L'Autre Sac, bolsos que ponen el práctica el feminismo. EFE/Imagen cedida por: L'Autre SacL'Autre Sac, bolsos que ponen el práctica el feminismo. EFE/Imagen cedida por: L'Autre Sac

L’Autre Sac, bolsos feministas (de verdad)

L’Autre Sac es una firma de bolsos que ha nacido entre España y Colombia, donde empodera a mujeres y niñas para que construyan un futuro de oportunidades

Madrid, jun 2018 (EFE).- Un bolso puede hacer muchas cosas. Puede realzar un estilismo, transportar objetos pesados e incluso apoyar el feminismo, como los de L’Autre Sac. Piezas confeccionadas en Colombia por mujeres en riesgo de exclusión y con los que se costea la educación de su juventud, para construir un futuro igualitario.

En un rincón de Bogotá (Colombia) las mujeres cosen un futuro paritario para ellas y para su país. Lo hacen desde los talleres de L’Autre Sac, una firma de bolsos nacida entre Barcelona y la capital colombiana, y que quiere demostrar que “se puede ganar dinero haciendo algo bueno por la sociedad”.

Ese es el principio que rige las decisiones de Mariana Féged, fundadora del proyecto. Natural del país latinoamericano y residente en la ciudad condal desde 2014, la diseñadora ha aunado en L’Autre Sac todas sus inquietudes empresariales, humanas y, por su puesto, estilísticas.

Un reducto de sororidad en Colombia

El pasado de Féged es “muy diverso”, como ella misma cuenta a EFE Estilo. Tras muchos años trabajando en proyectos de desarrollo para Latinoamérica, se pasó a una multinacional. Allí descubrió uno de los problemas del mundo corporativo en lo que a moda respecta: no encontraba bolsos espaciosos, ligeros y bonitos que llevar consigo en sus viajes de trabajo.

“De ahí me vino la idea de buscar la fórmula para un bolso que fuera bonito y no pesara”, explica la ahora diseñadora, que unió sus necesidades estéticas a su voluntad de crear un proyecto propio “que tuviera una razón de ser social”. De este matrimonio de moda y solidaridad nació L’Autre Sac, cuyos diseños se piensan en Barcelona y se materializan en dos talleres de Bogotá.

“Se puede ganar dinero haciendo algo bueno por la sociedad”, sostiene Féged

En ellos, más de veinte mujeres trabajan codo con codo entre máquinas de coser, tijeras y agujas. Todas ellas han tenido una vida difícil. Algunas pasaron por un correccional cuando eran muy jóvenes, otras son madres solteras. Pero nada les ha impedido esquivar la exclusión social y laboral a la que parecían estar condenadas.

“Los únicos requisitos para contratarlas es que tengan buena actitud, ganas de aprender, disciplina y empeño”, señala Féged, quien puede presumir de que haber articulado un reducto de sororidad en el corazón de Colombia.

lautre sac

Una trabajadora sonríe en el taller de L’Autre Sac que confecciona sus bolsos, en Bogotá. EFE/Imagen cedida por: L’Autre Sac

Hace tiempo, dos jóvenes sordomudas se incorporaron al taller que fabrica los bolsos (en el otro se cosen unas bolsas de tela para conservarlos intactos). Tras su llegada, se hizo el silencio en la fábrica, en la que prácticamente solo se escucha el ruido de los motores y el repiqueteo de los dedales. Las conversaciones se mantienen en lengua de signos, que todas quisieron aprender para poder enseñar a coser a sus nuevas compañeras.

“Eso me emocionó muchísimo”, cuenta con ternura la empresaria. Las noticias de Colombia le llegan a través de su “eterna cómplice”, su madre, que se encarga de supervisar la elaboración del producto y gestionar su exportación. Al otro lado del Atlántico, su hija diseña las piezas y lleva el marketing, la comunicación y la gestión comercial de la firma.

L’Autre Sac, moda con conciencia social

L’Autre Sac no solo ofrece comodidad a sus clientas y seguridad a sus trabajadoras, también vela por el futuro de las mujeres colombianas. Con la compra de cada uno de sus bolsos o maletines se financia un día de escuela a niñas de Los Cerros, un barrio de chabolas donde viven familias en situación de vulnerabilidad.

lautre sac

Uno de los modelos de LAutre Sac. EFE/Imagen cedida por: L’Autre Sac

Allí opera la fundación Ana Restepo del Corral, una de las más famosas del país, según Féged. La organización cuenta con un colegio privado que ofrece “educación de calidad”, básica para luchar contra una de las mayores amenazas para las jóvenes colombianas: los embarazos prematuros, que las llevan a abandonar su formación.

Para acceder a la beca de L’Autre Sac, las beneficiarias deben ser mayores de catorce años, demostrar su interés académico y tener “una absoluta necesidad económica”, explica la empresaria. Por el momento, la firma financia la educación de dos jóvenes, aunque su fundadora confía en poder ver crecer la cifra.

Como complemento a esa educación, la diseñadora planea ahora formar una red internacional de mujeres que ejerzan de “mentoras” para las niñas becadas, a quienes estas puedan recurrir en busca de una “fuente femenina de inspiración”. Sus experiencias se recogerán en videoblogs para que puedan llegar a todo el mundo, aunque necesita definir los detalles de este nuevo proyecto.

Y por si todos estos esfuerzos humanitarios no fueran lo suficientemente impresionantes, Féged trabaja también por la conservación del Medio Ambiente.

Los bolsos de L’Autre Sac practican el feminismo en 360º: empoderan a las mujeres que los compran, apoya laboralmente a aquellas que los fabrican, y educan a niñas para que puedan construir una sociedad igualitaria

Sus bolsos y maletines están elaborados con papel Tyvek, totalmente reciclable, ligero, muy resistente e impermeable. De hecho, este material se utiliza habitualmente en Estados Unidos para impermeabilizar las paredes de las casas.

lautre sac

L’Autre Sac apuesta por la educación de las niñas como base del empoderamiento femenino. EFE/Imagen cedida por: L’Autre Sac

“Estaba obsesionada con un bolso bonito y que no pesara mucho, así que empecé a investigar y di con este papel”, explica Féged. Para fortalecerlo aún más y que resista sin problema a las exigencias del día a día, se refuerza con otros materiales “siempre sintéticos y que hayan sobrado de producciones anteriores, en la línea de reciclar y dar una segunda vida”.

De cara al próximo otoño, la empresa trabaja en su primera mochila para aprovechar aún más el potencial del papel y la capacidad de aprendizaje de sus costureras. También habrá otra novedad: modelos en color gris, el tono estrella del pasado invierno que llega a L’Autre Sac para demostrar, una vez más, que el compromiso social es la mejor de las modas.EFE

Tagged with: , ,
Posted in Moda

Efe Estilo en Twitter
EFEEMPRESASEFEturPractica españolEFEagro
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies