Zapatos vivaces

Zapatos impresionistas con nombres de mujer

Mónica García se inspira, para su colección Primavera/Verano, en el arte y la luz impresionistas y en la delicadeza de mujeres a las que ha conocido

Madrid,  nov (EFE).- Los jardines granadinos más vivaces de los cuadros de Sorolla o el delicado puntillismo de las obras de Seurat se han trasladado a los zapatos de la colección primavera/verano de la firma Mónica García. Nicoletta, Helena, Valentina o Aurora son los nuevos modelos que suenan, más que nunca, a mujer.

Los zapatos Primavera/Verano se venden en la tienda que García tiene en Serrano (Madrid). EFE/ Isabel Gallego

Los zapatos Primavera/Verano se venden en la tienda que García tiene en Serrano (Madrid). EFE/ Isabel Gallego

El universo “más personal” de García se materializa en artesanales piezas con denominación femenina, como la manoletina de charol verde con pompón de seda llamada Giulietta, “el nombre de mi hija”, ha explicado hoy la creadora asturiana a Efe Estilo.

La delicadeza de personas que han tocado el corazón de la diseñadora, licenciada en Historia del Arte, se combina con la fuerza de la luz que tanto obsesionaba a los impresionistas. No es la primera vez que Mónica García se inspira en movimientos artísticos para sus colecciones: las paletas de Goya o Malévich también se han llevado a algunos de sus trabajos anteriores.

Canalla y naif

Sandalias, cuñas y las bailarinas con las que se dio a conocer García coquetean con rasos, piel de pez raya y de serpiente, algodones, estampados, pasamanería, adornos metálicos y cristales.

Sandalia con cuña y motivos florales propios del Impresionismo. EFE/ Isabel Gallego

Sandalia con cuña y motivos florales propios del Impresionismo. EFE/ Isabel Gallego

La consecuencia es una colección “entre canalla y naif“, valora la artífice de esta marca, que también traslada su filosofía al mundo de los complementos, como broches, collares y maletas.

El gracioso lazo que una niña lleva en el pelo o los colores de un electrodoméstico surten de ideas a esta mente “ecléctica” que bebe “del cine, de la calle y de la vida cotidiana” para la creación de zapatos, de mujer y de niña, que se diferencian por la riqueza de los detalles, como las cintas de origen japonés de calidad “inimitable”.

La asturiana Mónica García, en su tienda de Madrid. EFE/ Isabel Gallego

La asturiana Mónica García, en su tienda de Madrid. EFE/ Isabel Gallego

La manufacturación de un calzado es un proceso “industrial y auxiliar”, puesto que se asemeja a una cadena en la que cada clavo, adorno o pequeña pieza “son imprescindibles” para que el producto final quede “perfecto y único”.

Los materiales que utiliza Mónica García provienen, en su mayoría, de Bolonia (Italia), aunque las plantas, las suelas y los forros se llevan a la fábrica de Avilés (España) directamente de la región de Alicante. El resultado es un artículo de lujo muy vinculado a la moda, aunque sin ser “su esclavo”, matiza. EFE.

Tagged with: , , ,
Posted in Moda

Efe Estilo en Twitter
EFEEMPRESASEFEturPractica españolEFEagro
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies