• No te acabes nunca/ Paula Bonet/ LUNWERGNo te acabes nunca/ Paula Bonet/ LUNWERG
  • La ilustradora Paula Bonet/ LUNWERGLa ilustradora Paula Bonet/ LUNWERG
No te acabes nunca/ Paula Bonet/ LUNWERGLa ilustradora Paula Bonet/ LUNWERG

Paula Bonet, la ilustradora que retrata el alma femenina

“Me he desnudado porque todas las historias son autobiográficas aunque las he vestido y me he tomado licencias literarias”, dice la artista

Madrid (EFE).- En su primer libro en solitario, “Qué hacer cuando en la pantalla aparece THE END”, (Lunwerg), la ilustradora Paula Bonet se ha “desnudado” para contar, a través de relatos e ilustraciones, experiencias propias, sobre todo amores y desamores que acaban sin avisar.

Neopreno Paula Bonet/ LUNWERG

Neopreno Paula Bonet/ LUNWERG

“Cuando empecé con el libro tenía pudor de hablar de autobiografía, pero luego vi que era negar la evidencia. Me he desnudado porque todas las historias son autobiográficas aunque las he vestido y me he tomado muchas licencias literarias. Así hago que una historia dramática aparezca llena de ironía”, ha contado a Efe Estilo Bonet, (Vila-Real, 1980).

Y tanto hay de “verdad” en estas 195 páginas que, como ha reconocido la artista, “algunas personas” de su entorno se han visto reflejadas en las historias, como el protagonista del relato “Hombre-Cactus”, una personas que, como describe Bonet en el libro, si le miras con atención en “su superficie” puedes intuir unos pequeños puntos rojos que “prometían ser flores”.

“Cuando lo leyó me mandó un e-mail – confiesa mientras se ríe- y se lo tomó muy bien, aunque es verdad que al principio se asustó un poco porque pensaba que había rencor. Al cabo de unas semanas nos tomamos unas cerveza”.

 Segura de sus textos

Para la villarrealense la literatura es “muy caprichosa”, aunque se trata de un calificativo que aplica desde su punto de vista de ilustradora. “Cuando hago un dibujo sé lo que quiero, pero con los textos me he intentado dejar llevar y, al hacerlo, han salido historias que ni pensaba que iban a estar”, puntualiza.

La ilustradora/LUNWERG

La ilustradora/LUNWERG

En “Qué hacer cuando en la pantalla aparece THE END” Bonet dedicó un año a la parte escrita para tener como resultado textos llenos de “verdad”, aunque, por el contrario, acogiéndose a su faceta de dibujante, cree que se trata de un libro que podría funcionar sin la parte textual, pero “no al revés”.

“Son los textos de una pintora y necesitan la fuerza de las imágenes”, concreta, al tiempo que no siente “arrepentimiento” por estos relatos: “He aprendido a ser paciente con los textos, porque los trabajaba, los reposaba una semana, los imprimía y los volvía a leer. Tengo todas las copias guardadas, hay como unos 2.000 folios”.

Un libro muy femenino

Sin tener un discurso feminista, aunque reivindica por encima de todo el papel de la mujer, esta joven ilustradora se ha convertido en un auténtico fenómeno en las redes sociales donde, como reconoce, es seguida, sobre todo, por mujeres entre los 25 y 40 años por el “simple hecho” de tener “los mismos referentes culturales” que ella.

“Son mujeres que en cualquier momento de su vida se habrán encontrado con hombres cactus, con señores que quieren convertirlas en macetas, o con relaciones que crees que son maravillosas y luego son auténticas batallas”, reflexiona.

Lita Bosch/ Paula Bonet LUNWERG

Lita Bosch/ Paula Bonet LUNWERG

Y Bonet, en continua defensa de la mujer, pone de nuevo el acento en el hecho de que es necesario que las mujeres se “autorretraten”. “Siempre hemos estado en el arte, pero hemos sido representadas desde una visión masculina”, agrega esta admiradora, hasta el punto de ser “pesada”, del cineasta francés François Roland Truffaut.

Consciente del éxito que está alcanzando con su primera novela gráfica, la ilustradora se siente “sobrecogida” y “desbordada” por no esperarse esta “acogida tan bestia” pero, a la vez, siente que todo lo que le está llegando “es muy positivo”.

Para las lectoras que quieran saber cuándo se lanzará a la creación de un segundo libro, Bonet no tiene pensado publicar “algo parecido” en “mucho tiempo”.

“Lo he pasado súper bien y seguiré escribiendo, pero no sé si seguiré publicando hasta que pasen mínimo dos o tres años”, concluye con la misma serenidad que reflejan esos rostros de mujeres a los que ella da vida sobre el papel. EFE

 

 

Tagged with: ,
Posted in Personajes

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasEfe salud
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies