• mas infoMia Farrow retratada por Terry O'Neill/EFE Kote RodrigoMia Farrow retratada por Terry O'Neill/EFE Kote RodrigoMia Farrow retratada por Terry O'Neill/EFE Kote Rodrigo
  • mas infoBrigitte Bardot retratada por Terry O'Neill/EFE kote RodrigoBrigitte Bardot retratada por Terry O'Neill/EFE kote RodrigoBrigitte Bardot retratada por Terry O'Neill/EFE kote Rodrigo
  • mas infoLiz Taylor y David Bowie, retratados por Terry O'Neill/EFE Kote RodrigoLiz Taylor y David Bowie, retratados por Terry O'Neill/EFE Kote RodrigoLiz Taylor y David Bowie, retratados por Terry O'Neill/EFE Kote Rodrigo
Mia Farrow retratada por Terry O'Neill/EFE Kote RodrigoBrigitte Bardot retratada por Terry O'Neill/EFE kote RodrigoLiz Taylor y David Bowie, retratados por Terry O'Neill/EFE Kote Rodrigo

Leyendas capturadas tras el mismo objetivo

La personal recopilación de las fotografías que Terry O’Neill ha hecho a lo largo de su vida

Madrid (EFE).- David Bowie, el británico mejor vestido de la historia, según una revista histórica inglesa, protagoniza, vestido de flamenco, junto a un gran danés fiero y descomunal, la portada de “El rostro de las leyendas”, la personal recopilación de las fotografías que Terry O’Neill ha hecho a lo largo de su vida.

Esa emblemática instantánea, que envolvió el disco “Diamonds Dogs” (1974), es una elegida muestra de la metamorfosis del cantante, quien -recuerda O’Neill- comenzó la sesión de fotos sentado tranquilamente al lado del perro y ni se inmutó cuando el can se iba poniendo cada vez más nervioso, hasta saltar en el aire a dos patas, cada vez que el flash se disparaba.

Todos aterrorizados menos Bowie

“Todo el mundo en el estudio estaba aterrorizado excepto Bowie, que ni siquiera se encogió”, relata el fotógrafo británico en su libro recopilatorio. La androginia, inherente al músico, quedó plasmada en el resto de la sesión, con indumentarias cada vez más “inventivas y desafiantes”, en una tendencia totalmente “glam”.

Pero David Bowie emparejó también, bajo la cámara de O’Neill, con Elizabeth Taylor cuando la actriz “era la mayor estrella del planeta” y quería conocer a Bowie para ver “si funcionaba” en un papel para “The Blue Bird” (El pájaro azul).

Fotografía de Rolling Stones de Terry O'Neill cedida por Espacio Fundación Telefonica

Fotografía de Rolling Stones de Terry O’Neill cedida por Espacio Fundación Telefonica

Una calada, una amistad

Cuenta Terry O’Neill (Londres 1938) que Taylor “tenía fama de llegar tarde” pero resultó que el andrógino cantante se retrasó tres horas y media. El resultado fue un Bowie “nervioso ante una Elizabeth que controla y domina” mientras le incita a sorber una calada de su cigarrillo.

Un encuentro que no le proporcionó el papel en la película pero que selló el comienzo de una verdadera amistad, con el objetivo de Terry O’Neill como testigo.

Brigitte Bardot, piernas fantásticas

Pionero en retratar a grupos de pop y rock, la gran sorpresa de su vida fue Brigitte Bardot porque O’Neill esperaba encontrar “una sex symbol bajita” y se topó “con una auténtica belleza de piernas fantásticas” y sobre todo de una educación “exquisita”, recuerda el fotógrafo, cuya retrospectiva se expone en Espacio Fundación Telefónica, en Madrid.

En el retrato, B.B aparece con una margarita prendida en el cabello durante un almuerzo “extraño”, organizado por el productor del film “Shalako”, en el que también estaba su marido Günter Sachs y su compañero de reparto Sean Connery. La Bardot “era todo belleza y naturalidad”, evoca O’Neill.

El fotógrafo, para quien el mundo “tenía que haber empezado en la década de los sesenta”, vivió la que se consideraba la capital de la cultura y la moda juvenil, Londres, donde “todo era increíble y emocionante”, como “una edad de oro” en la que una día Mary Quant creaba la minifalda, otro nacía la primera “top model” y un tercero los grandes grupos de música tocaban en clubes.

A los Stones los encontró “feísimos”

Terry O’Neill, quien nunca había pensado en ser fotógrafo profesional -era percusionista de jazz- fue pionero en retratar a los Beatles y a los Rolling Stones. A la banda liderada por Mick Jagger la había visto tocar en el club Richmond, después compartió varios ensayos con ellos y una de sus curiosas impresiones fue que los encontró “feísimos” y se preguntó: “¿No hay grupos más atractivos?”.

Una semana más tarde el británico los fotografiaba juntos bajo el titular “Beauty and the Beast” (La bella y la bestia). Los cinco músicos se lo tomaron con sentido del humor y siguieron compartiendo con O’Neill la impresión de que nada de aquellas maravillosas vivencias “fueran a durar mucho”.

Lo genial es que se reían “a espaldas” de Jagger preguntándose: “¿Te imaginas que a los cuarenta siga cantando?”. Y ahí sigue, incombustible, con sesenta años sobre los escenarios.

Frank Sinatra, el gentleman

Pero si Terry O’Neill tiene que elegir, entre todas sus experiencias como fotógrafo de leyendas, no le cabe ninguna duda: “Lo mejor que me ocurrió fueron mis treinta años con Frank Sinatra“, afirma rotundo.

Frank Sinatra fotografiado por Terry O'Neill/ESPACIO FUNDACIÓN TELEFÓNICA

Frank Sinatra fotografiado por Terry O’Neill/ESPACIO FUNDACIÓN TELEFÓNICA

De él aprendió, “observándolo” cómo tratar a las chicas. “Era increíblemente cortés, todo un caballero con ellas”. Pero lo que más aprecia el británico es que el cantante le otorgó “el mayor elogio que se puede hacer a un fotógrafo”: el permiso de acompañarle a todas partes, ignorando su presencia, tomando las fotos que le gustasen.

La voz era todo “magnetismo” y “grandeza”. O’Neill le retrató durante treinta años, pero lo más curioso es que nunca llegaron a hacerse amigos. La explicación resulta, sobre todo, básica: “No se me habría ocurrido ir a tomar una copa con él. Siempre supe que mi papel era el de observador, el fotógrafo”. EFE

 

 

 

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasEfe salud
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies