Alden Ehrenreich es Han Solo. Disney/EFEAlden Ehrenreich es Han Solo. Disney/EFE

Alden Ehrenreich, el nuevo héroe de Star Wars

Alden Ehrenreich toma el testigo de Harrisond Ford para interpretar a Han Solo en Star Wars, para dar a conocer la historia del héroe intergaláctico

Madrid,  may (EFE).- A los fans de “Star Wars” les costará no ver en la pantalla del cine a Harrison Ford como el fanfarrón galáctico que le empujó al estrellato, porque Alden Ehrenreich coge el testigo del personaje en “Solo: Una historia de Star Wars”, que llega mañana a los cines para mostrar los orígenes del contrabandista.

El nuevo héroe de las galaxias

Se trata de la cuarta cinta del universo de “Star Wars” desde que Disney comprase en 2012 la productora LucasFilm, y no será la última, con la vista puesta, de momento, en el Episodio IX de la saga y otra producción centrada en el personaje de Obi Wan Kenobi.

solo star wars

Emilia Clarke, Chewbacca y Alden Enrenrich, durante la presentación de la película en Cannes. Disney /EFE

Pero ahora es el turno del contrabandista más pícaro y el mejor piloto de la galaxia, cuyos orígenes se muestran en “Solo: Una historia de Star Wars”, una cinta que divide a la crítica entre “innecesaria” y amable divertimento para hacer las delicias de los fan.

Serán ellos, los seguidores del cosmos ideado por George Lucas, los que despejen las mayores incógnitas sobre el mítico Han Solo en esta producción: de dónde viene su inconfundible apodo, cómo conoció a Chewbacca, su leal compañero de aventuras, o cómo fue esa legendaria partida de “sabacc”, en la que ganó el Halcón Milenario.

Todas esas dudas, y más, se despejan en “Solo: Una historia de Star Wars”, que es mucho más que un “biopic” sobre el personaje que ahora interpreta Alden Ehrenreich, desconocido para los seguidores de la fuerza, aunque se ha puesto a las órdenes de los hermanos Coen, Francis Ford Coppola o Woody Allen.

Amor por la velocidad

Porque a pesar de que se centra en el periplo vital de Solo, desde que dejase su planeta natal, Corellia, hasta hacerse un piloto de renombre consiguiendo completar el Corredor de Kessel en menos de doce “parsecs”, la cinta sigue la dinámica de “Star Wars” y orbita alrededor de personajes secundarios que le siguen en su viaje a la madurez.

solo star wars

Han Solo y Chewbacca en una imagen de la película. Disney/EFE

Empezando por Qi’Ra, el amor de adolescencia de Solo cuando era un ratero en Corellia y antes de que comenzase la Rebelión y conociese a Leia Organa. Ahora será Emilia Clarke, que da el salto desde el fenómeno “Juego de Tronos” a la franquicia galáctica, por quien beba los vientos el antihéroe más querido de las galaxias.

Nuevas criaturas

Y también los “ciborg” tendrán protagonismo en “Solo: Una historia de Star Wars”. Si las primeras películas mitificaron a R2-D2 y C-3PO, y más tarde llegarían criaturas como Jar Jar Binks o los adorables “porgs” de “Los Últimos Jedi”, en esta nueva producción entra en acción L3-37, la copiloto de Calrissian.

Un magnético robot a quien pone voz en la versión original Phoebe Waller-Bridge, y que compite en carisma con el resto del elenco: Woody Harrelson, Thandie Newton y Joonas Suotamo, que vuelve a enfundarse el disfraz de Chewbacca en sustitución de Peter Mayhew.

“Solo: Una historia de Star Wars” se vistió de largo ante el mundo en el pasado Festival de Cannes, después de su prestreno en Los Ángeles, y llegaba planeando con la duda de la consistencia del producto final tras las sonadas diferencias creativas que apartaron de la dirección a Phil Lord y Christopher Miller.

Los responsables de “La Lego película” abandonaron el proyecto por diferencias con los guionistas de la cinta, el veterano Lawrence Kasdan y su hijo, Jon Kasdan, y el oscarizado Ron Howard se ponía al frente de la dirección cuando estaba a medio cocinar.

“Podía ver lo que se había hecho antes, mantener las cosas que más me gustaban, experimentar con nuevas ideas y continuar trabajando con los guionistas y actores”, explicaba Howard en Cannes sobre su trabajo en este “gran tributo” al universo creado por George Lucas en 1977 y al que fuerza para seguir no le falta. EFE

Tagged with: , ,
Posted in Cine&tv

Lo más en EFE Estilo
  • Visto
  • Nube de tags

Madrid,  may (EFE).- A los fans de “Star Wars” les costará no ver en la pantalla del cine a Harrison Ford como el fanfarrón galáctico que le empujó al estrellato, porque Alden Ehrenreich coge el testigo del personaje en “Solo: Una historia de Star Wars”, que llega mañana a los cines para mostrar los orígenes del contrabandista.

El nuevo héroe de las galaxias

Se trata de la cuarta cinta del universo de “Star Wars” desde que Disney comprase en 2012 la productora LucasFilm, y no será la última, con la vista puesta, de momento, en el Episodio IX de la saga y otra producción centrada en el personaje de Obi Wan Kenobi.

solo star wars

Emilia Clarke, Chewbacca y Alden Enrenrich, durante la presentación de la película en Cannes. Disney /EFE

Pero ahora es el turno del contrabandista más pícaro y el mejor piloto de la galaxia, cuyos orígenes se muestran en “Solo: Una historia de Star Wars”, una cinta que divide a la crítica entre “innecesaria” y amable divertimento para hacer las delicias de los fan.

Serán ellos, los seguidores del cosmos ideado por George Lucas, los que despejen las mayores incógnitas sobre el mítico Han Solo en esta producción: de dónde viene su inconfundible apodo, cómo conoció a Chewbacca, su leal compañero de aventuras, o cómo fue esa legendaria partida de “sabacc”, en la que ganó el Halcón Milenario.

Todas esas dudas, y más, se despejan en “Solo: Una historia de Star Wars”, que es mucho más que un “biopic” sobre el personaje que ahora interpreta Alden Ehrenreich, desconocido para los seguidores de la fuerza, aunque se ha puesto a las órdenes de los hermanos Coen, Francis Ford Coppola o Woody Allen.

Amor por la velocidad

Porque a pesar de que se centra en el periplo vital de Solo, desde que dejase su planeta natal, Corellia, hasta hacerse un piloto de renombre consiguiendo completar el Corredor de Kessel en menos de doce “parsecs”, la cinta sigue la dinámica de “Star Wars” y orbita alrededor de personajes secundarios que le siguen en su viaje a la madurez.

solo star wars

Han Solo y Chewbacca en una imagen de la película. Disney/EFE

Empezando por Qi’Ra, el amor de adolescencia de Solo cuando era un ratero en Corellia y antes de que comenzase la Rebelión y conociese a Leia Organa. Ahora será Emilia Clarke, que da el salto desde el fenómeno “Juego de Tronos” a la franquicia galáctica, por quien beba los vientos el antihéroe más querido de las galaxias.

Nuevas criaturas

Y también los “ciborg” tendrán protagonismo en “Solo: Una historia de Star Wars”. Si las primeras películas mitificaron a R2-D2 y C-3PO, y más tarde llegarían criaturas como Jar Jar Binks o los adorables “porgs” de “Los Últimos Jedi”, en esta nueva producción entra en acción L3-37, la copiloto de Calrissian.

Un magnético robot a quien pone voz en la versión original Phoebe Waller-Bridge, y que compite en carisma con el resto del elenco: Woody Harrelson, Thandie Newton y Joonas Suotamo, que vuelve a enfundarse el disfraz de Chewbacca en sustitución de Peter Mayhew.

“Solo: Una historia de Star Wars” se vistió de largo ante el mundo en el pasado Festival de Cannes, después de su prestreno en Los Ángeles, y llegaba planeando con la duda de la consistencia del producto final tras las sonadas diferencias creativas que apartaron de la dirección a Phil Lord y Christopher Miller.

Los responsables de “La Lego película” abandonaron el proyecto por diferencias con los guionistas de la cinta, el veterano Lawrence Kasdan y su hijo, Jon Kasdan, y el oscarizado Ron Howard se ponía al frente de la dirección cuando estaba a medio cocinar.

“Podía ver lo que se había hecho antes, mantener las cosas que más me gustaban, experimentar con nuevas ideas y continuar trabajando con los guionistas y actores”, explicaba Howard en Cannes sobre su trabajo en este “gran tributo” al universo creado por George Lucas en 1977 y al que fuerza para seguir no le falta. EFE

Efe Estilo en Twitter
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies