• mas infoUSA EMMY AWARDS 2013:MCX182. Los Angeles (United States), 22/09/2013.- US actress Lena Dunham arrives for the 65th Primetime Emmy Awards held at the Nokia Theatre in Los Angeles, California, USA, 22 September 2013. The Primetime Emmy Awards celebrate excellence in national primetime television programming. EFE/EPA/MIKE NELSONLena Dunham, ¿la nueva voz de su generación?
Lena Dunham, ¿la nueva voz de su generación?

Lena Dunham, ¿la nueva voz de su generación?

Directora, productora, guionista y actriz de éxito con tan solo 27 años, Lena Dunham ha alcanzado con “Girls” el estrellato gracias a su mordaz sentido del humor.

Madrid, ene (EFE).- Hace dos años, a nadie le sonaba Lena Dunham. Hoy en día, sin embargo, recibe apelativos como “La voz de su generación” o “La nueva Woody Allen”, una meteórica trayectoria que ha catapultado a la directora, escritora y protagonista de la ácida “Girls” a la portada de Vogue.

Esta serie de televisión no tiene a primera vista mucho de especial: cuatro chicas recién licenciadas (Hannah, su álter ego; Marnie, Jessa y Shoshanna), tratando de abrirse camino en una gran urbe como Nueva York. Comparaciones con “Sexo en Nueva York” aparte, “Girls” (HBO) no es tan simple como parece.

Imagen de la portada de Lena Dunham para Vogue América

Imagen de la portada de Lena Dunham para Vogue América

El pulso de una generación

En un tono tan mordaz e irónico como natural, Dunham ha sabido reflejar la ansiedad y el pulso de una generación tan ágil en el manejo de redes sociales como sobrepasada por la ingente cantidad de información disponible, y además con escasa experiencia práctica.

Frases como “Mi terapeuta ha mencionado hoy por casualidad a ‘Brangelina’, y eso me ha hecho sentir rara” u “Hoy he hecho algo que juré que jamás haría: darme un masaje en el aeropuerto. Duele no saber quién eres”, ambas en su perfil de Twitter, resumen el modo en que esta joven ve el mundo y que cristalizan en Hannah Horvath, la protagonista de la serie en quien se reconoce.

En esta temporada, Hannah sacudirá su gran trasero como si fuera una chaqueta cara de Isabel Marant

Su fórmula ha conectado con el público, y “Girls” acaba de estrenar su tercera temporada con una legión de adeptos y algún que otro detractor, desde su estreno en 2012.

Sexo, apresurado e incómodo

La razón no solo está en el tono sino también en los temas. Decir que su tratamiento del sexo es llamativo es quedarse corto. Dunham muestra su cuerpo, fuera de los cánones de la televisión actual, sin pudor alguno, ya sea en escenas “tan cotidianas” como comer una tarta en la taza del “water”, como en incómodas, frías y apresuradas escenas sexuales.

O lo que es lo mismo, una radiografía del sexo en la veintena, según considera su creadora, cuyo atrevimiento ha suscitado críticas entre sus detractores y alabanzas entre sus seguidores.

En la entrevista que ahora publica Vogue, en la que aparece fotografiada por Annie Leibovitz con trajes de las más prestigiosas firmas, la joven escritora resume la reacción del público ante estas secuencias: “Ver a alguien parecido a ti teniendo sexo en televisión es más incomodo que ver a alguien que no se parece a nadie que conozcas”.

Adeptos versus críticos

Lena Dunham en los Globos de Oro.EFE/EPA/PAUL BUCK

Lena Dunham en los Globos de Oro.EFE/EPA/PAUL BUCK

No obstante, no todo han sido parabienes, y Dunham no se ha librado de las críticas. Su serie ha sido tachada de gratuita en lo referente a los desnudos y también de racista, por contar con protagonistas únicamente blancos, algo especialmente atípico en una sociedad multicultural como la de Nueva York.

A Dunham parece darle bastante igual todas estas conversaciones paralelas. Muy activa en las redes sociales, este pequeño geniecillo de la television -comenzó “Girls” con tan solo 25 años- ha seguido manejando su cuerpo con la misma naturalidad.

“En esta temporada, Hannah sacudirá su gran trasero como si fuera una chaqueta cara de Isabel Marant”, presumía en la red.

Y por si a alguien le quedara alguna duda sobre el orgullo que Dunham siente por su cuerpo, sus apariciones en la alfombra roja vienen a arrojar lejos cualquier duda.

En la reciente gala de los Globos de Oro, no dudó en ir vestida del mismo diseñador (Zac Posen) y en el mismo estilo, con un ajustado palabra de honor, que la escultural Sofía Vergara; incluso en un color más llamativo, el amarillo canario.

Por si fuera poco, el día antes de esa gala colgó una foto en Instagram en la que aparecía un plato de patatas fritas y mayonesa bajo el título: “Dieta para los Globos de Oro“. ¿Alguien da más en el adulterado mundo de la televisión?.EFE

Tagged with: ,
Posted in Cine&tv

Lo más en EFE Estilo
  • Visto
  • Nube de tags

Madrid, ene (EFE).- Hace dos años, a nadie le sonaba Lena Dunham. Hoy en día, sin embargo, recibe apelativos como “La voz de su generación” o “La nueva Woody Allen”, una meteórica trayectoria que ha catapultado a la directora, escritora y protagonista de la ácida “Girls” a la portada de Vogue.

Esta serie de televisión no tiene a primera vista mucho de especial: cuatro chicas recién licenciadas (Hannah, su álter ego; Marnie, Jessa y Shoshanna), tratando de abrirse camino en una gran urbe como Nueva York. Comparaciones con “Sexo en Nueva York” aparte, “Girls” (HBO) no es tan simple como parece.

Imagen de la portada de Lena Dunham para Vogue América

Imagen de la portada de Lena Dunham para Vogue América

El pulso de una generación

En un tono tan mordaz e irónico como natural, Dunham ha sabido reflejar la ansiedad y el pulso de una generación tan ágil en el manejo de redes sociales como sobrepasada por la ingente cantidad de información disponible, y además con escasa experiencia práctica.

Frases como “Mi terapeuta ha mencionado hoy por casualidad a ‘Brangelina’, y eso me ha hecho sentir rara” u “Hoy he hecho algo que juré que jamás haría: darme un masaje en el aeropuerto. Duele no saber quién eres”, ambas en su perfil de Twitter, resumen el modo en que esta joven ve el mundo y que cristalizan en Hannah Horvath, la protagonista de la serie en quien se reconoce.

En esta temporada, Hannah sacudirá su gran trasero como si fuera una chaqueta cara de Isabel Marant

Su fórmula ha conectado con el público, y “Girls” acaba de estrenar su tercera temporada con una legión de adeptos y algún que otro detractor, desde su estreno en 2012.

Sexo, apresurado e incómodo

La razón no solo está en el tono sino también en los temas. Decir que su tratamiento del sexo es llamativo es quedarse corto. Dunham muestra su cuerpo, fuera de los cánones de la televisión actual, sin pudor alguno, ya sea en escenas “tan cotidianas” como comer una tarta en la taza del “water”, como en incómodas, frías y apresuradas escenas sexuales.

O lo que es lo mismo, una radiografía del sexo en la veintena, según considera su creadora, cuyo atrevimiento ha suscitado críticas entre sus detractores y alabanzas entre sus seguidores.

En la entrevista que ahora publica Vogue, en la que aparece fotografiada por Annie Leibovitz con trajes de las más prestigiosas firmas, la joven escritora resume la reacción del público ante estas secuencias: “Ver a alguien parecido a ti teniendo sexo en televisión es más incomodo que ver a alguien que no se parece a nadie que conozcas”.

Adeptos versus críticos

Lena Dunham en los Globos de Oro.EFE/EPA/PAUL BUCK

Lena Dunham en los Globos de Oro.EFE/EPA/PAUL BUCK

No obstante, no todo han sido parabienes, y Dunham no se ha librado de las críticas. Su serie ha sido tachada de gratuita en lo referente a los desnudos y también de racista, por contar con protagonistas únicamente blancos, algo especialmente atípico en una sociedad multicultural como la de Nueva York.

A Dunham parece darle bastante igual todas estas conversaciones paralelas. Muy activa en las redes sociales, este pequeño geniecillo de la television -comenzó “Girls” con tan solo 25 años- ha seguido manejando su cuerpo con la misma naturalidad.

“En esta temporada, Hannah sacudirá su gran trasero como si fuera una chaqueta cara de Isabel Marant”, presumía en la red.

Y por si a alguien le quedara alguna duda sobre el orgullo que Dunham siente por su cuerpo, sus apariciones en la alfombra roja vienen a arrojar lejos cualquier duda.

En la reciente gala de los Globos de Oro, no dudó en ir vestida del mismo diseñador (Zac Posen) y en el mismo estilo, con un ajustado palabra de honor, que la escultural Sofía Vergara; incluso en un color más llamativo, el amarillo canario.

Por si fuera poco, el día antes de esa gala colgó una foto en Instagram en la que aparecía un plato de patatas fritas y mayonesa bajo el título: “Dieta para los Globos de Oro“. ¿Alguien da más en el adulterado mundo de la televisión?.EFE

Efe Estilo en Twitter
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies