• Kate Moss durante la campaña primavera-verano 2012 de la firma de moda Mango. EFE/Andy RainKate Moss durante la campaña primavera-verano 2012 de la firma de moda Mango. EFE/Andy Rain
  • Kate Moss cumple 40 años, los últimos 25 dedicados al mundo de la moda.EFE/Flavio Lo Scalzo
  • Kate Moss posó para el mes de julio del calendario Pirelli en el año 2006. EFE/Mert Alas/Foto cedida por Pirelli
Kate Moss durante la campaña primavera-verano 2012 de la firma de moda Mango. EFE/Andy RainKate Moss cumple 40 años, los últimos 25 dedicados al mundo de la moda.EFE/Flavio Lo ScalzoKate Moss posó para el mes de julio del calendario Pirelli en el año 2006. EFE/Mert Alas/Foto cedida por Pirelli
Protagonista de los 60 años de Playboy

No hay crisis de los 40 para Kate Moss

La modelo londinense cumple años en medio de uno de los momentos más dulces de su vida

La modelo londinense Kate Moss cumple 40 años en medio de uno de los momentos más dulces de su vida. En lo personal, disfruta de la estabilidad de su matrimonio con el guitarrista Jamie Hince, y en lo profesional acaba de protagonizar por primera vez la portada de Playboy.

Posado de Kate Moss para los 60 años de la revista Playboy. EFE/ Facebook de Playboy

Posado de Kate Moss para los 60 años de la revista Playboy. EFE/ Facebook de Playboy

Sus rasgos distan mucho de ser perfectos, según los expertos. Es ligeramente estrábica, tiene los dientes torcidos, poco pecho y curvas casi inexistentes. Además, sus 1,70 centímetros de altura se alejan mucho de las medidas de las grandes supermodelos. Sin embargo, su belleza es magnética y todas estas imperfecciones son las que la hacen perfecta.

Uno de sus últimos trabajos, justo en el mes en el que entra en la cuarentena, ha sido su posado para la portada de la revista Playboy. La famosa publicación de Hugh Hefner ha contado con ella para protagonizar la edición que celebra los 60 años de vida de la revista.

Más de media vida dedicada a la moda

Kate Moss posa delante de una de sus fotografías más míticas. EFE/Facundo Arrizabalaga

Kate Moss posa delante de una de sus fotografías más míticas. EFE/Facundo Arrizabalaga

Posados como este demuestran que después de 25 años en lo más alto del mundo de la moda, la estela de esta modelo no se ha apagado, si no que parece brillar más cada año que pasa resistiendo a toda crítica. Moss pertenece ya, junto a otras como Naomi Campbell o Cindy Crawford, a esa generación de modelos maduras que demuestran que no hay que ser necesariamente joven para seguir triunfando.

Gracias a ella las botas Ugg, las Hunter, las bailarinas, el pantalón pitillo o el estampado de leopardo están presentes en los armarios femeninos de todo el mundo desde hace tiempo

Todo comenzó en 1988, año en el que posó por primera vez para el por entonces desconocido fotógrafo David Ross. Días antes, cuando se encontraba en el aeropuerto JFK de Nueva York volviendo de unas vacaciones familiares, Sarah Doukas, fundadora de la agencia de modelos Storm Model Management, le ofreció esta oportunidad.

Las fotos, llenas de inocencia y frescura, pertenecientes a esta primera sesión fotográfica a sus 15 años, fueron subastadas en noviembre del año pasado alcanzando la cifra de 9.090 dólares (unos 7.011 euros).

Desde este primer posado, en el que nada hacía sospechar que su rostro definiría la estética de las siguientes décadas, Moss ha sido la supermodelo preferida de muchas marcas internacionales y su estilo informal ha marcado siempre tendencia, convirtiéndola en “la chica más copiada de Londres”.

La más copiada

La modelo ha sido imagen de firmas como Yves Saint Laurent, Dior, Calvin Klein, Chanel o Vuitton

La modelo ha sido imagen de firmas como Yves Saint Laurent, Dior, Calvin Klein, Chanel o Vuitton, y es la segunda modelo mejor pagada del mundo después de la brasileña Gisele Bündchen. Además ha protagonizado más de 300 portadas y fue galardonada en los últimos “British Fashion Awards” con el Premio de Reconocimiento Especial a su trayectoria y contribución a la industria de la moda.

Junto a su marido, Jamie Hince, con quién se caso en 2011. EFE/ Daniel Deme

Junto a su marido, Jamie Hince, con quién se caso en 2011. EFE/ Daniel Deme

Agitada vida amorosa

Su currículum amoroso ha sido, desde siempre, igual o incluso más prolífico que el profesional. Por sus brazos han pasado desde Johnny Depp, con quién protagonizó cientos de portadas debido a sus constantes rupturas y peleas en la década de los 90, a Jefferson Hack, que la convirtió en madre hace 12 años y con quién vivió una etapa más madura.

Hasta que encontró la estabilidad con Jamie Hince, miembro de la banda The Kills, con quién lleva casada desde 2011, Leonardo DiCaprio, Russel Brand, Daniel Craig o Pete Doherty fueron otras de sus parejas más sonadas

Época oscura

Precisamente de la mano de Doherty la modelo vivió una de las épocas más duras de su vida. Desde que comenzó su relación con el líder del grupo Babyshambles en 2005, Kate Moss entró en una vorágine de drogas y alcohol que estuvo a punto de acabar con su carrera.

En septiembre de 2005, la modelo aparecía en la portada del Daily Mirror, bajo el titular “Cocaine Kate” y con una foto a toda página en la que se encontraba consumiendo sustancias estupefacientes. Tras esto, se vio obligada a pedir perdón y perdió varios contratos publicitarios.

Superados sus problemas con las drogas, Moss comenzó a protagonizar sonadas fotos en estado de embriaguez que, sumadas a su supuesta promoción de la anorexia, hicieron pensar que la modelo sería arrojada al abismo del olvido. Sin embargo, como ave fénix, Moss decidió cambiar el rumbo de su vida y resurgir de sus cenizas.

Con Topshop, Moss volvió al mundo de la moda tras su bache personal. EFE/ Andy Rain

Con Topshop, Moss volvió al mundo de la moda tras su bache personal. EFE/ Andy Rain

Además, pese a que muchas marcas le dieron la espalda, sus amigos siempre la apoyaron. Galliano acusó a la industria de hipocresía y McQueen salió a saludar en uno de sus desfiles con una camiseta en la que aparecía el lema “Te queremos, Kate”. Tras esto, Topshop contó con ella en una colección que fue un éxito y, poco después del escándalo, Moss ganaba el doble que antes de las fotos del Daily Mirror.

Siempre dispuesta para ir de fiesta y mezclando alta costura con prendas de mercadillo, de las que se declara amante, Kate Moss continua representado a sus cuarenta años la belleza más actual y despreocupada que la lanzó al estrellato cuando era solo una adolescente.

Posibles sustitutas

A pesar de que cada cierto tiempo surgen nuevas modelos en todo el mundo más jóvenes y dispuestas a arrebatarle el trono, Moss no piensa cederlo tan fácilmente. Un ejemplo de ello es la maniquí Cara Delevingne, que sigue su estela incluso en cuanto a la vida llena de escándalos se refiere.

Su última competidora es su propia hermana, Lottie Moss, que acaba de fichar por la misma agencia de modelos que la descubrió hace 25 años.

Su última competidora es su propia hermana, Lottie Moss, que acaba de fichar por la misma agencia de modelos que la descubrió hace 25 años. Los ojeadores la descubrieron en la boda de su hermana mayor, pero la familia decidió que era demasiado joven para empezar en el mundo de la moda.

Ahora, con sus 16 años recién cumplidos, está dando sus primeros pasos en esta industria pero aunque por sus venas corra la misma sangre de la icónica Kate Moss, ni eso puede asegurar que llegue a destronar a su hermanísima en el reino de la moda.EFE

Tagged with: , ,
Posted in Personajes

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasEfe salud
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies