El jurado y la presentadora de Maestros de la Costura 2. RTVE/EFEEl jurado y la presentadora de Maestros de la Costura 2. RTVE/EFE

“Maestros de la costura”, a por la edición junior

El jurado de Maestros de la Costura se pone a prueba y en esta segunda edición observa varias diferencias frente a la primera

Madrid, feb (EFE).- El “talent show” sobre moda Maestros de la Costura se afianza en la programación de los domingos de la 1 de TVE. En esta segunda edición los jueces,  Lorenzo Caprile, María Escoté y Alejandro G. Palomo, cuentan con más experiencia, han conseguido sentirse “más seguros ” antes a las cámaras y “queridos” en el día a día donde los espectadores les demuestran su afecto con detalles y preguntas sobre el programa, incluso los más pequeños que recurren a la tecnología para comunicarse con ellos.

“Nos encantaría hacer una temporada “junior” porque recibimos a diario muchos correos electrónicos de niños, con “o”, no niñas, que en vez de pedir un helicóptero prefieren una máquina de coser”, explica

maestros de la costura 2

Visita al taller de Desigual en Barcelona. RTVE/EFE

El jurado tiene, desde el principio,  una visión muy clara sobre los concursantes.  “Hay mucho nivel”, en esta edición asegura María Escoté. Una temporada que por lo que se ha visto ya en los dos primeros programas, parece una versión “light” de “Sonrisas y lágrimas”, pues jurado y concursantes, ríen, pero lloran también sin parar.

Los tres creadores nos reciben en el plató habitual donde graban el programa, un lugar plagado de cámaras, focos y gente en continuo ir y venir, donde los concursantes realizan primero las pruebas individuales y después, las pruebas de eliminación.

El objetivo de la segunda edición sigue siendo el mismo que en la primera, “encontrar entre ellos al que mejor cosa y potenciar el mundo de la costura”, explica María Escoté, quien asegura que, tras la fuerte repercusión de la primera temporada se produjo un “boom” de la costura.  “Mucha gente quiso volver a coser”.

Maestros de la costura 3

Una repercusión que, lejos de meter miedo al jurado, ha hecho que disfruten más y estén “más tranquilos”, ya que, según Lorenzo Caprile, “al principio, cuando no sabíamos qué reacción iba a provocar el programa, estábamos más asustados, no sabíamos a lo que nos enfrentábamos”.

“Inculcar el trabajo en equipo” sigue siendo uno de los objetivos y tareas principales del jurado, donde las pruebas de exteriores “tienen mucha importancia”, puesto que según los tres diseñadores, “en este oficio, si no tienes un buen equipo detrás es imposible que las cosas salgan bien”.

Cada programa se compone de tres pruebas: la individual, de exteriores en grupo) y la de eliminación, donde el nivel de dificultad, según el jurado, es “muy similar” al de la pasada edición, aunque tienen “alguna modificación” respecto a la temática de las mismas.

“El año pasado se demostró que era un programa serio, por lo que el nivel de exigencia de los aprendices con ellos mismos es el mismo que el anterior”

“Muy contentos” por repetir como jurado en esta segunda temporada de Maestros de la Costura, los tres diseñadores cuentan que, cuando van a grabar se olvidan de todo e incluso, reconocen, “estar mejor” que en su propio taller, puesto que al estar los tres juntos, nunca están “solos”.

maestros de la costuta 2

Mahi visita el plató de Maestros de la Costura. RTVE/EFE

“Nos lo pasamos fenomenal juntos, aprendemos mucho los unos de los otros, puesto que, el hecho de que cada uno aporte una cosa distinta, hace que salgas de aquí con mucha información nueva”, explican Lorenzo Caprile, María Escoté y Palomo Spain.

Pero los aprendices también son “una fuente de inspiración” para el jurado, además de enseñarles mucho, puesto que “en este oficio todos los días se aprende algo”, confiesa Lorenzo Caprile.

El taller, la clave

“Cuando estamos grabando nos lo pasamos tan bien que no pensamos en si los aprendices nos consideran un referente en la moda para ellos, solo queremos hacerlo lo mejor posible, motivarles y darles muchos ánimos”, explican los diseñadores.

“Vemos mucha competencia entre los aprendices”, comenta el jurado  que, aunque “lo intentan disimular y ser cariñosos entre ellos”, el premio por el que compiten es “muy importante”: 150.00 euros, un máster en diseño de Moda en el IED, colaborar con el Corte Inglés con una colección cápsula y darte a conocer, un objetivo que hoy en día, en el mundo de la moda, “es complicado porque tienes que ser muy mediático para llegar al público”.

“El año pasado se demostró que era un programa serio, por lo que el nivel de exigencia de los aprendices con ellos mismos es el mismo que el anterior”, explica Palomo Spain.

Esta edición también contará con la presencia de invitados con mucho renombre, al igual que la anterior, ya que, “el hecho de que la gente haya visto desde fuera que es un programa serio ha supuesto que muchos artistas quieran venir”, cuenta el jurado.

“El hecho de que vengan invitados es una de las cosas más bonitas de este programa, ya que me ha dado la oportunidad de conocer gente que no había visto personalmente y poder hablar con ellos”, confiesa Lorenzo Caprile.

El jurado, pieza clave del programa

En este tercer programa, la invitada que asistirá a la prueba individual es una ex concursante de la pasada edición:  Mahi, la granadina con estética japonesa, peluca de colores y ropa de vinilo hecha por ella, que ha confesado estar “muy emocionada” por volver a pisar el plató que tantos “sentimientos” le sigue produciendo.

La prueba consistirá en confeccionar un cuerpo de mujer con materiales que no superen los 25 euros, pasar ese límite conllevará una penalización. El propio Palomo Spain se pondrá en la piel de los aprendices y será uno más en el taller cosiendo su propio diseño.

Maestros de la Costura ha recibido más de 12.000 candidatos para su segunda edición, una cifra reducida a 12 aprendices que ya forman ya de la familia e historia del programa, entre los que se encuentra el ganador de esta temporada que se alzará con el, tan ansiado, premio. EFE

Tagged with: , , ,
Posted in Cine&tv

Lo más en EFE Estilo
  • Visto
  • Nube de tags

Madrid, feb (EFE).- El “talent show” sobre moda Maestros de la Costura se afianza en la programación de los domingos de la 1 de TVE. En esta segunda edición los jueces,  Lorenzo Caprile, María Escoté y Alejandro G. Palomo, cuentan con más experiencia, han conseguido sentirse “más seguros ” antes a las cámaras y “queridos” en el día a día donde los espectadores les demuestran su afecto con detalles y preguntas sobre el programa, incluso los más pequeños que recurren a la tecnología para comunicarse con ellos.

“Nos encantaría hacer una temporada “junior” porque recibimos a diario muchos correos electrónicos de niños, con “o”, no niñas, que en vez de pedir un helicóptero prefieren una máquina de coser”, explica

maestros de la costura 2

Visita al taller de Desigual en Barcelona. RTVE/EFE

El jurado tiene, desde el principio,  una visión muy clara sobre los concursantes.  “Hay mucho nivel”, en esta edición asegura María Escoté. Una temporada que por lo que se ha visto ya en los dos primeros programas, parece una versión “light” de “Sonrisas y lágrimas”, pues jurado y concursantes, ríen, pero lloran también sin parar.

Los tres creadores nos reciben en el plató habitual donde graban el programa, un lugar plagado de cámaras, focos y gente en continuo ir y venir, donde los concursantes realizan primero las pruebas individuales y después, las pruebas de eliminación.

El objetivo de la segunda edición sigue siendo el mismo que en la primera, “encontrar entre ellos al que mejor cosa y potenciar el mundo de la costura”, explica María Escoté, quien asegura que, tras la fuerte repercusión de la primera temporada se produjo un “boom” de la costura.  “Mucha gente quiso volver a coser”.

Maestros de la costura 3

Una repercusión que, lejos de meter miedo al jurado, ha hecho que disfruten más y estén “más tranquilos”, ya que, según Lorenzo Caprile, “al principio, cuando no sabíamos qué reacción iba a provocar el programa, estábamos más asustados, no sabíamos a lo que nos enfrentábamos”.

“Inculcar el trabajo en equipo” sigue siendo uno de los objetivos y tareas principales del jurado, donde las pruebas de exteriores “tienen mucha importancia”, puesto que según los tres diseñadores, “en este oficio, si no tienes un buen equipo detrás es imposible que las cosas salgan bien”.

Cada programa se compone de tres pruebas: la individual, de exteriores en grupo) y la de eliminación, donde el nivel de dificultad, según el jurado, es “muy similar” al de la pasada edición, aunque tienen “alguna modificación” respecto a la temática de las mismas.

“El año pasado se demostró que era un programa serio, por lo que el nivel de exigencia de los aprendices con ellos mismos es el mismo que el anterior”

“Muy contentos” por repetir como jurado en esta segunda temporada de Maestros de la Costura, los tres diseñadores cuentan que, cuando van a grabar se olvidan de todo e incluso, reconocen, “estar mejor” que en su propio taller, puesto que al estar los tres juntos, nunca están “solos”.

maestros de la costuta 2

Mahi visita el plató de Maestros de la Costura. RTVE/EFE

“Nos lo pasamos fenomenal juntos, aprendemos mucho los unos de los otros, puesto que, el hecho de que cada uno aporte una cosa distinta, hace que salgas de aquí con mucha información nueva”, explican Lorenzo Caprile, María Escoté y Palomo Spain.

Pero los aprendices también son “una fuente de inspiración” para el jurado, además de enseñarles mucho, puesto que “en este oficio todos los días se aprende algo”, confiesa Lorenzo Caprile.

El taller, la clave

“Cuando estamos grabando nos lo pasamos tan bien que no pensamos en si los aprendices nos consideran un referente en la moda para ellos, solo queremos hacerlo lo mejor posible, motivarles y darles muchos ánimos”, explican los diseñadores.

“Vemos mucha competencia entre los aprendices”, comenta el jurado  que, aunque “lo intentan disimular y ser cariñosos entre ellos”, el premio por el que compiten es “muy importante”: 150.00 euros, un máster en diseño de Moda en el IED, colaborar con el Corte Inglés con una colección cápsula y darte a conocer, un objetivo que hoy en día, en el mundo de la moda, “es complicado porque tienes que ser muy mediático para llegar al público”.

“El año pasado se demostró que era un programa serio, por lo que el nivel de exigencia de los aprendices con ellos mismos es el mismo que el anterior”, explica Palomo Spain.

Esta edición también contará con la presencia de invitados con mucho renombre, al igual que la anterior, ya que, “el hecho de que la gente haya visto desde fuera que es un programa serio ha supuesto que muchos artistas quieran venir”, cuenta el jurado.

“El hecho de que vengan invitados es una de las cosas más bonitas de este programa, ya que me ha dado la oportunidad de conocer gente que no había visto personalmente y poder hablar con ellos”, confiesa Lorenzo Caprile.

El jurado, pieza clave del programa

En este tercer programa, la invitada que asistirá a la prueba individual es una ex concursante de la pasada edición:  Mahi, la granadina con estética japonesa, peluca de colores y ropa de vinilo hecha por ella, que ha confesado estar “muy emocionada” por volver a pisar el plató que tantos “sentimientos” le sigue produciendo.

La prueba consistirá en confeccionar un cuerpo de mujer con materiales que no superen los 25 euros, pasar ese límite conllevará una penalización. El propio Palomo Spain se pondrá en la piel de los aprendices y será uno más en el taller cosiendo su propio diseño.

Maestros de la Costura ha recibido más de 12.000 candidatos para su segunda edición, una cifra reducida a 12 aprendices que ya forman ya de la familia e historia del programa, entre los que se encuentra el ganador de esta temporada que se alzará con el, tan ansiado, premio. EFE

Efe Estilo en Twitter