas a partir de diciembre”, un trabajo que incluye prendas muy femeninas, atemporales y prácticas como vestidos de fiesta y de cóctel.
En la colección de Alvarno, fima compuesta por Arnaud Maillard y Álvaro Castejón, está teñida en azul marino con apuntes potentes de color fucsia, un luminoso naranja y pinceladas de negro.
Los diseñadores han comentado que el neopreno, los estampados geométricos efecto caleidoscopio en algodón y gasa, superpuestos y drapeados en el cuerpo, cadenas envolventes con efecto tridimensional y tejidos técnicos son las líneas que han marcado la colección.
Un total de 50 piezas componen su colección Resort de este año, y los creadores han asegurado que “se vende el 70 por ciento de una colección crucero”.

“Cada prenda posee un estampado o motivo”, detalla Maier, director creativo de Bottega Veneta

Tomas Maier, director creativo de Bottega Veneta,en su última colección crucero ha manteniendo la rica paleta de colores, como el naranja intenso, el amarillo caléndula o el rosa Baccara.
Maier juega con las proporciones y los volúmenes en piezas. También se ven faldas amplias de silueta redonda acompañadas de prendas de punto grueso y chaquetas cortas, combinadas con botas finas hasta la rodilla de tacón alto.
Estos sutiles tonos son un elegante complemento a los lujosos materiales que proporcionan una sensación táctil muy agradable: denso tejido cashmere, piel tipo peluche Steiff Schulte e incluso un toque de encaje. “Cada prenda posee un estampado o motivo”, detalla Maier.

La moda crucero genera interés

“Con el uso de las redes sociales las tendencias se queman antes. Cuando la ropa de pasarela llega a las tiendas, la gente ya lo ha visto muchas veces en internet y ya está cansada”, argumenta Luis Lara, experto en internacionalización del ISEM Fashion Business School, en declaraciones a Efe Estilo.
Esta circunstancia unida al auge y el éxito del “fast-fashion”, “modelo Zara” para los desconocedores de la jerga o “democratización de la moda” para los intelectuales, y cuya fórmula consiste en ofrecer prendas de diseño, precios asequibles, y renovar cada semana la tienda con diseños nuevos, ha conseguido que “todo se acelere”.
Las grandes firmas de moda no quieren perder el compás y han encontrado en estas colecciones una manera de “generar interés” hacia su marca “más veces al año”, salirse del atrofiado calendario regido por dos pasarelas al año y, de paso, rescatar parte de su legado -su mayor activo-.

moda crucero Bottega Veneta

Bottega Veneta,en su última colección crucero ha manteniendo la rica paleta de colores. EFE

Este tipo de colecciones también permite “aprender” del caprichoso consumidor: aquellas prendas de la colección crucero que se vendan “permanecerán en la siguiente colección y las que no, desaparecerán”, argumenta Lara.
Aunque la gente ya no viaje en crucero, un consumidor cosmopolita y global, que viaja o vive en zonas donde el clima no se corresponde con las endiosadas pasarelas europeas, demanda, según aseguran, este tipo de prendas.
Y es que el mercado de estas marcas ya no es europeo sino global, y si este tipo de nuevas colecciones permite “no quedarse atrás” frente a la pujanza del “fast fashion”, en los últimos años “está hablando el lenguaje del lujo”, no hace falta más que entrar en una tienda de Zara y ver cómo ha cambiado.
“El cliente que va por la madrileña calle de Serrano y entra en Zara, luego en Bimba y Lola, más tarde en Loewe y en Prada, no nota tanto la diferencia salvo en el precio, todas son tiendas muy cuidadas, en las que se invierte cada vez más”, explica Lara.
Aunque hay hueco para todos en el mercado global, las grandes firmas deben moverse ante este tipo de movimients y lo hacen “con algo que el fast-fashion no puede hacer, que es hablar de su historia”, argumenta.EFE

Tagged with: ,
Posted in Moda

Efe Estilo en Twitter
EFEEMPRESASEFEturPractica españolEFEagro
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies