Yolanda Barcina/ EFE Villar LópezYolanda Barcina/ EFE Villar López

Yolanda Barcina, el pretendido cambio

Con la intención de actualizar su imagen y borrar el paso del tiempo de su rostro, Yolanda Barcina ha apostado por un cambio equivocado

Madrid (EFE).- La presidenta del gobierno de Navarra, Yolanda Barcina,  ha transformado su imagen con la intención de suavizarla  y mostrar un lado más amable, además de atenuar  las ojeras, pero según la experta en imagen de clase política, Patrycia Centeno, “estos cambios tan radicales son complicados, no siempre salen bien”, ha explicado a Efe Estilo.

La autora del libro, “Espejo de Marx, ¿la izquierda no puede vestir bien?”, asegura que  estos matices estéticos y transformaciones “no suelen gustar, no convencen a la sociedad, porque a un político se le vota por su rostro, por su imagen”.

Si un político desea hacerse unos arreglos, lo ideal es ejecutarlos antes o después de su paso por la política, como hizo María Teresa Fernández de la Vega, dice la escritora.

Debería suavizar los gestos para proyectar mayor cercanía y afabilidad

La presidenta del gobierno de Navarra posee unas facciones marcadas, que se refuerzan con sus gestos. “Debería suavizarlos para proyectar mayor cercanía y afabilidad”, advierte la experta en imagen, protocolo y lenguaje no verbal.

A punto de cumplir 54 años, Yolanda Barcina presenta una piel en la que el paso del tiempo ha dejado una profunda huella. La flacidez, las arrugas, las ojeras, la caída de los párpados y la falta de tono han desdibujado su óvalo facial, un aspecto global que la política podría  mejorar  gracias a las bondades de la última generación de tratamientos estéticos e inyecciones de vitaminas.

Acto fallido

En cuanto a su estilo, Barcina abandera un porte clásico, convencional y muy conservador, elaborado con piezas y patrones anclados en la década de los ochenta, como son los trajes de chaqueta y los vestidos con largo a la rodilla.

Yolanda Barcina/ EFE Jesús Diges

Yolanda Barcina/ EFE Jesús Diges

Prendas y hechuras que ha pretendido rejuvenecer con una paleta cromática luminosa y llamativa, “aunque no lo consigue”, apunta Centeno, quien le aconseja el uso de “colores neutros como el beige y el camel”.

A pesar de haber introducido algunos cambios estilísticos en su atuendo como una cazadora con aires roqueros o complementos XXL, la imagen de Yolanda Barcina sigue siendo clásica, incluso un poco “anticuada”, detalla Centeno.

Si la presidenta del gobierno navarro busca modernidad y juventud, “debería apostar por sustituir los convencionales tejidos por otros más frescos y vanguardistas”, reflexiona Centeno. EFE

 

Posted in Personajes

Efe Estilo en Twitter
EFEverdeEFEagroEFEempresasEfe salud
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies