EFE/ABEL ALONSOEFE/ABEL ALONSO

Tricky tatúa su trip hop de los 90

De estética rebelde, el veterano cantante impresionó sobre el escenario con sus facciones afiladas y delgada figura, acentuadas con maquillaje negro para transportar a sus fans a su universo de locura y camuflaje musical

Santiago de Chile abr (EFE).- El artista británico Tricky desplegó este martes en Santiago de Chile un espectáculo repleto de tatuajes, luces bajas y potentes bajos con los que transportó a los cerca de mil asistentes a su universo de locura musical del género trip hop de los años 90.

El concierto, celebrado en el barrio Bellavista, un rincón bohemio de la capital chilena, hizo las delicias de los fans del también productor y actor de Bristol (Inglaterra) siete años después de su última visita a esta ciudad.

Tricky y su trip hop de los 90 hacía 7 años que no pisaban Chile

La noche comenzó bajo la tutela de DJ Haití, una de las referencias locales de la música electrónica, que encandiló al público con su mezcla de sonidos tribales con influencias originarias alemanas.

Tras una breve pausa, el público comenzó a rugir y de las sombras, como si de su propia vida se tratase, surgió la figura de Tricky, el plato fuerte de la noche.

Adrian Thawks, el británico oculto tras el alias artístico, se ha caracterizado siempre por transmitir un mensaje muy personal en sus canciones, donde el pronto abandono de su padre y el suicidio de su madre causaron un impacto demoledor y marcaron su carrera.

De estética rebelde, el veterano cantante impresionó sobre el escenario con sus facciones afiladas y delgada figura, acentuadas con maquillaje negro para transportar a sus fans a su universo de locura y camuflaje musical.

tricky

EFE/ABEL ALONSO

 

Entre las canciones más aclamadas estuvo “Hell is round the corner” (El infierno esta al otro lado de la esquina), o “Nothing changed” (Nada ha cambiado), que hicieron saltar y vitorear a los asistentes hasta caer rendidos a merced del intérprete.

Tricky aterrizó en Santiago para desvelar su último disco “Ununiform”(2017), y para afianzar a la fanaticada que el excolaborador de Massive Attack mantiene en el país más austral del mundo.

La “paranoia” musical del de Bristol ha evolucionado a lo largo de los años entre una mezcla eterna de “jugos mentales”, como el mismo Thawks ha afirmado en varias ocasiones, lo que le ha llevado a crear un sonido más tranquilo.

Una paciencia adquirida que pareció esfumarse cuando el sonido comenzó a fallar levemente, lo que hizo que varios asistentes comparasen su reacción con la del exvocalista de Oasis, Liam Gallaher, quien abandonó su directo durante el Lollapalooza Chile 2018 por problemas técnicos.

A pesar de esto, Tricky supo resolver la noche dirigiéndose directamente a cada uno de los asistentes, a los que envolvió con su mensaje sombrío pero energético, que empujaba a algunos a saltar enloquecidos y a otros a reflexionar sobre el trasfondo oculto en cada una de las estrofas.

“My palestine girl” (Mi chica palestina) fue otro de los grandes temas de la noche, una canción muy en boga en la esfera cultural underground santiaguina por su significado político, ya que en Chile reside la mayor comunidad palestina fuera del mundo árabe.

Un furor que culminó con canciones como “Sun Down” (Puesta de sol), con los que el artista británico comenzó a despedirse del público chileno, un nicho que ha sabido copar con su carisma e irreverente mirada musical, clásica ya para la generación que vivió el surgir de la electrónica en los años 90. EFE

 

Tagged with: , ,
Posted in Personajes

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasEfe salud
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies