• mas infoDetalle de las botas de Teresa Perales. EFE/Javier CebolladaDetalle de las botas de Teresa Perales. EFE/Javier CebolladaDetalle de las botas de Teresa Perales. EFE/Javier Cebollada
Detalle de las botas de Teresa Perales. EFE/Javier Cebollada
Le gusta vestirse sin pensar en la silla de ruedas

Teresa Perales o cómo lucir stilettos con estilo y humor

38 años, zaragozana, sonrisa arrolladora y una personalidad que derrocha optimismo. Así es la nadadora paraolímpica Teresa Perales, una atleta a la que la silla de ruedas no le impide lucir tacones de infarto

Madrid (EFE).- 38 años, zaragozana, sonrisa arrolladora, carácter vitalista y una personalidad que derrocha optimismo. Así es la nadadora paralímpica Teresa Perales, una atleta a la que la silla de ruedas no le impide lucir tacones de aguja de infarto.

A María Teresa Perales la vida le cambio a los 19 años, cuando una enfermedad neurológica paralizó sus piernas y dejó de tener la fuerza necesaria para caminar.

Teresa Perales vestida de invierno.EFE/Javier Cebollada

Teresa Perales vestida de invierno.EFE/Javier Cebollada

Y se convirtió en un pez, o un veloz animal acuático que, en los pasados Juegos Paraolímpicos de Londres 2012, consiguió igualar las 22 medallas olímpicas del mismísimo Michael Phelps y su nombre empezó a ser conocido, mal que le pese a esta maña de impetuoso carácter.

Pero la nadadora, cuando sale del agua, y sus escamas se convierten en una “piel suave”, es una mujer presumida, coqueta y amiga de los zapatos de vértigo, de esos que lucía cuando podía caminar.

Ruedas y tacones

“¿Si vas en silla de ruedas no se puede llevar tacones? Pues claro que si, yo llevo tacones de aguja, pantalones de todo tipo, faldas, es lo mismo que estar de pie, pero yo estoy sentada”, ha contado a Efe Estilo Teresa Perales, quien fue elegida por las Cortes de Aragón como candidata al Premio Príncipe de Asturias en la categoría de deportes.

“Yo llevo tacones de aguja, pantalones de todo tipo, faldas, es lo mismo que estar de pie, pero yo estoy sentada”

El amor de esta deportista por los tacones y la ropa lo comparte con su suegra, quien tiene una tienda de moda en Zaragoza y con la que viaja, de vez en cuando, a París para elegir las colecciones.

Pero a la hora de buscar nuevos modelos, ella lo tiene claro: “A mi lo que me gustan son los taconazos de aguja y los luzco bastante bien porque no puedo torcerme el pie”, ha expresado con grandes dosis de ese humor e ironía que la caracteriza.

Vestir sin cortapisas

Y, por este motivo, esa ausencia del peligro que viven millones de mujeres en stilettos de infarto, Perales apuesta por el “riesgo” y no teme introducir en su zapatero pares más “atrevidos”, según ha dicho, como una sandalia plateada con plataforma de 3 centímetros.

Una vez claro el calzado, a esta nadadora, que hace las veces también de “coach” personal y deportiva así como imparte conferencias sobre superación, también le gusta vestirse sin pensar en la silla de ruedas que la acompaña como si fueran sus “pies”.

“Siempre hay que vestirse como a uno le apetece -ha descrito- aunque hay que pensar en la comodidad para ponérselo, aún así siempre se encuentran prendas que, bien por los colores, o la hechura, tienen estilo”.

Si no conocían esta faceta coqueta de Perales aquí la tienen, dispuesta a seguir ganando medallas y hacer entender que los problemas no paralizan, sino que plantean nuevos retos y estilos de vida que pueden reportar alegrías. EFE

 

 

Posted in Personajes

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasEfe salud
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies