Uno de los momentos de Uno de los momentos de "The end". EFE/Imagen cedida por: Naves Matadero

“The end”, la primera ópera vocaloide, llega a Madrid

Ni intérpretes ni escenario ni instrumentos. Así es “The end”, la primera ópera compuesta con un software de sonido, que se interpreta estos días en Madrid.

Madrid, mar 2018 (EFE).- La ópera es uno de los géneros musicales más ligados a la tradición. Precisamente, por eso, resulta chocante llamar ópera a una composición nacida de un software, pero así es como tres artistas japoneses han creado “The end”, la primera ópera Vocaloid de la historia, que se estrena hoy en Madrid.

Ni orquesta ni escenario ni intérpretes de carne y hueso. Seis pantallas sobre las que se proyectan hologramas y un complejo equipo de sonido son los instrumentos que dan imagen y sonido a “The end”, la primera ópera electrónica del mundo, que llega a las Naves Matadero de Madrid para conmemorar los 150 años de relaciones internacionales entre España y Japón.

“The end”, una ópera muy poco habitual

Detrás de esta ópera contemporánea están Keiichiro Shibuya, YKBX y evala, músico, director de arte y artista de sonido, respectivamente. Tras un año de trabajo conjunto, han logrado llevar este género al terreno puramente tecnológico gracias a Vocaloid, un software de síntesis de voz que, sin embargo, les ha servido para tratar un tema “tan humano” como es la muerte.

“Hablar de una muerte en sentido genérico no es muy actual, y esos distintos grados de muerte es lo que quería representar en la obra”, ha explicado a EFE Shibuya, quien remarca la diferencia entre las muertes “grandes” y las “pequeñas”.

opera vocaloide

Así es “The end”, la primera ópera vocaloide de la historia. EFE/Imagen cedida por: Naves Matadero

“En mi caso, tengo la experiencia personal de haber perdido a mi mujer hace 10 años y eso para mí supone una gran muerte. Al contrario, si tenemos un disco duro y se nos borran los datos o si se nos pierde el iPhone, podemos considerarlo una muerte pequeña, es como si muere un pariente lejano a quien no hemos conocido”, matiza el compositor.

Para transmitir esa experiencia humana de la muerte, la artista elegida para interpretar el papel protagonista ha sido Hatsune Miku, una joven de pelo azul y ojos esmeralda, que se ha convertido en la máxima exponente del pop en Japón, llegando a ser telonera de Lady Gaga. Y sí, también ella ha sido generada por ordenador.

“Hablar de una muerte en sentido genérico no es muy actual, y esos distintos grados de muerte es lo que quería representar en la obra”, ha explicado Shibuya

El hecho de plantear una ópera sin presencia humana ha condicionado también la propia composición musical, y es que como señala Shibuya “no tendría sentido decir que no hay un componente humano y utilizar el sonido de un violín”.

Por eso, quienes esperen escuchar oboes o violonchelos se sorprenderán al encontrarse con una ópera de música electrónica, en la que no faltan influencias clásicas de grandes obras como “La flauta mágica” de Mozart.

Ópera vocaloide: ni personas ni instrumentos

La participación de personas de carne y hueso se limita al propio Shibuya, quien, como un personaje más de su obra, se coloca en un “ataúd” situado tras la pantalla principal para interpretar determinadas partes de la ópera con un teclado, un sintetizador y un generador de sonido.

A pesar de lo lejano que esto pueda parecer respecto a una ópera al uso, el alma mater de “The end” explica que la obra “sí sigue una estructura operística”. De hecho, un vistazo al folleto de la misma -de una hora y 20 minutos de duración- revela su estructura, compuesta por arias, interludios y recitativos.

“La tecnología es simplemente un instrumento para seguir creando ópera”, afirma el compositor

La experiencia también se ha planteado como un concierto habitual. A pesar de que la sala queda a oscuras y la pantalla se ilumina con las imágenes (como en el cine), el sistema de sonido se ha configurado de manera que imite el efecto y la vibración de los instrumentos en un escenario.

Así es “The end”, la primera ópera vocaloide de la historia. EFE/Imagen cedida por: Naves Matadero

Tras ser representada en el Théâtre du Châtelet de París, el Theatre of the National Opera & Ballet de Amsterdam, el K6 de Hamburgo y el Bunkaramura Opera Hall de Tokio, “The end” se estrena en España en las Naves Matadero de Madrid donde, entre hoy y el próximo sábado, se proyectarán cuatro pases para los que se han agotado las entradas.

Para Shibuya, el crecimiento de estas composiciones digitales no conlleva la disminución de producciones tradicionales. “La tecnología es simplemente un instrumento para seguir creando ópera”, afirma el compositor, quien señala que el uso de Vocaloid “es igual que cuando, en la época de Mozart, se creaba un clarinete nuevo y él decidía utilizarlo”. EFE

Tagged with: , ,
Posted in Tendencias

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasbanner_EFEtur300x125