Palomo Spaion se pone a coser en Maestros de la Costura.RTVE/EFEPalomo Spaion se pone a coser en Maestros de la Costura.RTVE/EFE

Palomo Spain, uno más entre los aprendices de “Maestros de la Costura”

Palomo Spain coge aguja, hilo y tijeras en “Maestros de la Costura 2”, uno más entre los aprendices, en una noche en la que Saray fue la tercera eliminada

Madrid, feb (EFE).- El tercer programa de Maestros de la costura empezó por todo lo alto con la visita de la aprendiz más extrovertida y colorida de la primera edición, Mahi Masegosa, que con su peluca blanca y su vestido de látex ultracolorido volvió a arrancar la sonrisa del jurado, que la definió como “la fantasía” del programa, y de los concusantes.

Mahi, vuelve a Maestros de la costura

Mahi, divertida recordó su paso por la primera edición de “Maestros…” y no se atrevía a dar consejos “rancios” como la dieron a ella: “Disfruta”, me decían. Sé tu misma. ¿Y qué voy a ser, una hamburguesa?”, contó entre risas.

palomo spain cose maestros costuta

Mahi visita el plató de Maestros de la Costura. RTVE/EFE

Pero, finalmente, confesó: “Merece la pena muchísimo participar en el programa, porque después solo pasan cosas buenas”, y añadió “mi vida ha cambiado por completo”.

Mahi dejó la gasolinera en la que trabajaba y ahora vende sus prendas a través de su tienda on line.

En su honor y en su capacidad para coser prendas con el mínimo coste comenzó la primera prueba del programa en la que los nuevos aprendices tenían que confeccionar una pieza por menos de 25 euros.

“Así tomaréis conciencia de lo que cuestan los materiales que utilizáis en cada una de las pruebas”, ha dicho Caprile.

Palomo coge las tijeras

Prueba a la que se sumó, entre las pullas y la ironía de María Escoté, Lorenzo Caprile, y Raquel Sánchez Silva, que lucía uno de sus diseños, Alejandro Palomo, Palomo Spain.

Palomo spain cose maestros costura

El jurado de Mestrso de la costura revisando las telas. RTVE/EFE

Como consejo para los aprendices, Palomo ha señalado que “la costura es un negocio. De nada sirve imaginación y buena costura si nos vamos de precio”.

Y acto seguido sus compañeros jurados, le han insistido en que participara en la prueba, él “que no tiene en la tienda nada por menos de 1.000 euros”, dijo entre risas Raquel Sánchez Silva.

palomo spain cose maestros costura 2

Saray, tercera expulsada de Maestros de la Costura. RTVE/EFE

“Vas a hacer historia de la moda. Lo nunca visto vamos a ver un Palomo por menos de 25 euros”, le dice María Escoté a Palomo, a lo que él responde “Pero que nadie se espere encontrar eso en la tienda”.

Después de hacer un boceto, lo primero que se le escucha al diseñador es: ¿alguien me presta unas tijeras? Y entre susurros y ya con los patrones comenta que coge poca tela, en este caso tul azul, “a ver si meda para lo que quiero hacer”.

El creador cordobés señaló que la prueba le recordaba cuando empezó a coser cuando era pequeño. “Ese momento en el que aprovechas una cortina rota o un cojín para hacer vestidos a los muñecos para hacer de la nada algo bonito”.

El resultado una blusa de manga abullonada y lazada en el cuello. “Me ha quedado discreto para mi gusto. No tenía suficiente tela para una lazada grande”, concluyó satisfecho el creador que utilizó un presupuesto de 22,55 euros. EFE

Tagged with: , , ,
Posted in Cine&tv

Lo más en EFE Estilo
  • Visto
  • Nube de tags

Madrid, feb (EFE).- El tercer programa de Maestros de la costura empezó por todo lo alto con la visita de la aprendiz más extrovertida y colorida de la primera edición, Mahi Masegosa, que con su peluca blanca y su vestido de látex ultracolorido volvió a arrancar la sonrisa del jurado, que la definió como “la fantasía” del programa, y de los concusantes.

Mahi, vuelve a Maestros de la costura

Mahi, divertida recordó su paso por la primera edición de “Maestros…” y no se atrevía a dar consejos “rancios” como la dieron a ella: “Disfruta”, me decían. Sé tu misma. ¿Y qué voy a ser, una hamburguesa?”, contó entre risas.

palomo spain cose maestros costuta

Mahi visita el plató de Maestros de la Costura. RTVE/EFE

Pero, finalmente, confesó: “Merece la pena muchísimo participar en el programa, porque después solo pasan cosas buenas”, y añadió “mi vida ha cambiado por completo”.

Mahi dejó la gasolinera en la que trabajaba y ahora vende sus prendas a través de su tienda on line.

En su honor y en su capacidad para coser prendas con el mínimo coste comenzó la primera prueba del programa en la que los nuevos aprendices tenían que confeccionar una pieza por menos de 25 euros.

“Así tomaréis conciencia de lo que cuestan los materiales que utilizáis en cada una de las pruebas”, ha dicho Caprile.

Palomo coge las tijeras

Prueba a la que se sumó, entre las pullas y la ironía de María Escoté, Lorenzo Caprile, y Raquel Sánchez Silva, que lucía uno de sus diseños, Alejandro Palomo, Palomo Spain.

Palomo spain cose maestros costura

El jurado de Mestrso de la costura revisando las telas. RTVE/EFE

Como consejo para los aprendices, Palomo ha señalado que “la costura es un negocio. De nada sirve imaginación y buena costura si nos vamos de precio”.

Y acto seguido sus compañeros jurados, le han insistido en que participara en la prueba, él “que no tiene en la tienda nada por menos de 1.000 euros”, dijo entre risas Raquel Sánchez Silva.

palomo spain cose maestros costura 2

Saray, tercera expulsada de Maestros de la Costura. RTVE/EFE

“Vas a hacer historia de la moda. Lo nunca visto vamos a ver un Palomo por menos de 25 euros”, le dice María Escoté a Palomo, a lo que él responde “Pero que nadie se espere encontrar eso en la tienda”.

Después de hacer un boceto, lo primero que se le escucha al diseñador es: ¿alguien me presta unas tijeras? Y entre susurros y ya con los patrones comenta que coge poca tela, en este caso tul azul, “a ver si meda para lo que quiero hacer”.

El creador cordobés señaló que la prueba le recordaba cuando empezó a coser cuando era pequeño. “Ese momento en el que aprovechas una cortina rota o un cojín para hacer vestidos a los muñecos para hacer de la nada algo bonito”.

El resultado una blusa de manga abullonada y lazada en el cuello. “Me ha quedado discreto para mi gusto. No tenía suficiente tela para una lazada grande”, concluyó satisfecho el creador que utilizó un presupuesto de 22,55 euros. EFE

Efe Estilo en Twitter