Naomi Campbell en el desfile de Diane Von Fuestenberg.EFE/Peter FoleyNaomi Campbell en el desfile de Diane Von Fuestenberg.EFE/Peter Foley
La Semana de la Moda de Nueva York, vista por el cronista de EFE Estilo en siete cuestiones capitales

Siete causas, en siete días

La aparición sorpresa de Naomi Campbell vuelve a encender la escasa presencia de modelos negras sobre la pasarela

Nueva York (EFE).- La Semana de la Moda de Nueva York sucede en un momento en el que parece que hay causas bastante más importantes en el mundo… pero también tiene las suyas. La aparición sorpresa de Naomi Campbell volvió a encender estos días la escasa presencia de modelos negras sobre la pasarela. Así que, a favor y en contra, esta Semana de la Moda puede resumirse en siete días (aunque en realidad sean ocho) siete causas.

CAUSA 1: EL RACISMO

Todo empezó con un artículo del New York Times que decía algo así como que “se lleva todo menos el negro”. Para desmentirlo o para reafirmarlo, todavía no ha quedado muy claro, Naomi Campbell demostró que ella sola puede eclipsar a todas las desgarbadas blancas que desfilan estos días. Como cierre de Diane Von Furstenberg y a sus 43 años, dejó a la audiencia ojiplática con un vestido negro y fuego con motivos geométricos. La diosa de ébano había vuelto. Imán en los setenta y ochenta o Tyra Banks al rebufo de la Campbell han sido la excepción pero todavía son el factor exótico de las pasarelas internacionales. ¿Herencia histórica o racismo vigente?

CAUSA 2: LA POLÍTICA

La moda tiende a frivolizar la política y esto es así. Nueva York es más políticamente correcta en general y John Galiano sabe las consecuencias de unas declaraciones desafortunadas (el año pasado ejerció prácticamente de becario de Óscar de la Renta). El burka o el palestino han tenido sus momentos “fashion” que han herido algunas sensibilidades, si bien es cierto que en Nueva York este año la que parece decidir el corte de los diseñadores es Michelle Obama. Jason Wu, J.Crew o Narciso Rodríguez son algunos de sus nombres predilectos y ahí están. Por no retrotraerse de esa época en la que se puso de moda la cazadora Eisenhower o por no preguntarse qué piensan los comunistas chinos del “cuello Mao”. El matrimonio es extraño. ¿Pero los polos opuestos no se atraen? Y los polos vuelven, para alegría de Lacoste.

CAUSA 3: LA DEFENSA DE LOS ANIMALES

Alguna que otra piel se ha visto en las pasarelas este año, pero aunque no hubiera habido ninguna, el enemigo acérrimo de cualquier pasarela, la Asociación de Protección de Derechos de los Animales (PETA en sus siglas en inglés) ha protagonizado una performance de activistas desnudas con sus pieles pintadas para protestar por es sacrificio animal en pos de lo fashion. En el mundo de la moda ya se han acostumbrado y salir en su lista anual de los más odiados es casi un honor. Cuando Lady Gaga se vistió con chuletas de ternera batió todos los récords.

CAUSA 4: LA HOMOSEXUALIDAD

Este año, el Instituto de Costura de Nueva York, además de dar un premio a Michael Kors, ha montado una exposición que se llama “Del armario a la pasarela”, sobre la importancia que la moda ha sido para el respeto y la aceptación de la comunidad gay. Como buena tendencia, la homosexualidad ha tenido una alta representación en el mundo “fashion”, con ejemplos como Yves Saint Laurent, Valentino, Karl Lagerfeld o Giorgio Armani que, en tiempos en los que la tolerancia no era tan habitual, demostraban desde su posición privilegiada que el mundo sentimental está lleno de posibilidades.

Marc Jacobs o Tom Ford (aunque este es alérgico a la Semana de la Moda de Nueva York) les tomaron el relevo, de igual manera que en Hollywood una de las lesbianas más notorias era la diseñadora de vestuario Edith Head, acumuló en una época convulsa para la libertad sexual, ocho premios Óscar sin tener que engañar a nadie. Además, tradicionalmente, el público masculino más erudito en moda acostumbra a ser homosexual, hasta el punto de que la heterosexualidad masculina acaba convirtiéndose en la minoría y, de un momento a otro, empezará a abanderse contra la “heterofobia”.

CAUSA 5: LA MUJER

Esta es una causa en la que tiene argumentos a favor y en contra. El desfile de “carne femenina”, la equiparación de la mujer al maniquí andante, es interpretado por algunos sectores como una apología de la mujer objeto. La belleza a cualquier precio, las dietas improbables, el mantra de “para estar bella hay que sufrir”. Pero también es cierto que es uno de los mundos en el que los sueldos femeninos están por encima de los masculinos y, ¿acaso alguien no recuerda lo importante que fueron los diseños de Coco Chanel para declarar a la mujer independiente? Muccia Prada y Catherine Martin lo tuvieron clarísimo a la hora de volver a lanzar la “moda Gatsby”. Así que, una vez más, cuestión de susceptibilidades.

CAUSA 6: LA ANOREXIA

Los cánones de belleza cambian y hace años ya que la gordura no se lleva. Después de la polémica causada en Mercedes-Benz Fashion Week Madrid por querer pesar a las modelos, las pasarelas internacionales no han querido pasar por el aro y han defendido la delgadez extrema como una de sus señas de identidad y han desviado el problema a las cuestiones educacionales o a los fabricantes que marcan el tallaje. La contundencia es un exotismo que se agradece, pero el referente de las modelos como mujeres reales aplicables a la vida real sigue siendo una utopía.

Creación de Josep Font para Delpozo inspirada en un cuadro de Corot. EFE/Miguel Rajmil

Creación de Josep Font para Delpozo inspirada en un cuadro de Corot. EFE/Miguel Rajmil

CAUSA 7: LA CULTURA

Esta 51 edición de la Semana de Nueva York ha demostrado que la moda defiende la cultura. Primero, se enmarca como evento cultural, no solo como frivolidad estética, y segundo, porque ha tejido puentes tan eruditos como el arte de Jean Baptiste Camille Corot, en la colección de Delpozo diseñada por Josep Font, o al arte cinético venezolano de Carlos Cruz-Díez y Jesús Rafael Soto de Carolina Herrera. Uno sale de esta temporada más ilustrado y eso nunca está de más. EFE

 

 

Tagged with:
Posted in Moda

Efe Estilo en Twitter
EFEEMPRESASEFEturPractica españolEFEagro