• mas infoIves Saint Laurent, rojo pasión.Ives Saint Laurent, rojo pasión.Ives Saint Laurent, rojo pasión.
  • mas infoMaquilla de labios de Ellis Fass. Imagen cedida por la firma Ellis FassMaquilla de labios de Ellis Fass. Imagen cedida por la firma Ellis Fass
  • mas infoLabial de Guerlain. Foto cedida por la firma Guerlain.Labial de Guerlain. Foto cedida por la firma Guerlain.
Ives Saint Laurent, rojo pasión.Maquilla de labios de Ellis Fass. Imagen cedida por la firma Ellis FassLabial de Guerlain. Foto cedida por la firma Guerlain.
El poder del rojo

Misión: labios rojos

Inquietante y, pasional, el rojo es el compañero perfecto para el día y un incondicional amante de noche. Lo puso en escena Elizabeth Arden y Dior, Yves Saint Laurent y Coco Chanel vistieron con él la sonrisa de mujer seductora

Madrid, (EFE).- Inquietante, pasional y femenino, el rojo es el compañero perfecto para el día y un incondicional amante de noche. Un tono que puso en escena Elizabeth Arden y con el que después los diseñadores Dior, Yves Saint Laurent y Coco Chanel vistieron la sonrisa de mujer seductora.

“Me encanta el rojo, es el color de la vida”, decía Christian Dior, quien en 1953 ideó una barra de labios roja, ‘Rouge Dior’, vestida con una lujosa capucha en forma de obelisco para regalar a sus clientas como detalle de Navidad.

Ese labial, que ahora celebra su 60 cumpleaños, resulto ser el favorito de la actriz Marlene Dietrich, que adoraba al modisto. Prueba de ello, fue el pulso que le echo al director de cine Alfred Hitchock, “No Dior, no Dietrich!”, antes de protagonizar “Pánico en la escena” (1950).

Pero la protagonista de “El ángel azul” (1930) no fue la única que sentía pasión por el “Rouge Dior”, la princesa Grace Kelly también era fan y atesoraba su labial en un cofre chino.

“Me encanta el rojo, es el color de la vida”, decía Christian Dior

Pasional e inquietante, el rojo sobre la boca es símbolo de la feminidad. Hoy, la musa de Rouge Dior, Natalie Portman, cree que “Christian Dior pensó que la barra de labios era un arma de seducción esencial, algo mágico”.

De la moda a la belleza

Perfeccionista y muy disciplinada, Coco Chanel, que en 1930 ya se había consolidado en el mundo de la moda, dio un paso más y saltó al universo de los cosméticos con una barra de labios roja.

“Como los ojos son el espejo del alma, por qué no admitir también que la boca es la intérprete del corazón”, decía Coco Chanel, diseñadora que no salía de casa si antes no se pintaba los labios, tal era su devoción y su exigencia por el maquillaje que no descansó hasta que no descubrió un rojo ideal para su labios.

 Imagen de labios rojos de la línea cosmética Yamamay Beauty. Cedida por al firma

Imagen de labios rojos de la línea cosmética Yamamay Beauty. Cedida por al firma

Una vez descubierto, en 1954 decidió lanzarla al mercado empaquetada en un embalaje rectangular que imitaba al frasco de su perfume Chanel Nº 5.

A partir de ese día, el rojo se ha ido declinando poco a poco en otras tonalidades hasta conseguir una amplia paleta cromática que da cobertura a mujeres con distinto tono de piel y de cabello, gracias al talento del director artístico de la “maison”, Peter Philips.

Maquillador que apuesta por barras de labios que hidraten y duren, así como por la imagen fresca y jovial de Vanessa Paradis, que esta temporada es imagen de la barra de labios roja de Chanel.

El rojo genera emociones, impacta y no pasa desapercibido, un simple rubor carmesí sobre la boca realza, ilumina y proyecta seguridad.

“Los zapatos de tacón rojos son al porte lo que el rojo de labios es al rostro”

“Los zapatos de tacón rojos son al porte lo que el rojo de labios es al rostro. Acentúa, precisa y redefine una presencia”, decía Yves Saint Laurent.

Existe un rojo para cada mujer, bien sea morena, castaña, rubia o pelirroja. “Para una piel clara, resultan fabulosos los rojos sangre, mientras que a las morenas le quedan muy bien los burdeos”, explica la maquilladora de Yves Saint Lauirent, Eva Escolano.

Sin embargo, a las castañas, les favorecen “los anaranjados” y a las pelirrojas “los tonos intensos en naranja o rojo muy fuerte”.

¿Y para las más tímidas, para las que no se atreven en este color?. “Siempre animo a las mujeres a que prueben un labial rojo, tono con el que te sientes más poderosa, más femenina y más guapa”, asegura la maquilladora.

Elizabeth Arden, pionera

Fue Elizabeth Arden quien creó el primer labial rojo allá por 1910 con la intención de dar un azote a la sociedad más puritana de Estados Unidos.

En aquella época, muchas sufragistas estadounidenses maquillaban sus labios de rojo como modo de protesta para huir del encorsetamiento de la época victoriana.

Justo en ese momento, Elizabeth Arden aparece en escena y se une en la lucha de estas mujeres creando un nuevo color rojo que marcaría tendencia.

Años después, a medida que las mujeres se involucraban en la Segunda Guerra Mundial, Arden creaba varios tonos rojos, como el Rojo Montezuma y el Rojo Victoria, a juego con los uniformes, un gesto que ponía en evidencia que la mujer podía ser patriota, valiente y sexy.

Imagen de barra de labios de esta temporada, cedida por Armani.

Imagen de barra de labios de esta temporada, cedida por Armani.

Una vez afianzado, este lápiz de labios se convirtió en el producto estrella de la belleza. La actrices de Hollywood enloquecía con él, se sentía hiperfemeninas. Actrices como Elizabeth Taylor, Lana Turner, Joan Crawfor y Gloria Swanson contribuyeron a que este fabuloso tono se pusiera de moda.

Los rojos de Evita Perón, Coco Chanel, Marilyn Monroe de entonces son comparables a los carmines y fucsias de Scarlett Johansson, Anne Hathaway o Monica Bellucci de ahora, explica la maquilladora británica Linda Cantello.

Revisamos la historia

Pero el rojo sobre los labios se remonta a las mujeres de la antigua Babilonia que trituraban piedras semipreciosas para colorear los labios.

 Cleopatra ideó una fórmula para conseguir un rojo atractivo

Las de Egipto se aplicaban un delicado pigmento de color malva extraído del yodo o el bromo y la mítica Cleopatra ideó una fórmula a base de huevos de hormiga, escamas de pescado y escarabajos carmín para conseguir un rojo atractivo.

En la antigua Grecia, a las mujeres con los labios pintados se las relacionaba con una vida disipada, arropada de perversión y lujuria. En el siglo XVI, durante el reinado de la reina Victoria I, se realzaban los rostros blancos níveos con unos labios rojos pintados con extractos vegetales.

Años después, en 1770, el Parlamento de Inglaterra aprobó una ley que decía que las mujeres podrían ser procesadas si intentaban seducir a un hombre con los labios pintados. Y, en 1880, la reina Victoria advirtió que lucir públicamente maquillaje era descortés.

Por fortuna las cosas han cambiado y ahora, las mujeres han optado por pintarse los labios de rojo como ocurrió en el “crak” de 1929 en Estados Unidos, según aseguró la maquilladora británica Linda Cantello, en unas declaraciones al “Corriere della Sera”.

Siete de cada diez mujeres no salen de casa sin su pintalabios y tienen hasta ocho de diversos tonos, explica Cantello, que trabaja para Giorgio Armani.

El pintalabios es “un índice imprescindible de ciertos momentos históricos, un modo de animarse”, y “también un gesto nostálgico lleno de poesía”, señala.

Dice la experta que hay que tener “valor” para pintarse los labios de rojo pasión, pero Cantello tiene un truco: “ser osada y después no mirarse al espejo”. EFE.

Tagged with: ,
Posted in Belleza

Efe Estilo en Twitter
EFEempresasEfe saludbanner_practica-español-300x125
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies