El diseñador de vestuario español, Paco Delgado, posa antes de recibir el Premio Ricardo Franco en Málaga. EFE/CARLOS DIAZEl diseñador de vestuario español, Paco Delgado, posa antes de recibir el Premio Ricardo Franco en Málaga. EFE/CARLOS DIAZ

Paco Delgado: “El vestuario es como una escultura en movimiento”

El diseñador canario, Paco Delgado, recibe el Premio Ricardo Franco en el vigésimo primer Festival de Cine en Español de Málaga

Málaga, abr (EFE).- Paco Delgado, ganador de dos Goya, por “Blancanieves” y “Las brujas de Zugarramurdi”, recibe hoy el Premio Ricardo Franco en el vigésimo primer Festival de Cine  en Español de Málaga. El diseñador de vestuario considera las prendas como “una escultura en movimiento”, con la que proyecta “un objeto tridimensional”.

El diseñador canario asegura que Hollywood es “un lugar implacable, en el que si no funcionas, a las cuatro semanas te mandan a tu casa de vuelta”, que ha estado nominado al Óscar al mejor vestuario en dos ocasiones, por “Los miserables” y “La chica danesa”.

Desmitifica al cine al desvelar que “no tiene ningún glamour por dentro”, porque a veces “hay problemas en las relaciones personales, se trabaja con poco tiempo, con nervios y con presupuestos que no puedes derrochar. Es un mundo muy complejo”.

“El cine es un trabajo súperjerárquico, como el ejército, porque es la única manera de que funcione, y no tiene nada de democrático. Tiene también una parte de circo, porque somos como saltimbanquis que vamos de un sitio a otro”, ha afirmado en un encuentro con medios.

Vestuario escultura movimiento

El diseñador de vestuario Paco Delgado y el director del Festival, Juan Antonio Vigar, durante la rueda de prensa antes de recibir el Premio Ricardo Franco. EFE/Carlos Díaz.

Aclara que lo que él hace en el cine “no es moda”, usa la moda “de la misma manera que otras cosas: como el color, la psicología o la sociología”, y su labor consiste en “ayudar a crear el personaje y envolverlo en una segunda piel que es el vestuario”.

En su carrera ha “conectado con algunos directores” y con otros no ha conectado “nada”, y es que el cine “es como otro trabajo cualquiera, puedes conectar con un compañero, no conectar o incluso detestarlo”.

El vestuario, “una escultura en movimiento”, para Paco Delgado

“Intento siempre mantener una buena relación con el director y hago un esfuerzo por algún tipo de sintonía, porque son muchos meses juntos en una travesía que no es siempre fácil”.

Tras leer el guión, hablar con el director y los actores y trabajar en la documentación, llega, para él, “el momento de más miedo escénico al empezar a dibujar y enfrentarse con un papel en blanco”.

Considera normal que haya “un conflicto siempre” con los actores entorno al vestuario, y asegura que “no se puede imponer, porque tiene que haber siempre un diálogo y un consenso  sobre qué es lo correcto para hacer el personaje”.

“Blancanieves”, uno de los trabajos del que se siente más orgulloso

Uno de los trabajos que recuerda con más orgullo es “Blancanieves”, de Pablo Berger, pese a que cuando supo que sería una película muda y en blanco y negro pensó que era “inviable”.

“Pensaba qué me inventaría para decirle que no haría la película, pero me senté con Pablo Berger, empezamos a hablar y conectamos de una manera increíble, porque nos gustaban las mismas películas del cine mudo”, ha relatado Delgado, que cree que “cuando el cine se convirtió en sonoro, perdió la capacidad artística que solo existió en el cine mudo”.

A quienes empiezan en esta profesión, les aconseja que “se relajen y hagan lo que les pida el cuerpo”, porque él ha llegado hasta aquí “sin buscarlo”.

“Todo es como una cadena. Hay que tener mucho relax y no ansiar nada, porque cuando ansías, lo único que se produce es frustración cuando no sucede. Cuando no ansías, las cosas que suceden son bendiciones”, añade.

Trabajar en el mundo del cine, un privilegio

A nivel personal, solo ambiciona “seguir trabajando en esto y poder pagar la hipoteca a final de mes”, dice Paco Delgado, que considera que los que trabajan en el cine son “unos privilegiados”.

“Ambiciono sobre todo que me lleguen buenos guiones. Si la película no es buena, da igual lo que hagas, y a veces hay trabajos que dices que no te han salido bien, pero el resultado es tan impresionante que tu trabajo se aprovecha de ese subidón que tiene la película”. EFE

Lo más en EFE Estilo
  • Visto
  • Nube de tags

Málaga, abr (EFE).- Paco Delgado, ganador de dos Goya, por “Blancanieves” y “Las brujas de Zugarramurdi”, recibe hoy el Premio Ricardo Franco en el vigésimo primer Festival de Cine  en Español de Málaga. El diseñador de vestuario considera las prendas como “una escultura en movimiento”, con la que proyecta “un objeto tridimensional”.

El diseñador canario asegura que Hollywood es “un lugar implacable, en el que si no funcionas, a las cuatro semanas te mandan a tu casa de vuelta”, que ha estado nominado al Óscar al mejor vestuario en dos ocasiones, por “Los miserables” y “La chica danesa”.

Desmitifica al cine al desvelar que “no tiene ningún glamour por dentro”, porque a veces “hay problemas en las relaciones personales, se trabaja con poco tiempo, con nervios y con presupuestos que no puedes derrochar. Es un mundo muy complejo”.

“El cine es un trabajo súperjerárquico, como el ejército, porque es la única manera de que funcione, y no tiene nada de democrático. Tiene también una parte de circo, porque somos como saltimbanquis que vamos de un sitio a otro”, ha afirmado en un encuentro con medios.

Vestuario escultura movimiento

El diseñador de vestuario Paco Delgado y el director del Festival, Juan Antonio Vigar, durante la rueda de prensa antes de recibir el Premio Ricardo Franco. EFE/Carlos Díaz.

Aclara que lo que él hace en el cine “no es moda”, usa la moda “de la misma manera que otras cosas: como el color, la psicología o la sociología”, y su labor consiste en “ayudar a crear el personaje y envolverlo en una segunda piel que es el vestuario”.

En su carrera ha “conectado con algunos directores” y con otros no ha conectado “nada”, y es que el cine “es como otro trabajo cualquiera, puedes conectar con un compañero, no conectar o incluso detestarlo”.

El vestuario, “una escultura en movimiento”, para Paco Delgado

“Intento siempre mantener una buena relación con el director y hago un esfuerzo por algún tipo de sintonía, porque son muchos meses juntos en una travesía que no es siempre fácil”.

Tras leer el guión, hablar con el director y los actores y trabajar en la documentación, llega, para él, “el momento de más miedo escénico al empezar a dibujar y enfrentarse con un papel en blanco”.

Considera normal que haya “un conflicto siempre” con los actores entorno al vestuario, y asegura que “no se puede imponer, porque tiene que haber siempre un diálogo y un consenso  sobre qué es lo correcto para hacer el personaje”.

“Blancanieves”, uno de los trabajos del que se siente más orgulloso

Uno de los trabajos que recuerda con más orgullo es “Blancanieves”, de Pablo Berger, pese a que cuando supo que sería una película muda y en blanco y negro pensó que era “inviable”.

“Pensaba qué me inventaría para decirle que no haría la película, pero me senté con Pablo Berger, empezamos a hablar y conectamos de una manera increíble, porque nos gustaban las mismas películas del cine mudo”, ha relatado Delgado, que cree que “cuando el cine se convirtió en sonoro, perdió la capacidad artística que solo existió en el cine mudo”.

A quienes empiezan en esta profesión, les aconseja que “se relajen y hagan lo que les pida el cuerpo”, porque él ha llegado hasta aquí “sin buscarlo”.

“Todo es como una cadena. Hay que tener mucho relax y no ansiar nada, porque cuando ansías, lo único que se produce es frustración cuando no sucede. Cuando no ansías, las cosas que suceden son bendiciones”, añade.

Trabajar en el mundo del cine, un privilegio

A nivel personal, solo ambiciona “seguir trabajando en esto y poder pagar la hipoteca a final de mes”, dice Paco Delgado, que considera que los que trabajan en el cine son “unos privilegiados”.

“Ambiciono sobre todo que me lleguen buenos guiones. Si la película no es buena, da igual lo que hagas, y a veces hay trabajos que dices que no te han salido bien, pero el resultado es tan impresionante que tu trabajo se aprovecha de ese subidón que tiene la película”. EFE

Efe Estilo en Twitter
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies