Alexander McQueen, ajustando los últimos destalles de un diseño sobre la modelo. Vertigo/EFEAlexander McQueen, ajustando los últimos destalles de un diseño sobre la modelo. Vertigo/EFE

McQueen, un visionario de la moda que viaja al cine

Ocho años después de su muerte, la vida del diseñador Alexander McQueen se recrea en un documental, que nos devuelve su espíritu creativo y sus tormentos

Madrid, jun (EFE).- Alexander McQueen, Lee, como le llamaban sus amigos, fue un visionario de la moda, un icono que desapareció demasiado pronto para continuar un recorrido extasiante, que se prometía cautivador y siempre atrayente, un revulsivo para las pasarelas como demuestra y recuerda el documental “McQueen”, que se estrena el próximo viernes en España.

McQueen, el documental

La moda fue para él el escaparate donde exorcizar todos sus demonios, su lado oscuro, sus miedos y los infiernos de un joven de clase obrera que mezcló los cuentos de hadas con el estilo gótico.

McQueen documental

Diseño de Alexander McQueen. Vertigo/EFE

Hijo de un taxista y una profesora, se graduó en la prestigiosa escuela Central Saint Martins con una colección que llamó “Jack, el Destripador persigue a sus víctimas”. Entre las primeras filas se encontraba la editora de moda Isabella Blow que. entusiasmada con el resultado. se convirtió en un pilar del ascenso del diseñador.

Provocador, irreverente, tendencioso, los titulares sobre su colección “Highland Rape” le acusaron de alentar la violencia contra la mujer. Nada más lejos. Años después se supo que McQueen, el menor de seis hermanos, y una de sus hermanas habían sufrido abusos por parte de su cuñado.

McQueen documental

Alexander McQueen junto a su madre. Vertigo/EFE

Todo su mundo interior, su dolor, sus fantasías y obsesiones salían a exhibirse tanto como sus prendas sobre las pasarelas. El título de cada colección era todo un descubrimiento sobre sus sentimientos más profundos.

Provocador

Provocador impenitente, en una ocasión dijo: “Mis shows son sobre sexo, drogas y rock n’ roll. Son emoción y piel de gallina. Quiero ataques al corazón. Quiero ambulancias”.

El documental, dirigido por Ian Bonhôte y Peter Ettedgui, muestra en seis fases, seis momentos cruciales de su vida con declaraciones de quienes estuvieron más cerca del genio creador, documentado con vídeos, declaraciones y fotografías, que demuestran su habilidad en la sastrería para crear siluetas extraordinarias y el mundo de contrastes en el que vivía “fragilidad y fuerza; energía pura y romanticismo”, comentan los directores.

McQueen documental

Diseño de Alexander McQueen. Vertigo/EFE

Su puesta en escena nunca dejó indiferente a nadie, donde según McQueen confesó, dejaba deambular sus deseos, sus pesadillas y su mundo fantástico, que mezclaba con elementos inspiradores del arte, la música, la historia, la danza o la tecnología.

“Mis colecciones siempre han sido autobiográficas, tienen mucho que ver con mi propia sexualidad y llegar a un acuerdo con la persona que soy”, dijo McQueen, “es como exorcizar a mis fantasmas”. Los shows son sobre lo que está enterrado en mi psique”, desveló.

Espectáculo

Sus espectáculos hicieron referencia a la mitología de la leyenda de la Atlántica al Infierno de Dante y están presentes en el documental de una manera real.

De sus desfiles nadie salía indiferente, y así conseguía su objetivo. Cuando en 1997 Givenchy le ofreció ser su director creativo se produjo el gran cambio de estatus en el mundo de la moda, un relámpago que sacudió su vida y un trabajo que combinó con sus propia firma de costura.

París se revolucionó con él, un hombre “divertido y positivo”, tal y como le define uno de sus colaboradores, el mallorquín Sebastián Pons.

“La Atlántida de Platón” fue su último desfile, ambientado en el futuro, con el deshielo polar activo y donde el mar y sus profundidades es la nueva tierra.
Tienes que conocer las reglas para romperlas. Para eso estoy aquí, para demoler las reglas y mantener la tradición”, decía el artista.

Cuando el 11 de febrero de 2010 se conoció la muerte del Alexander McQueen, a los 40 años, el dolor se extendió en todo el mundo de la moda, un final casi anunciado, después de desvaríos con las drogas y un ritmo frenético de trabajo. Pero su espíritu no ha abandonado su firma, con Sarah Burton al frente, su amiga y colaboradora que sigue fiel a su esencia.EFE

Tagged with: ,
Posted in Cine&tv

Lo más en EFE Estilo
  • Visto
  • Nube de tags

Madrid, jun (EFE).- Alexander McQueen, Lee, como le llamaban sus amigos, fue un visionario de la moda, un icono que desapareció demasiado pronto para continuar un recorrido extasiante, que se prometía cautivador y siempre atrayente, un revulsivo para las pasarelas como demuestra y recuerda el documental “McQueen”, que se estrena el próximo viernes en España.

McQueen, el documental

La moda fue para él el escaparate donde exorcizar todos sus demonios, su lado oscuro, sus miedos y los infiernos de un joven de clase obrera que mezcló los cuentos de hadas con el estilo gótico.

McQueen documental

Diseño de Alexander McQueen. Vertigo/EFE

Hijo de un taxista y una profesora, se graduó en la prestigiosa escuela Central Saint Martins con una colección que llamó “Jack, el Destripador persigue a sus víctimas”. Entre las primeras filas se encontraba la editora de moda Isabella Blow que. entusiasmada con el resultado. se convirtió en un pilar del ascenso del diseñador.

Provocador, irreverente, tendencioso, los titulares sobre su colección “Highland Rape” le acusaron de alentar la violencia contra la mujer. Nada más lejos. Años después se supo que McQueen, el menor de seis hermanos, y una de sus hermanas habían sufrido abusos por parte de su cuñado.

McQueen documental

Alexander McQueen junto a su madre. Vertigo/EFE

Todo su mundo interior, su dolor, sus fantasías y obsesiones salían a exhibirse tanto como sus prendas sobre las pasarelas. El título de cada colección era todo un descubrimiento sobre sus sentimientos más profundos.

Provocador

Provocador impenitente, en una ocasión dijo: “Mis shows son sobre sexo, drogas y rock n’ roll. Son emoción y piel de gallina. Quiero ataques al corazón. Quiero ambulancias”.

El documental, dirigido por Ian Bonhôte y Peter Ettedgui, muestra en seis fases, seis momentos cruciales de su vida con declaraciones de quienes estuvieron más cerca del genio creador, documentado con vídeos, declaraciones y fotografías, que demuestran su habilidad en la sastrería para crear siluetas extraordinarias y el mundo de contrastes en el que vivía “fragilidad y fuerza; energía pura y romanticismo”, comentan los directores.

McQueen documental

Diseño de Alexander McQueen. Vertigo/EFE

Su puesta en escena nunca dejó indiferente a nadie, donde según McQueen confesó, dejaba deambular sus deseos, sus pesadillas y su mundo fantástico, que mezclaba con elementos inspiradores del arte, la música, la historia, la danza o la tecnología.

“Mis colecciones siempre han sido autobiográficas, tienen mucho que ver con mi propia sexualidad y llegar a un acuerdo con la persona que soy”, dijo McQueen, “es como exorcizar a mis fantasmas”. Los shows son sobre lo que está enterrado en mi psique”, desveló.

Espectáculo

Sus espectáculos hicieron referencia a la mitología de la leyenda de la Atlántica al Infierno de Dante y están presentes en el documental de una manera real.

De sus desfiles nadie salía indiferente, y así conseguía su objetivo. Cuando en 1997 Givenchy le ofreció ser su director creativo se produjo el gran cambio de estatus en el mundo de la moda, un relámpago que sacudió su vida y un trabajo que combinó con sus propia firma de costura.

París se revolucionó con él, un hombre “divertido y positivo”, tal y como le define uno de sus colaboradores, el mallorquín Sebastián Pons.

“La Atlántida de Platón” fue su último desfile, ambientado en el futuro, con el deshielo polar activo y donde el mar y sus profundidades es la nueva tierra.
Tienes que conocer las reglas para romperlas. Para eso estoy aquí, para demoler las reglas y mantener la tradición”, decía el artista.

Cuando el 11 de febrero de 2010 se conoció la muerte del Alexander McQueen, a los 40 años, el dolor se extendió en todo el mundo de la moda, un final casi anunciado, después de desvaríos con las drogas y un ritmo frenético de trabajo. Pero su espíritu no ha abandonado su firma, con Sarah Burton al frente, su amiga y colaboradora que sigue fiel a su esencia.EFE

Efe Estilo en Twitter
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies