Lydia Delgado abre tienda en Madrid.Lydia Delgado abre tienda en Madrid.

Lydia Delgado, un verso suelto en la moda

Lydia Delgado no se plantea volver a la pasarelas, prefiere coser colecciones pequeñas, de manera artesanal, prefiere la calidad a la cantidad, es la única manera de no “ensuciar más el planeta”.

Madrid, (EFE).- Paredes coloreadas en rosas, cortinas en tonos burdeos, muebles de diseño contemporáneo y pieza vintage europeas de la prestigiosa tienda Batavia se encargan de decorar el nuevo espacio de Lydia Delgado en Madrid, una tienda en la que la diseñadora presenta su colección de ropa y accesorios junto a una exposición propia de cuadros y cerámicas.
“No me planteo volver a las pasarelas. Ahora soy feliz”, explica hoy a Efe Estilo Lydia Delgado, un verso suelto en la moda española que abrió su primera tienda en 1987 y ha desfilado en Barcelona y Madrid.

Lydia-delgado-madrid

Lydia Delgado abre tienda en Madrid.

Antes de descubrir su pasión por la moda y la pintura, Lydia Delgado fue bailarina del Liceu de Barcelona, hoy tras una larga carrera en la que también ha cosido vestidos de novia, asegura que lo importante “es pasarlo bien, creer en lo que se hace, y si se puede, hacer lo que se desea”.
Esta diseñadora, que debutó en la moda junto a Antonio Miró, cuenta que cuando desfilaba no disfrutaba. “Era feliz en privado durante las pruebas, pero en el momento del desfile me daba vergüenza”, dice Delgado, quien se considera una “persona muy íntima”.
Su polifacético trabajo permanecerá en este espacio de la calle Serrano Anguita, 4 durante la primera semana de cada mes. No quiere que sea una tienda al uso, le apetece un espacio “especial”, abierto a nuevas propuestas, incluso que sirva para presentaciones de cosas bonitas, que le seduzcan.

Lydia Delgado Madrid

Vestido de lazos diseñado por Lydia Delgado. EFE

“Me siento bien aquí, quiero abrir las puertas y ver que nos deparan los dioses”, dice la diseñadora catalana a quien le gusta Madrid, “es una ciudad viva”.
La tienda, en la conviven prendas con pendientes, collares, carteras de mano, gargantillas y alegres cuadros de la propia diseñadora, irá cambiando todos las semanas, irá incluyendo piezas a medida que esté terminadas.
“Trabajo colecciones pequeñas, soy artesana”, explica Delgado quien asegura que “no quiero hacer lo que hace todo el mundo, sino lo que a mí me va bien”.
Considera la artesanía como algo “preciosismo”, se arrodilla ante el trabajo manual. “Las manos dan valor”, dice Delgado, quien considera que la moda es “lúdica, estimulante y soñadora”.
El color, la originalidad, el proceso artesanal y la exquisitez de los materiales llevan la voz cantante en sus creaciones. “Hacer cada seis meses una colección es muy duro, te atrapa la creatividad, se colapsa el cerebro, no puedo tener ritmos tan desenfrenados”.

lydia delgado madrid

Chaqueta firmada por Lydia Delgado. EFE

Su dominio del color es uno de los sellos de la casa, así como su apuesta firme por la artesanía y los materiales de calidad suprema. “Quiero tener tiempo para disfrutar del trabajo”, cuenta Delgado, quien asegura que trabajar durante cuatro días un abrigo “no es rentable”.
Lydia Delgado es una de las grandes diseñadoras de la moda española, creadora de las colecciones más chic y de los accesorios más atrevidos y coloristas. “Adoro la moda, este oficio es maravilloso, pero no es rentable, estoy en él porque me entusiasma, porque me respetan”.
Su estilo femenino, delicado y con mucha personalidad se nutre del arte y de la cultura, le encanta ver series como Downton Abbey e inspirarse en mujeres artistas de finales del siglo XIX y principios del XX, así como la estética y las costumbres británicas o la pintura de Pablo Picasso.

Lydia Delgado madrid

A Lydia Delgado también le encanta dibujar y pintar. EFE

A esta diseñadora, madre de la polifacética artista y diseñadora Miranda Makaroff , también le encanta dibujar y pintar, un arte que le permite ser “libre”. “Dibujo de madrugada, tengo que estar totalmente sola y dejarme llevar para trasladar mis pensamientos a una obra de arte, a una pieza de ropa o a un complemento”, explica.
Su firma es sinónimo de exclusividad y una elegancia con esencia bohemia. “Intento hacer cosas y vivir de ello, pero no quiero ensuciar más el planeta, prefiero la calidad a la cantidad”, dice la diseñadora quien se pregunta ¿para qué tanto?
También es solidaria y esa faceta se verá reflejada en la donación de parte de la venta de sus cuadros a la Fundación Pepita Mola y su obra vinculada al Síndrome de Down. EFE

Tagged with: ,
Posted in Personajes

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasEfe salud
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies