• El corsé estiliza pero si está demasiado apretado puede producir problemas respiratorios o incluso hemorragias internas. EFE/Peter DasilvaEl corsé estiliza pero si está demasiado apretado puede producir problemas respiratorios o incluso hemorragias internas. EFE/Peter Dasilva
El corsé estiliza pero si está demasiado apretado puede producir problemas respiratorios o incluso hemorragias internas. EFE/Peter Dasilva
Moda y salud

Vestidos para matar

Los tacones excesivamente altos, los pantalones pitillo demasiado ajustados o los piercings faciales pueden acarrear problemas de salud

Madrid,  (EFE).- El cuento de Andersen Las zapatillas rojas narraba la fábula de Karen, una niña que sufría la maldición de un ángel de Dios, que hechizaba sus zapatos de modo que no pudiera dejar de bailar, hasta el punto de obligarla a acudir al verdugo para que le amputase los pies, a riesgo de perder la vida.

Una buena parte de la vestimenta actual es también “asesina“, ya que un diseño novedoso en ocasiones termina por dañar determinadas partes del cuerpo, de manera que, incluso aunque la ropa no sea tan excéntrica como la de Lady Gaga, en ocasiones perjudica la salud.

La corbata, muy ajustado, puede incomodar. EFE/Matteo Bazzi

La corbata, muy ajustado, puede incomodar. EFE/Matteo Bazzi

Así, el concepto fashion victim puede adquirir hoy un nuevo y escalofriante matiz, con nuevas prendas que anteponen la estética al sentido práctico e incluso al bienestar, un sentido de la moda en el que “todo vale” con tal de estar a la última y poder sentirse aceptado, aun a costa del propio bienestar físico.

Prendas ceñidas

Los corsés, usados desde la época victoriana, han provocado a lo largo de la historia problemas respiratorias e incluso hemorragias internas

Es el caso de los pantalones pitillo o las fajas reductoras, que con sus estructuras ceñidas han levantado alertas entre los médicos, ya que causan compresión nerviosa, dolor abdominal y problemas de digestión, que afectan sobre todo a personas de mediana edad.

Ese mismo principio ya se encargó de demostrarlo el cine, desde Vivian Leigh a Keira Knightley, en el que las heroínas más luchadoras sufrían con los dolorosos corsés, cuyo uso desde la época victoriana provocó a lo largo de la historia problemas respiratorios y hemorragias internas. Una mujer en 1903 murió repentinamente cuando dos piezas de acero de su corsé atravesaron su corazón.

Los tacones superiores a 5 centímetros producen juanetes, mientras que el calzado excesivamente plano puede causar infecciones en la planta del pie

La moda para hombres también conlleva sus riesgos, y el éxito de series de televisión como “Mad men” o “Cómo conocí a vuestra madre” han puesto en primera línea el traje y la corbata, accesorios elegantes pero peligrosos si, a la hora de ajustarlos, no se procede con la necesaria precaución.

Las corbatas demasiado apretadas pueden aumentar la presión intraocular, factor de riesgo para el glaucoma, y dado que es una pieza de ropa que se lava con menos frecuencia que otras prendas de vestir, es más propensa a transmitir infecciones, lo que explica que algunos hospitales hayan tratado de prohibir su uso a los médicos.

Tacones de infarto

Las prendas demasiado ceñidas causan problemas respiratorios. EFE/J.J.Guillén

Las prendas demasiado ceñidas causan problemas respiratorios. EFE/J.J.Guillén

El calzado femenino tampoco escapa a esta lista negra, y los tacones superiores a cinco centímetros producen juanetes, deformaciones en los dedos y esguinces de tobillo, maldición fatal para una innovación creada, paradójicamente, por soldados persas, que descubrieron que así sus arqueros mantenían mejor la postura, y sus jinetes tenían más campo de movimiento a caballo.

No solamente el calzado alto tiene riesgos para la salud. Los zapatos de suela plana excesivamente fina pueden causar fascitis, una infección en la planta del pie; la presión de los dedos para sujetar las chanclas origina dolores en el tobillo y problemas en la cadera, e incluso el calzado de invierno, sobre todo en botas de forro polar, motivan el pie de atleta y los hongos en las uñas.

Tan importante como la ropa es cuidarse de los riesgos que tienen algunos accesorios, desde la bisutería con exceso de cadmio, que ataca al riñón, a los huesos y al hígado, o los piercings faciales, que podrían dañan nervios cerebrales responsables de la alineación de los ojos, el equilibrio y la postura corporal. EFE.

Tagged with: , , , , , ,
Posted in Moda

Efe Estilo en Twitter
EFEEMPRESASEFEturPractica españolEFEagro
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies